01:34 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    Un prototipo del KC-46A

    Más problemas para Boeing: la Fuerza Aérea de EEUU renuncia a sus cisternas voladoras

    CC BY-SA 3.0 / Ken Fielding / Boeing 767-2C(2LK)-KC-46A
    Defensa
    URL corto
    3260
    Síguenos en

    Los militares estadounidenses se negaron a recibir los nuevos aviones cisterna KC-46A por segunda vez en un mes porque estaban literalmente llenos de basura.

    La primera vez fue el 1 de marzo, cuando dos aviones a estrenar resultaron tener dentro instrumentos, escombros y basura que dejaron allí durante el proceso de fabricación. Ocho aeronaves más, que aún no habían salido de la línea de ensamblaje, también tenían el mismo problema. 

    Según informó el medio The Seattle Times, de la ciudad donde se fabrican las aeronaves de Boeing, los pilotos militares renunciaron a pilotar estas aeronaves por motivos de seguridad.

    Definitivamente, la presencia de instrumentos y escombros dentro de una aeronave puede suponer un grave peligro: los objetos pueden moverse durante el vuelo, causando así cortocircuitos o dañar algún sistema.

    De acuerdo con el medio, el problema no radica únicamente en los mecánicos que dejaron todas estas cosas dentro de las aeronaves, sino también en los inspectores profesionales que debieron revisar todas las secciones de los aviones antes de que se sellaran.

    Tema relacionado: Las Fuerzas Aéreas de EEUU sufren su derrota más devastadora ante un huracán

    Estos problemas ocurren en el contexto de los planes de Boeing de despedir a unos 1.000 inspectores. En aquella ocasión la Fuerza Aérea de EEUU anunció que no aceptaría más aeronaves de Boeing hasta que no se resolviera el problema.

    No obstante, el 23 de marzo la situación se repitió: se encontraron más escombros dentro de una sección de un KC-46A que se selló durante el proceso de fabricación.

    El medio estadounidense Popular Mechanics destacó que estos problemas son un indicio de la actitud negligente hacía la fabricación de los aviones y no es nada alentadora.

    La introducción de las nuevas cisternas voladoras KC-46A, basadas en los aviones comerciales Boeing 767, estuvo plagada de contratiempos. Así, las primeras unidades se entregaron a la Fuerza Aérea de EEUU con dos años de retraso y un sobrecosto de 3.000 millones de dólares.  

    Además: Este es el mayor reto que las Fuerzas Aéreas de EEUU deben superar en un año

    Etiquetas:
    insólito, avión militar, reabastecimiento, aviones
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik