En directo
    Defensa
    URL corto
    151945
    Síguenos en

    El primer patrullaje conjunto ruso-chino de la cuenca del Pacífico que tuvo lugar el 23 de julio indica la intención de Rusia de participar activamente en la política china de contención militar de EEUU en Asia, afirma el experto en armas chinas de la Academia de Ciencias de Rusia, Vasili Kashin.

    El patrullaje fue protagonizado por los bombarderos estratégicos rusos Túpolev Tu-95MS y chinos Xian H-6K (Hong-6), así como por otros aviones, entre ellos aeronaves de control por radar remoto, informa Kashin.

    Supone que el objetivo de la misión de estos últimos era fijar las acciones de las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur y Japón en respuesta a la aparición de aviones rusos y chinos para obtener información de inteligencia.

    Kashin recuerda que el bombardero H-6K no desempeña un papel importante en la disuasión nuclear china. Este avión es portador de misiles de crucero de alta precisión, tiene un alcance limitado y carece de medios de repostaje.

    Al mismo tiempo, el H-6K es un elemento importante de la estrategia china para limitar las maniobras en el teatro de operaciones del Pacífico (Anti-Access / Area Denial, A2 / AD), brindando a la Fuerza Aérea china la oportunidad de lanzar ataques masivos no nucleares contra la infraestructura militar de EEUU y sus aliados hasta Guam. "Y posiblemente más allá", añade el experto militar ruso en su artículo, publicado por el Centro Carnegie de Moscú.

    Gracias a los programas de modernización de los últimos años, los bombarderos estratégicos rusos obtuvieron la posibilidad de usar armas de alta precisión no nucleares.

    "El hecho de que empiecen a cumplir tareas sobre el Pacífico junto con sus contrapartes chinas, incluso en ausencia de una alianza formal entre los dos países, nos obliga a examinar de nuevo las perspectivas de un posible conflicto en esta región", prosigue Kashin.

    Según su punto de vista, se trata de un serio aumento en el potencial de ataque de la Fuerza Aérea de China, que, a su vez, requerirá medidas de respuesta ciertas y muy costosas por parte de Estados Unidos y sus aliados, sin costo adicional para Rusia y China.

    "La disposición mostrada por Rusia para intensificar su papel militar en esta región cambia mucho: hasta hace poco, el factor ruso simplemente se ignoraba al considerar los escenarios de conflictos armados en el este de Asia (Taiwán, mar de China Meridional)", recuerda el experto.

    Afirma que la aviación de largo alcance es la principal herramienta disponible en el Pacifico para Moscú, "lo que hace posible influir seriamente en la situación militar en la región".

    "Llevando la cooperación con China a un nuevo nivel, la tarea más importante para Moscú será preservar su estrecha especialización "antiestadounidense". Es evidente que Rusia no está dispuesta a involucrarse en las numerosas y antiguas disputas de Pekín con los países asiáticos sobre las islas y resentimientos históricos. Al mismo tiempo, la naturaleza de las relaciones ruso-estadounidenses y chino-estadounidenses actuales hace inevitable el crecimiento de la cooperación militar de Rusia con China sobre una base antiestadounidense", pronostica el empleado de la Academia de Ciencias de Rusia.

    Etiquetas:
    EEUU, Tu-95MS, Asia-Pacífico, China, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook