En directo
    El sistema de defensa antiaérea S-350

    La nueva arma que blindará los cielos de Rusia

    © Sputnik / Ramil Sitdikov
    Defensa
    URL corto
    1602

    La compañía rusa Almaz-Antey iniciará la producción masiva y organizará los primeros suministros del sistema de defensa antiaérea S-350 este año. Descubre cuál será su destino y qué capacidades de combate tendrá esta novedosa arma rusa.

    El periodista ruso Nikolái Protopopov recalca en su artículo para la versión rusa de Sputnik que este sistema "demostró bastante bien" sus características de combate durante las pruebas estatales.  Los constructores de la empresa Almaz-Antey suministrarán el primer lote de estas armas a finales del 2019 a un centro de entrenamiento de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia situado en la provincia de Leningrado.

    El S-350 Vitiaz fue diseñado para sustituir al antiguo, pero no menos eficaz, sistema S-300PS. La nueva arma incluye una rampa de lanzamiento y radar instalados sobre el tren de rodaje del automóvil especial BAZ. Cada sistema puede emplear misiles de dos tipos: el 9M100, diseñado para eliminar blancos aerodinámicos y balísticos a una distancia de hasta 120 kilómetros, y el 9М96. Este misil es capaz de impactar en blancos a una de distancia de 15 kilómetros.

    "Se trata de blancos que vuelan a altitud baja como misiles de crucero y vehículos aéreos no tripulados (…) La velocidad de cada blanco puede llegar hasta 1 kilómetro por segundo", destacó el redactor en jefe de la revista rusa Arsenal Otéchestva (Arsenal de la Patria),  Víktor Murajovski.

    También: Los S-400 reciben nuevos misiles con un alcance sin precedentes

    Protopopov recuerda que hoy en día el S-350 no se percibe como un sistema separado, sino como un elemento del sistema automatizado común de la defensa antiaérea. Es "un sistema digno y moderno" que además de todo cuesta menos que el S-400 'Triumf'.

    Su radar multipropósito es capaz de seguir hasta 100 blancos a la vez. Un sistema Vitiaz puede disparar de manera simultánea contra 16 blancos aerodinámicos (aviones, misiles de crucero, o drones) y 12 balísticos.

    Los sistemas S-400
    © Sputnik / Oficina de Información de la región del Báltico
    "El S-350 es un sistema con resistencia a las interferencias y eficacia de fuego muy altas. Fue diseñado para disparar contra un enemigo que asesta golpes precisos de alta densidad y a altitudes bajas. Es capaz de eliminar decenas de aviones en el lapso de un minuto", precisó el experto militar Mijaíl Jodarenok.

    Según él, hoy en día las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia disponen de dos tipos de sistemas de defensa antiaérea: S-400 y S-300PM de distintas modificaciones. Todas estas armas son de largo alcance, lo que no siempre se justifica desde el punto de vista de la protección de las instalaciones extremadamente importantes.

    "Claro está que el alcance es importante pero no es una característica muy crítica en el combate. Sin importar la potencia de su radar, es capaz de detectar un blanco que vuela a altitud baja solo cuando este se acerque a él a una distancia de entre 25 y 30 kilómetros. En estas circunstancias es más necesario que tenga una reacción rápida y alta eficacia de fuego. Estas son las propiedades que distinguen a los S-350 de otros sistemas", declaró.

    Actualmente el ministerio de Defensa de Rusia presta la mayor atención al desarrollo de las defensas antiaérea y antimisil. Las tropas rusas empiezan a utilizar masivamente los sistemas S-400 'Triumf', los Pantsir y los Buk-M3. Estas armas están dispersas por todo el territorio del país y protegen las regiones más importantes. Por ejemplo, los S-400 'Triumf' entraron en servicio en la provincia de Kaliningrado. Estas armas así como los sistemas Pantsir están desplegados en Crimea, el Lejano Oriente y en el norte. Los S-400 también cubren las posiciones de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia en Siria.

    Más: ¿Por qué tantos países hacen cola para comprar el S-400 ruso?

    Etiquetas:
    defensa antiaérea, S-350 Vítiaz, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik