En directo
    Balas de fusil, imagen referencial

    En México se producen cada vez más armas, pero la importación desde EEUU no disminuye

    © Sputnik / Vitaliy Ankov
    Defensa
    URL corto
    0 83

    La duplicación en la cantidad de fusiles semiautomáticos hechos en México no ha disminuido la importación de armas de fuego provenientes de Estados Unidos. Sputnik te explica cómo el país se llena de armas y aumenta el riesgo para su población civil.

    En 2006, México lanzó su producción del fusil FX-05 con el propósito de sustituir la compra del rifle alemán G-3 H&K, buscando generar un ahorro de 25.000 pesos mexicanos por unidad (unos 1300 dólares)

    Sin embargo, la duplicación en la producción de esta arma entre 2016 y 2018 no ha disminuido la importación de Estados Unidos, señalaron las fuentes consultadas por Sputnik.

    El fusil de asalto FX-05 Xiuhcóatl fue diseñado y es fabricado por el Centro de Investigación Aplicada y Desarrollo Tecnológico de la Industria Militar en México. Puede realizar 750 disparos por minuto pesando cuatro kilos, dos menos que el arma alemana utilizada anteriormente.

    "En su informe de labores para el año fiscal 2017, la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) reportó la fabricación de 44.500 fusiles FX-05", explicó a Sputnik Natalia Báez, investigadora de la Comisión de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CPDDH) en México.

    Esa cifra significa un aumento del 53% con respecto a los FX-05 producidos en 2016-2017, que fueron un total de 23.000 unidades de este rifle de asalto. Si se considera que en los dos años inmediatamente anteriores, la Sedena produjo 4.000 de estos fusiles de asalto, puede apreciarse mejor el ritmo del incremento de la producción que está viviendo el Ejército mexicano.

    "Por otra parte, podemos decir que la exportación de armas de Estados Unidos a México se ha mantenido", agregó el investigador John Lindsay-Poland, en entrevista con Sputnik.

    La SEDENA anunció la creación de otra arma de la familia Xiuhcóatl conmemorativa de los 100 años del Ejército mexicano, denominada PAX 100, una subametralladora calibre 5.56 milímetros que mide 68 centímetros, es ambidiestra y tiene 600 metros de alcance, además de que puede ser disparada a control remoto desde vehículos blindados.

    "El incremento del presupuesto de la SEDENA es constante y aumenta como mínimo un 16% cada año. Ahora hay una nueva propuesta para invertir 24 millones de pesos (1,2 millones de dólares) en el diseño del prototipo de una versión mexicana de la Barret.50", explicó Báez a Sputnik.

    "Además del aumento en la cantidad de armas, preocupa el incremento en la capacidad de fuego. Estas armas tienen la fuerza para atravesar chalecos antibalas y ciertas construcciones", sostuvo la fuente.

    "Son las armas que va a portar la Guardia Nacional por lo que nos preocupa el uso indiscriminado de la fuerza y la vulnerabilidad de la población civil ante estas instituciones de seguridad que están armadas para matar", apuntó Báez.

    De los 34.000 asesinatos ocurridos en 2018, 70% fue cometido con armas de fuego y en los dos primeros meses del 2019, ya se registraron 4108 muertes provocadas por éstas.

    A pesar de los anuncios hechos por la SEDENA, es difícil saber cuántos tipos de armas está produciendo en México, de qué tipos y para qué fines. "Ni la Secretaría de Defensa (SEDENA) ni la Secretaría de Marina (SEMAR) publican información de cuánto están pagando de adquisiciones, cuántas están fabricando o ensamblando en México, o cuántas balas están produciendo", señaló Lindsay-Poland.

    Relacionado: Gastos militares de la OTAN son 22 veces mayores que los de Rusia

    Los investigadores aseguraron a Sputnik que recientemente la SEDENA amplió el catálogo de armas de venta al público, incluyendo seis nuevas que anteriormente estaban dedicadas a uso exclusivo del Ejército.

    "Seis pistolas semiautomáticas marca Beretta, Glock y una israelí, fueron incluidas en el catálogo de venta al público por medio de una decisión administrativa de la SEDENA y no por una legislación que condujo a la ampliación del catálogo", señalaron los investigadores.

    "Desde la CDPDH vemos con preocupación cómo la militarización continúa con la Guardia Nacional. Las armas que utilizará dan indicios claros de que están pensadas para abatir, para matar y esto va a impactar en la calidad de los derechos humanos en México y en la seguridad de la población civil", concluyó Báez.

    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
    © AP Photo / Marco Ugarte
    A esto se suma  la pretensión de aumentar la cooperación bélica desde Estados Unidos por medio de fondos provenientes del Pentágono a través del Comando Norte. Según Lindsay-Poland, Washington busca aumentar el monto de cooperación al Comando Norte (Usnorthcom) que incluye a Canadá, México y las Bahamas, de 17 millones de dólares en 2019 a 478 millones en 2020, mientras intenta debilitar los controles civiles para exportación de armas y municiones.

    Aunque la pretensión no es aún una realidad, este posible aumento ha encendido las alarmas en una parte del espectro político.

    "Sabemos que Estados Unidos quiere cortar las ayudas a Centroamérica y México, pero eso solamente se aplica a la ayuda que pasa por el Departamento de Estado como la Iniciativa Mérida o la Conferencia para la Prosperidad en Centroamérica pero la cooperación que pasa por el Pentágono [Departamento de Defensa] tiene canales totalmente distintos y es menos transparente", sostuvo Lindsay-Poland.

    Cuando se habla de "cooperación" de este estilo, no significa que estos montos sean transferidos a los Gobiernos de los otros países, sino que "puede ser en equipos, entrenamiento, inteligencia", agregó el investigador.

    "El dinero en sí lo reciben agencias militares de Estados Unidos o empresas privadas que son contratadas por Estados Unidos", afirmó la fuente, quien señaló que este tema aún requiere de mayor investigación en Washington, pero que ya se ha hecho pública la pretensión del primer mandatario de concretar este crecimiento inaudito en gastos de defensa en los países de la región.

    "Puede que haya entrenamiento o equipamiento destinado a militares mexicanos, o puede que sea invertido en la frontera entre México y Estados Unidos. Esta administración de Donald Trump no juega con las reglas normales, cuando aparece una cifra así, no estamos seguros de qué se trata, pero es alarmante", sostuvo.

    La otra modificación que puede alterar seriamente las reglas de juego en la región norte de América es la pretensión de que el control de las licencias para exportar armas de fuego que actualmente está en manos del Departamento de Estado, pase a ser gestionado por el Departamento de Comercio.

    "Esta propuesta quitaría el aviso que tiene que darse al Congreso ante solicitudes de licencias de exportación de armas de fuego", sostuvo el investigador.

    Lindsay-Poland señaló que ya está siendo debilitado el mecanismo de control de exportación de armas actual y que de concretarse la propuesta de Trump, va a ser aún más difícil obtener información sobre esta actividad, algo que preocupa en diversos ámbitos, dado el deterioro en la calidad de los derechos humanos en los países dónde terminarán esas armas.

    Vinculado: Canciller ruso dice que en EEUU ganaron partidarios de una nueva carrera de armamentos

    "El régimen para exportar armas en Estados Unidos se está debilitando muchísimo", y si se concreta esta propuesta, "tendrá graves efectos en México y otros países", concluyó.

    Etiquetas:
    armas, armamento, Donald Trump, Andrés Manuel López Obrador, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik