En directo
    Militares se preparan para lanzar un misil (imagen referencial)

    Moscú constata la falta de avances en las consultas con EEUU sobre el Tratado INF

    © Sputnik / Stringer
    Defensa
    URL corto
    0 30

    GINEBRA, SUIZA (Sputnik) — Rusia y Estados Unidos no avanzaron en las negociaciones sobre el Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (Tratado INF), constató el vicecanciller ruso Serguéi Riabkov, al término de la reunión de diplomáticos de Rusia y EEUU en Ginebra.

    "Analizamos la situación, examinamos cuestiones concretos que preocupan a ambas partes y hablamos del posible futuro del Tratado; en general, tenemos que constatar la falta de avances", dijo.

    Riabkov subrayó que "Rusia cumple estrictamente el Tratado, mientras que EEUU agrava la situación haciendo caso omiso de las reclamaciones" de Moscú.

    "Después de la reunión en Ginebra, constatamos una clara disposición de Estados Unidos de romper el Tratado", señaló.

    El alto diplomático ruso apuntó que las reclamaciones de Washington "no concretas" alejan la posibilidad de una coincidencia de enfoques.

    Al referirse a las acusaciones de EEUU respecto al programa ruso de misiles 9M729, Riabkov reiteró que esa arma no infringe el acuerdo y anunció que la Cancillería rusa celebrará el 18 de enero una reunión a puertas cerradas con los embajadores de países europeos, para informarles de la situación en torno al Tratado INF y los misiles 9M729.

    Según el ministro, Rusia califica de "totalmente inaceptables" los requisitos estadounidenses de "destrucción completa y verificable" de estos misiles.

    No te lo pierdas: Qué se oculta tras las exigencias de EEUU sobre los misiles rusos 9M729

    Agregó que Rusia propuso a EEUU volver a mantener negociaciones sobre el tema, pero Estados Unidos no confirmó su disposición a participar en ellas.

    "Estamos dispuestos para un diálogo sobre la base de igualdad, respeto mutuo y sin imponer un ultimátum", destacó.

    Al mismo tiempo, Riabkov subrayó que mientras no haya una notificación oficial sobre la retirada de EEUU del Tratado INF, Rusia continuará los esfuerzos para preservar la estabilidad estratégica.

    "Debemos continuar explicando persistentemente a EEUU que, por un lado, los intentos de presionar a Rusia son contraproducentes, y por otro lado, las consecuencias del anuncio oficial de la retirada del tratado son graves y destructivas", puntualizó.

    Por su parte, el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, general de Ejército Nikolái Pátrushev, resaltó que el alcance del misil por el cual Estados acusa a Rusia de violar el Tratado INF no supera los 476 kilómetros, con el máximo permitido de 500.

    "Los norteamericanos insisten en que Rusia viola el tratado al realizar pruebas de un misil con alcance de más de 500 kilómetros (…) Se trata del misil modernizado ruso 9М729, cuyo alcance no superó los 476 kilómetros durante las pruebas y los estadounidenses podían convencerse de ello", dijo Pátrushev en una entrevista al diario Rossiyskaya Gazeta.

    También: "La decisión del presidente Trump de salir del Tratado INF es devastadora"

    Recordó que en virtud del Tratado INF sobre misiles, las partes no pueden tener misiles balísticos de alcance medio (de 1.000 a 5.500 km) y más corto (de 500 a 1.000 km) lanzados desde tierra.

    El pasado octubre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que su país abandonaría el pacto con el argumento de que supuestamente Moscú violaba el acuerdo.

    A inicios de diciembre, el secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que EEUU suspendería su adhesión al INF en un plazo de 60 días, a menos que Rusia vuelva a cumplir con sus obligaciones.

    Por su parte, la subsecretaria de Estado para Control de Armas y Seguridad Internacional, Andrea Thompson, afirmó que EEUU llama a Rusia a terminar el programa de misiles 9M729 o modificar el sistema para que su longitud no violara, según Washington, las condiciones del Tratado INF.

    Además: Disputas por el Tratado INF: "Estamos ante una situación como en 1979"

    Washington y Moscú se han acusado mutuamente en varias ocasiones de desarrollar misiles que infringen el tratado, aunque Rusia lo niega categóricamente.

    Tratado START

    Asimismo, Riabkov declaró que Rusia no examina la posibilidad de salir unilateralmente del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START).

    "El problema de la modificación de portadores de armas estratégicas de EEUU (para hacer que el START no se extendiera a algunos de sus misiles balísticos) nos plantea la cuestión sobre la viabilidad del Tratado, pero en este caso tampoco estamos hablando de una retirada unilateral del Tratado START, a pesar de todos los problemas relacionados con su implementación por EEUU", dijo Riabkov.

    Subrayó que Rusia "toma muy en serio el destino de este tipo de acuerdos y no puede utilizar la existencia de estos tratados y la posibilidad de su preservación como un método de presión sobre Washington".

    "Sería extremadamente irresponsable", declaró el vicecanciller.

    Según Riabkov, Moscú "no recurre a estos métodos cuando el destino del acuerdo más importante depende de las preguntas serias sobre cómo Estados Unidos está cumpliendo con algún documento".

    Rusia y EEUU suscribieron en 2010 el START III en sustitución de dos acuerdos anteriores firmados en 1991 y 2002.

    Temas relacionados: "EEUU tiene suficientes armas como para destruir el mundo 10 veces"

    En vigor desde 2011, este documento obliga a los dos países a reducir sus vectores estratégicos desplegados a 700 unidades y las ojivas nucleares hasta 1.550 unidades.

    El 5 de febrero de 2018 era la fecha tope en que ambas naciones debían verificar recíprocamente el cumplimiento del tratado.

    Caso de Paul Whelan

    Ribkov también declaró que representantes de EEUU y Irlanda obtendrán en un futuro próximo acceso consular a Paul Whelan, exmarine de múltiples nacionalidades que fue detenido en Moscú el 28 de diciembre bajo sospecha de espionaje.

    "En un futuro próximo se le proporcionará acceso consular, es ciudadano no solo de EEUU, sino también de Irlanda; los empleados consulares irlandeses lo visitarán en los próximos días", dijo Riabkov.

    Agregó que "también se está examinando la posibilidad de volver a prestar el acceso consular para la Embajada de EEUU".

    Riabkov subrayó que Rusia actúa en estricta conformidad con normas y procedimientos existentes.

    "Hacemos todo lo posible para que no haya quejas sobre las condiciones de su reclusión", dijo el vicecanciller.

    El 31 de diciembre el Servicio Federal de Seguridad (FSB) ruso anunció que Whelan, un infante de marina retirado, había sido detenido el 28 de diciembre en Moscú "mientras estaba realizando actividades de espionaje", y se somete a una investigación en el marco de un expediente penal.

    Más: Moscú recibe una solicitud de Canadá para permitir el acceso al presunto espía Paul Whelan

    Un representante del Departamento de Estado de EEUU confirmó a Sputnik que la Cancillería rusa notificó a la parte estadounidense la detención de su ciudadano.

    Whelan, de 48 años, tiene pasaportes del Reino Unido, Canadá e Irlanda.

    Según algunos medios, había viajado a Moscú para asistir a una boda.

    Las leyes vigentes en Rusia prevén una pena de 10 a 20 años de cárcel por el delito de espionaje.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    consultas, Tratado INF, Serguéi Riabkov, EEUU, Rusia