23:08 GMT +321 Noviembre 2019
En directo
    El secretario general de la URSS Leonid Brézhnev y el presidente de EEUU Jimmy Carter durante la firma del SALT II

    A 40 años del 'SALT II', el tratado que salvó al mundo de la 'destrucción mutua'

    © Sputnik / Vladímir Akinov
    Defensa
    URL corto
    1140
    Síguenos en

    La Unión Soviética y EEUU firmaron en 1979 el acuerdo definitivo que limitaba la fabricación de armas nucleares para evitar la destrucción de ambas potencias. En diálogo con Sputnik, el analista Alberto Hutschenreuter recordó cómo surgieron las conversaciones y por qué EEUU terminó echando por tierra el tratado.

    El líder soviético Leonid Brézhnev y el presidente de EEUU Jimmy Carter se reunieron en la ciudad de Viena, Austria, el 18 de junio de 1979. El encuentro culminó con la firma de una nueva versión del  tratado denominado 'Strategic Arms Limitation Talks' (SALT) o 'Conversaciones sobre Limitación de Armamentos Estratégicos'.

    El SALT II fue una renovación del primer SALT, un ciclo de conversaciones entre los gobiernos de la Unión Soviética y EEUU con la intención de llegar a un acuerdo para limitar el uso de armas nucleares. El diálogo se inició en Helsinki, Finlandia, en 1969 y se extendió hasta 1972, cuando Brézhnev y el entonces presidente estadounidense Richard Nixon convirtieron las conversaciones en un tratado.

    Desde su primera versión, el SALT apuntó a que ambas potencias de la Guerra Fría aceptaran limitar su potencial armamentístico para evitar una catástrofe mundial.

    La segunda versión del SALT, firmada por Brézhnev y Carter, especificaba las cantidades de armamento que las potencias podían tener. En efecto, los países aceptaron reducir a 2.400 el número de 'Misiles balísticos intercontinentales' aéreos y lanzados desde submarinos y a 1.300 el número de cabezas nucleares MIRV (Vehículo de reentrada múltiple e independiente), entre otras limitaciones.

    En diálogo con Sputnik, el analista internacional Alberto Hutschenreuter dijo que la apertura de las negociaciones fue la demostración de que "las dos superpotencias habían alcanzado un número importante de misiles nucleares intercontinentales".

    La carrera armamentista entre EEUU y la URSS había comenzado en la década del 1950. Hutschenreuter recordó que se inició "cuando EEUU se sintió en riesgo cuando la Unión Soviética puso en órbita al satélite Sputnik".

    "Si la Unión Soviética había puesto un satélite en el espacio, eso quería decir que estaba en condiciones de alcanzar territorio norteamericano con misiles", comentó el analista.

    Con las dos potencias invirtiendo en armamento, el denominado 'equilibrio del terror' entraba en riesgo de romperse y hacía necesaria la firma de nuevos acuerdos entre las potencias.

    Relacionado: Rusia responderá si EEUU decide desplegar armas en Ucrania

    Hutschenreuter señaló que, en esa coyuntura, el SALT II inauguró una nueva etapa conocida como la 'era de la distensión'.

    "A 40 años, uno tiene que pensar que fueron tratados que inauguraron una nueva una era y fueron importantes porque limitaron el armamento intercontinental. Fue una toma de conciencia frente a la enorme cantidad de misiles intercontinentales que comenzaban a poner en duda el equilibrio de tensión", destacó.

    A pesar del éxito de las negociaciones, el acuerdo duró poco y comenzó a caer ya entrada la década de 1980. El comienzo de la Guerra de Afganistán (1978-1992) incrementó la tensión entre las dos potencias y comenzó a expandir en EEUU la idea de retirarse del acuerdo.

    Finalmente, la política de 'Iniciativa de Defensa Estratégica' aplicada por el presidente estadounidense Ronald Reagan (1981-1989) y el rechazo del Senado estadounidense a los acuerdos acabaron promoviendo el retiro de EEUU del SALT II.

    También: Teoría de la guerra: Rusia busca un nuevo 'modus operandi'

    "El Senado de EEUU consideraba que los tratados no eran beneficiosos y los dejaban en situación de vulnerabilidad", acotó el analista.

    La política estratégica militar de Reagan también buscaba "lograr una ventaja estratégica frente a la Unión Soviética", lo que llevó al país norteamericano a apuntar hacia una nueva expansión militar y a apoyar a diferentes grupos que lucharon contra la Unión Soviética en Angola, Centroamérica o Afganistán.

    Etiquetas:
    Guerra Fría, Jimmy Carter, Leonid Brézhnev, EEUU, Unión Soviética, URSS
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik