En directo
    Una explosión nuclear

    Proyecto 'Pavo Real': minas nucleares británicas activadas por gallinas

    © Foto : Pixabay
    Defensa
    URL corto
    0 1216

    Durante la Guerra Fría los científicos experimentaron distintas maneras de usar ojivas nucleares: desde bombas hasta proyectiles de artillería. No obstante, la culminación de la creatividad de los militares fue el proyecto llamado 'Pavo Real' —Blue Peacock, en inglés— desarrollado por el Reino Unido.

    En aquella época, la OTAN temía que en el caso de que comenzara una nueva guerra en el continente europeo, las fuerzas militares de la URSS tomaran el dominio en el norte de Alemania, explica el columnista de Popular Mechanics, Kyle Mizokami.

    Ello obligaría a los militares de la Alianza Transatlántica a retroceder y ceder los territorios alemanes. Este era el contexto en el cual se pretendía usar unas minas con ojivas nucleares de 10 kilotones.

    Curiosamente, el objetivo no se centraba tanto en causar el mayor daño posible a los militares soviéticos, sino en denegar la ocupación del área durante un determinado tiempo debido a la contaminación.

    Las minas serían enterradas y habría tres maneras de detonarlas. La primera, y la más obvia, era activar la bomba por medio de un cable conectado a ella desde una distancia de varios kilómetros.

    La segunda, era el uso de un temporizador de ocho días. Y por último, la bomba explosionaría en caso de que fuera manipulada de alguna manera o fuera inundada.

    Tema relacionado: Cómo la URSS previno la guerra nuclear entre EEUU y China

    Uno de los problemas con el uso de detonadores era el hecho de que en invierno las minas enterradas podrían enfriarse demasiado, lo cual afectaría al funcionamiento de los circuitos electrónicos del detonador.

    Una de las soluciones más exóticas que se estaban barajando para este problema era el uso de gallinas. El plan consistía en meterlas dentro del casco de la bomba con una reserva de comida y agua que las mantendría con vida durante aproximadamente una semana.

    Estaba previsto que durante este tiempo sus cuerpos proporcionarían suficiente calor para que los sistemas electrónicos funcionaran debidamente.

    En julio de 1957, el Ejército británico hizo un pedido de diez 'Pavos Reales' con los planes de usarlos en Alemania. Sin embargo, se informó a las autoridades alemanas que se trataba de generadores de electricidad para las tropas.

    No obstante, en febrero de 1958, el Ministerio de Defensa del Reino Unido canceló el proyecto por los posibles riesgos que podría acarrear la lluvia radioactiva y por las repercusiones políticas que implicaría preparar el territorio de un aliado para la destrucción y contaminación.

    También: Esta es la razón por la que la URSS desistió de la bomba de neutrones

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    gallina, mina, armamento atómico, bomba atómica, armas nucleares, ataque nuclear, bomba nuclear, OTAN, Alemania, URSS, Reino Unido