11:52 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    Sistema de defensa antimisiles S-300

    ¿Qué secretos podría contar el S-300PT ruso a EEUU?

    © Sputnik / Uliana Solovieva
    Defensa
    URL corto
    11741
    Síguenos en

    No hay nada sorprendente en el posible descubrimiento del S-300PT en un polígono de EEUU ya que desde hace tiempo los militares estadounidenses han ido recolectando por todo el mundo los modelos de armas soviéticas y rusas, escribe el periodista ruso Nikolái Protopopov.

    A comienzos de mayo un tuitero publicó una imagen satelital de un polígono estadounidense en el que supuestamente se podía ver el sistema de misiles antiaéreos ruso S-300PT.

    Sistemas de misiles S-300 (imagen referencial)
    © Sputnik / Pavel Lisitsyn
    Esta modificación fue retirada de servicio en el Ejército de Rusia desde hace un tiempo dado que los fabricantes rusos consiguieron desarrollar sistemas más modernos y de mayor alcance. Sin embargo, estas armas son de gran importancia para EEUU que trata de examinar no solo su diseño, sino también aprender cuál es su uso táctico, opina el general mayor ruso Aleksandr Tazejulajov.

    "En EEUU existe el gran polígono White Sands en el que hay un montón de armas, incluidos los sistemas de defensa antiaérea, de los potenciales enemigos del país norteamericano. La aviación aprende a engañar estos sistemas y disminuir al máximo su eficacia", explicó.

    También: Cruces de la historia: ¿Pudo la URSS haber ganado la Guerra Fría?

    Aunque los modernos sistemas de defensa antiaérea de Rusia superan a sus versiones anteriores en cuanto a las características técnicas, funcionan de una manera parecida. Según el experto, el aspecto exterior del S-300PT casi no difiere del de los sistemas modernos rusos. Por eso una de las tareas principales de pilotos estadounidenses es aprender a identificar esta arma desde el aire.

    "Claro está que pueden entrenarse en maquetas pero el uso de un sistema real permite obtener características energéticas y térmicas reales. En particular los pilotos estadounidenses pueden aprender a buscar el sistema en el campo de batalla con ayuda de señales externas, así como encontrarlo desde el espacio", aseveró.

    Banderas de EEUU y Rusia (archivo)
    © AFP 2019 / Mladen Antonov

    A su vez el redactor en jefe de la revista Arsenal Otechestva (Arsenal de Patria), Victor Murajovski, duda que los expertos estadounidenses puedan extraer alguna información valiosa del S-300PT. Hoy en día el reconocimiento de radar puede ofrecer más información útil para poder estudiar las capacidades de los sistemas modernos.

    "Prácticamente cada día los drones Global Hawk vuelan cerca de la provincia de Kaliningrado y en la región de Crimea. Los estadounidenses sueñan con la posibilidad de que hagamos pasar nuestros sistemas al régimen de combate [para poder recopilar más datos]", aseveró.

    Más: En pleno Mundial: cuestionan el vuelo de un dron espía de EEUU cerca de Crimea

    El interlocutor de Sputnik está convencido de que el S-300PT acabó en manos de EEUU gracias a Ucrania que podría haberles entregado también otras armas como el sistema de lucha radioelectrónica Kolchuga. Según Murajovski, estas entregas empezaron durante la presidencia de Viktor Yúschenko (2005-2010), cuando las autoridades ucranianas tomaron rumbo hacia la integración de Ucrania con la OTAN y EEUU.

    El periodista ruso Nikolái Protopopov recuerda que Ucrania fue la república más armada de la URSS porque si se produjese una guerra con los países occidentales, su territorio tendría que recibir el primer golpe.

    "Tras el desplome de la URRS un gran número de equipos soviéticos se quedó en el territorio ucraniano. Las nuevas autoridades decidieron aprovecharse de ellos, vendiéndolos a otros países. Así empezó el comercio a gran escala que incluso permitió a Ucrania convertirse en uno de los mayores exportadores de armas en el mundo", enfatiza Protopopov en su artículo para Sputnik.

    Según el periodista, EEUU fue un comprador permanente de armas soviéticas, aunque la mayor parte de estos acuerdos se firmó de una manera discreta. No obstante, algunos datos de estos acuerdos fueron confirmados. Así Ucrania suministró a EEUU decenas de vehículos de combate de infantería entre 1993 y 2014, así como tanques y aviones.

    "Además, decenas de fábricas con la documentación tecnológica y de construcción se quedaron en Ucrania. Estos documentos se convirtieron en la mercancía que gozaba de mayor demanda", recalca.

    Por si fuera poco, Ucrania abandonó en abril el acuerdo que protegía los secretos interestatales en el marco de la Comunidad de Estados Independientes. Este documento abordaba también la conservación de secretos en la esfera de defensa.

    También: "Ucrania acabó con el gran legado militar de la URSS"

    Etiquetas:
    S-300, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik