Widgets Magazine
18:39 GMT +321 Septiembre 2019
En directo
    Un marino soviético trabaja en un submarino (archivo)

    Innovaciones y récords: la legendaria historia del submarino soviético K-27

    © Sputnik / Yakov Khalil
    Defensa
    URL corto
    0 611
    Síguenos en

    Hace 55 años, el 21 de abril de 1964, se iniciaba la más extensa navegación submarina ininterrumpida de una embarcación atómica. El sumergible nuclear soviético K-27 fue el navío que realizó la histórica hazaña.

    El K-27 fue el único submarino que se construyó del proyecto 645. La peculiaridad de esta serie era el uso de metal líquido como refrigerante del propulsor. El sumergible fue puesto en quilla el 15 de junio de 1958 y botado al agua casi cuatro años más tarde, el 1 de abril de 1962. El 30 de octubre de 1963, inició su servicio histórico en la Armada de la Unión Soviética.

    Contaba con cuatro tubos lanzatorpedos delanteros de 533 milímetros que usaban, por primera vez en la práctica naval mundial, un dispositivo de carga rápida. Cada uno de esos aparatos tenía mecanismos de alimentación individuales que permitían ser cargados simultáneamente.

    El 21 de abril de 1964, el K-27 zarpó en su primera misión bajo el comando del capitán de navío Iván Guliáev. A bordo de la embarcación también se encontraban altos cargos de la Armada y los constructores del buque, todos miembros de una comisión especial responsable de la puesta en servicio del submarino y del funcionamiento de su planta de energía. Además, también había responsables de proporcionar auxilio a la tripulación en caso de situaciones de emergencia.

    Te puede interesar: Romper el hielo con el propio casco: las campañas árticas más atrevidas de los submarinistas rusos

    El primer viaje del K-27 se extendió hasta el 11 de junio de 1964 y se convirtió en la navegación submarina ininterrumpida más extensa de una embarcación atómica hasta aquel momento: ¡51 días sin salir a la superficie! La misión, cuyo inicio había tenido lugar en el Ártico, terminó en las aguas ecuatoriales del océano Atlántico, recorriendo un total de más de 12.000 millas —unos 22.200 kilómetros—, lo que estableció el récord de la mayor distancia recorrida por este tipo de embarcación.

    En 1965, el submarino partió en su segunda misión y rompió sus propias marcas. La embarcación viajó bajo el agua por 60 días sin salir a la superficie ni una sola vez. Además, el K-27 recorrió 15.000 millas —unos 28.000 kilómetros— en aquella ocasión.

    El 1 de febrero de 1979, el K-27 fue finalmente retirado de servicio. Aunque pasó por situaciones críticas e incluso por un gran accidente en el que nueve miembros de su tripulación fallecieron, el sumergible es considerado un invento avanzado de la ciencia soviética. En él se probaron novedosas tecnologías y materiales que permitieron hacer progresar a la industria naval del país.

    Etiquetas:
    submarinos, embarcación, URSS, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik