Widgets Magazine
20:10 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    Lanzamiento de un misil de crucero (imagen referencial)

    "EEUU tardará años en lograr la paridad numérica con China en misiles de alcance intermedio"

    CC0 / National Museum of the U.S. Navy
    Defensa
    URL corto
    11253
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Los misiles de crucero como el que EEUU ensayó el 18 de agosto no representan peligro alguno para Rusia y buscan contener a China, pero se requieren años para que Washington logre paridad con Pekín en esta materia, dijo a Sputnik el teniente general Evgueni Buzhinski, un ex alto cargo del Ministerio de Defensa ruso.

    "EEUU ensayó una versión de Tomahawk de emplazamiento terrestre. No es nada grave para nosotros, ni siquiera les hacía falta diseñarlo, tenían todos los documentos y las capacidades industriales [después de que los misiles Tomahawk fueran destruidos en el marco del Tratado INF]", dijo Buzhinski, quien dirigió de 2002 a 2009 el departamento de acuerdos internacionales del Ministerio de Defensa.

    El experto agregó que "Washington debería crear un misil similar al ruso [RSD-10] Pioneer, con un alcance de 5.000 kilómetros, si pretende que llegue hasta China".

    Para Buzhinski, los estadounidenses disponen de los recursos necesarios para desarrollar tales proyectiles, pero les tomará tiempo.

    "EEUU tardará años en desarrollar estas armas y lograr paridad numérica con China en misiles de alcance intermedio", opinó.

    A su vez, el politólogo polaco Michal Mazolewski sostuvo que la reciente prueba por EEUU de un misil de crucero no permite afirmar que Washington haya acatado el Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (Tratado INF).

    "Sobra recordar que el INF prohibía no solo probar y desplegar los respectivos misiles [entre 500 y 5.500 kilómetros]. La prueba que se efectuó pasado un tiempo muy corto desde la declaración sobre el abandono de este tratado, eso significa que EEUU empezó a desarrollar y fabricar esa arma antes de abandonar el INF", dijo Mazolewski a Sputnik.

    Además subrayó que el misil se disparó usando la lanzadera Mk-41, con lo cual se confirmaron las sospechas de Rusia de que este sistema está destinado no solo para la defensa antiaérea, sino que permite disparar desde tierra los misiles de crucero Tomahawk.

    "Aunque eso no le guste a algunos, pero se debe reconocer que Rusia tenía razón al afirmar que esa plataforma podría utilizarse no solo con fines de defensa", resumió el politólogo.

    El 18 de agosto, el Departamento de Defensa de EEUU realizó un lanzamiento de prueba de un misil de crucero de emplazamiento terrestre, hasta hace poco sujeto a las restricciones del Tratado INF.

    El misil, dotado de una ojiva convencional, voló más de 500 kilómetros y dio en el objetivo.

    El 2 de agosto dejó de regir el Tratado INF, firmado en diciembre de 1987 por la entonces URSS y EEUU para prohibir la producción y el uso de misiles balísticos y de crucero con alcance de entre 500-5.500 kilómetros.

    Seis meses antes, EEUU suspendió sus obligaciones en el marco del acuerdo alegando supuestas infracciones por parte de Rusia, acusación que siempre se rechazó.

    Rusia anunció la suspensión de su compromiso con el Tratado INF, pero al mismo tiempo declaró que Moscú no desea implicarse en una carrera armamentista, mantiene sus propuestas de desarme y esperará a que EEUU esté dispuesto a entablar conversaciones al respecto.

    Etiquetas:
    Ministerio de Defensa de Rusia, Tomahawk, misiles, Rusia, China, Tratado INF, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik