Widgets Magazine
En directo
    Las Kuriles

    EEUU no desplegará sus tropas en las Kuriles, ¿por qué?

    © Sputnik / Ekaterina Chesnokova
    Defensa
    URL corto
    El contencioso de las islas Kuriles (214)
    191121

    A principios del 2019, el espacio mediático japonés ha estado repleto de informes relacionados con la hipotética cesión de las islas Kuriles a Japón. Por su parte, desde Washington han dicho que en caso de que eso suceda, EEUU no desplegará sus tropas en las islas. Irina Alksnis, columnista de la versión rusa de Sputnik, explica por qué.

    Vale la pena recordar lo que provocó el desespero de los medios:

    • el 1 de enero, el primer ministro nipón, Shinzo Abe, prometió no desalojar a los rusos que viven en las Kuriles en caso de Moscú ceda estos territorios a Japón;
    • además, el mandatario afirmó que el traspaso se haría solo "con el consentimiento de los rusos residentes ahí". Esto rápidamente fue visto como una especie de llamado a referéndum sobre la pertenencia de las islas;
    • los medios japoneses están llenos de citas de expertos, el más reciente de ellos afirma que durante la próxima ronda de negociaciones Tokio ofrecerá a Moscú el abandono de las demandas de compensación al resolver la disputa territorial;
    • finalmente, el asesor especial de política exterior del primer ministro japonés, Katsuyuki Kawai, dijo que Japón contaba con el apoyo de Estados Unidos para firmar un tratado de paz con Rusia.

    ¿Qué conclusiones se pueden sacar de todo esto?, se pregunta Alksnis.

    Primero: por alguna razón, la cúpula japonesa tiene que fingir que está a punto de resolver el problema territorial vigente desde hace más de siete décadas, destaca la autora.

    Segundo: cualquier esperanza de liberar a Japón de la dependencia vasalla de EEUU carece de fundamento, apunta.

    El conflicto persiste desde la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial en 1945. En 1956 Tokio y Moscú estuvieron a punto de firmar un tratado de paz sobre la base de la Declaración Conjunta Soviético-Japonesa. El documento preveía que la entonces URSS se hacía con las islas de Kunashir e Iturup, mientras que Japón obtendría de vuelta las islas Shikotan y Jabomai.

    Pero en último momento intervino Washington, alegando que si Tokio aceptaba esas condiciones, se quedaría con las islas japonesas de Okinawa y el archipiélago de Ryukyu. Según el entonces secretario de Estado estadounidense, John Foster Dulles, las cuatro islas deberían ser japonesas.

    "Las recientes declaraciones del asesor Katsuyuki Kawai, dejan claro que las decisiones de la política exterior japonesa se siguen tomando en Washington", afirma Irina Alksnis.

    Pero en Moscú, dice, no tienen ilusiones al respecto. Basta con recordar las palabras del presidente ruso, Vladímir Putin, quién en su más reciente comparecencia ante la prensa de todo el mundo afirmó que "No entendemos el nivel de soberanía de Japón al tomar decisiones sobre el despliegue de bases estadounidenses". El mandatario suele ser muy diplomático en estos temas, por lo que "no entendemos" debería leerse como "sabemos que Japón no la tiene".

    También: La 'perla negra' de las Kuriles: la belleza de la isla de Kunashir

    El posible despliegue de una base de EEUU en la zona estratégica de las Kuriles es uno de los mayores inconvenientes de Rusia al respecto. El propio comandante del contingente estadounidense en Japón, el general Jerry Martínez, se pronunció de manera ambigua sobre el asunto. En una conferencia de prensa declaró que "Ahora mismo EEUU no tiene planes de emplazar tropas en estas islas".

    "La pregunta de si los estadounidenses tendrán tales planes en algún momento en el futuro, no vale la pena ni hacerla. La historia de la expansión de la OTAN en Europa del Este después del colapso de la URSS, a pesar de todas las promesas de no hacerlo, hace que la respuesta sea obvia", recuerda Alksnis.

    Para una persona que leyese todos esos mensajes, el traspaso de las islas podría parecer algo inminente. Sin embargo, aquellos que no están inclinadas a ceder ante las emociones, tienen todas las razones para dudar de las declaraciones japonesas. En especial, si leen las últimas noticias que vienen directamente de las islas Kuriles.

    Justo antes de las fiestas de Año Nuevo, el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, anunció que se estaban culminando las instalaciones para los militares rusos. Según fuentes militares, en el último año, Rusia ha desplegado en las islas las estaciones de observación marina Mis-1 y complejos hidroacústicos, que proporcionan una zona continua para la detección y seguimiento de todos los objetivos de superficie, submarinos y aéreos.

    Y según los propios medios japoneses, para finales del 2020 Rusia completaría la creación de un grupo de fuerzas permanentes con defensas antibuques, antiaéreas, así como con la construcción de aeródromos y puertos para buques grandes.

    "Así que podemos estar seguros de algo: EEUU realmente no desplegará sus tropas en las Kuriles. Ni ahora, ni después. Al menos hasta que estas permanezcan bajo el control del Ejército ruso", concluye Irina Alksnis.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Tema:
    El contencioso de las islas Kuriles (214)
    Etiquetas:
    disputa territorial, islas Kuriles, Japón, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik