06:27 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Serguéi Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores de Rusia

    Lavrov achaca provocación de Kosovo a fuerzas que buscan poner "cordón sanitario" a Rusia

    © Sputnik / Valeri Melnikov
    Defensa
    URL corto
    0 150
    Síguenos en

    LIUBLIANA (Sputnik) — El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró que las provocaciones de Kosovo sirven a sectores que pretenden imponer un "cordón sanitario" a Rusia.

    "Estas provocaciones benefician a los que buscan crear en los Balcanes un cordón sanitario en relación con Rusia", dijo Lavrov al concluir las conversaciones con su par esloveno, Miroslav Cerar.

    El 28 de mayo efectivos policiales de la autoproclamada República de Kosovo irrumpieron en cuatro municipios serbios y detuvieron a una veintena de personas, entre ellas a un funcionario ruso de la misión de la ONU en ese territorio.

    Lavrov remarcó que con ese fin se intenta incorporar a todos los países de la región en la OTAN.

    Enfatizó que también con ese objetivo se consiguió cambiarle el nombre a Macedonia.

    "Estamos viendo como ahora tratan de obligar a Serbia a resignarse a que se formalice la independencia de Kosovo, lo que abriría la vía para el ingreso de nuevos territorios en la OTAN", puntualizó.

    El canciller ruso subrayó que las provocaciones de Kosovo se producen porque la Unión Europea y el bloque bélico las toleran.

    "Lo sucedido es resultado de la connivencia por parte de la UE y la OTAN que tienen fuerzas desplegadas en Kosovo", dijo.

    Lavrov señaló que el bloque bélico y la UE hacen vista gorda al incumplimiento por parte de Kosovo de las resoluciones de la ONU y de los acuerdos alcanzados entre Belgrado y Prístina, en concreto la creación de municipios serbios.

    El jefe de la diplomacia rusa informó además que abordó el incidente de Kosovo con el presidente esloveno, Borut Pahor.

    "Hablamos de la situación en la región con el presidente Pahor y vemos que Eslovenia no respalda esos cordones sanitarios", indicó Lavrov.

    Sostuvo que Eslovenia, siendo miembro de la OTAN y la UE, se opone a que se establezcan líneas divisorias en Europa y, por el contrario, apuesta por el fomento de la relación ganar-ganar entre todos los países.

    El titular esloveno de Exteriores, por su parte, advirtió que el incidente del 28 de mayo tendrá consecuencias muy serias para las relaciones entre Kosovo y Serbia y otras regiones.

    "Se debería mostrar más cautela para no poner en peligro la estabilidad y es que operaciones de ese tipo tendrán consecuencias que los europeos no deseamos", apuntó.

    Kosovo, antigua provincia serbia poblada mayoritariamente por albaneses, proclamó en 2008 una independencia que Belgrado no reconoce.

    Más información: Todo lo que tienes que saber sobre el conflicto en Kosovo

    Sin embargo, bajo la presión de la Unión Europea, Belgrado se vio obligado a iniciar negociaciones para normalizar las relaciones con Pristina.

    La declaración unilateral de independencia de Kosovo fragmentó a la Unión Europea, la mayoría de sus países miembros reconocieron esta decisión, excepto España y Grecia. Tampoco reconocen a Kosovo países como Rusia, China, Irán, Israel y otros.

    Etiquetas:
    Serguéi Lavrov, provocaciones, Kosovo, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik