En directo
    Defensa
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Rusia espera que Estados Unidos reconsidere su enfoque contraproducente sobre el control de armas, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

    "Instamos a nuestros colegas estadounidenses a que no olviden el papel especial conjunto de nuestros países en el mantenimiento de la seguridad global y esperamos que EEUU reconsidere su enfoque contraproducente y muestre responsabilidad", dijo Lavrov en una entrevista con el periódico ruso Trud.

    Destacó que Rusia sigue abierta a "un diálogo constructivo con Washington sobre todas las cuestiones relativas al control de armas".

    "Washington tomó un curso consciente hacia una destrucción sistemática de toda la arquitectura de la estabilidad estratégica" para garantizarse la libertad absoluta de acciones en el ámbito militar, agregó el canciller ruso.

    Según Lavrov, el enfoque de EEUU podría provocar, entre otras cosas, un mayor desequilibrio en el sistema de relaciones internacionales, así como crear premisas para una nueva carrera armamentista.

    En estas condiciones, Rusia hará todo lo necesario para garantizar su seguridad nacional, advirtió.

    La neutralidad militar de Serbia

    El Gobierno ruso saluda la decisión de Serbia de mantener su política de neutralidad militar, declaró Lavrov.

    "En cuanto a los intentos de involucrar a los Estados balcánicos en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la opinión negativa de Moscú al respecto es muy bien conocida; en este contexto saludamos el rumbo responsable y soberano de Serbia hacia mantener la neutralidad militar", dijo Lavrov.

    El canciller ruso lamentó que "no todos los vecinos" de Serbia sigan su ejemplo.

    Lavrov señaló que la cooperación de Moscú y Belgrado se caracteriza por una dinámica positiva y se desarrolla en el marco de la Declaración conjunta de asociación estratégica ruso-serbia suscrita en 2013.

    "Serbia es nuestro socio principal en los Balcanes; al mismo tiempo, mantenemos contactos constructivos con otros países en esta parte de Europa", agregó.

    El 11 de septiembre, el presidente serbio, Aleksandar Vucic, al reunirse en Belgrado con su par checo, Milos Zeman, reiteró que Serbia mantendrá su política de no alineación militar, que "es la decisión del Parlamento y del pueblo serbios".

    Resaltó que Belgrado cuenta con unas buenas relaciones con la OTAN y continuará apoyándolas para que no se repitan los bombardeos de Yugoslavia del año 1999.

    El comité constitucional de Siria

    El comité constitucional de Siria permitirá lanzar el diálogo directo entre el Gobierno y la oposición, declaró el ministro de Exteriores ruso.

    La convocatoria del comité "permitirá a las partes en Siria —el Gobierno y la oposición— comenzar por primera vez un diálogo directo sobre el futuro de su país", dijo Lavrov.

    Subrayó que la formación y el lanzamiento del comité constitucional "será un paso importante para avanzar en el proceso político".

    Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto en el que las fuerzas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

    La solución del conflicto se busca en dos plataformas, la de Ginebra, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, y la de Astaná (en la capital de Kazajistán, que a finales de marzo pasó a llamarse Nur-Sultán), copatrocinada por Rusia, Turquía e Irán.

    La decisión de crear un comité constitucional, que sesionaría en Ginebra y se dedicaría a preparar una reforma de la Constitución de Siria, fue el resultado principal del Congreso de Diálogo Nacional Sirio, que se celebró a finales de enero de 2018 en la ciudad rusa de Sochi.

    La cooperación ruso-china

    Terceras partes no pueden perjudicar la estrecha cooperación ruso-china, declaró el ministro.

    Billetes de yuanes, moneda china
    © Sputnik / Alexandr Demyanchuk
    La cooperación de Rusia y China es tan estrecha que "las terceras partes son incapaces de clavar una cuña" entre los dos países, dijo Lavrov.

    En este contexto, mencionó "la interacción constante de diplomáticos rusos y chinos en todo el mundo", así como las consultas regulares que las delegaciones de ambos Estados mantienen en "varias plataformas internacionales".

    El alto diplomático recordó que en junio de 2019 Moscú y Pekín documentaron la transición de sus relaciones a un nuevo nivel.

    El presidente chino, Xi Jinping, se encontró en Rusia de visita de Estado del 5 al 7 de junio con el motivo del 70º aniversario de las relaciones diplomáticas.

    "Fue consagrada en la Declaración conjunta firmada por nuestros líderes, en la cual las partes determinaron futuros objetivos y direcciones para el desarrollo de nuestra cooperación bilateral", indicó Lavrov.

    Agregó que Rusia y China ya han empezado a llevar a cabo las tareas expuestas en detalle en el documento, incluidas las en la escena internacional.

    En 2018, Lavrov mantuvo seis reuniones con su par chino, Wang Yi, y en lo que va del año los diplomáticos han sostenido conversaciones en cuatro ocasiones.

    Tratado de paz de Rusia y Japón

    Un tratado de paz entre Rusia y Japón debe ser aceptado y apoyado por los pueblos de ambos países, declaró el ministro de Asuntos Exteriores ruso.

    "Siempre partimos de que los pueblos de ambos países deben apoyar y aceptar una posible solución al problema del tratado de paz", dijo Lavrov.

    El ministro subrayó la necesidad de firmar no solo un tratado de paz, sino "un documento que refleja el nivel actual de las relaciones entre Rusia y Japón, y lo más importante, las orientaciones para seguir desarrollándolas".

    Según Lavrov, se trata de un desarrollo de la cooperación entre Moscú y Tokio en todos los ámbitos, que permitirá crear condiciones para solucionar difíciles problemas bilaterales.

    "Estamos dispuestos a continuar un trabajo diligente para llevar las relaciones a un nuevo nivel", subrayó el canciller ruso.

    Durante décadas, Tokio ha condicionado la firma del Tratado de Paz con Rusia, un asunto pendiente desde 1945, a la devolución de las islas Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai, que son los "territorios del norte" para los japoneses.

    Japón se escuda en el Tratado Bilateral de Comercio y Fronteras que firmó con Rusia el 7 de febrero de 1855.

    Moscú, a su vez, subraya que esos territorios fueron traspasados a la Unión Soviética por acuerdos internacionales al término de la Segunda Guerra Mundial y que Rusia asumió la soberanía de dichos territorios como sucesora legal de la URSS.

    Etiquetas:
    EEUU, Rusia, control de armas, Serguéi Lavrov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik