08:25 GMT +317 Noviembre 2018
En directo
    El tanque ruso T-14 Armata

    La principal diferencia entre los tanques estadounidenses Abrams y los Armata rusos

    © Sputnik / Vitaly Belousov
    Defensa
    URL corto
    3582

    La principal diferencia entre los principales carros de combate occidentales y rusos se puede trazar si uno se fija en su concepto de construcción. Por una parte están los tanques Abrams M1 de EEUU y Leopard 2 de Alemania, y por otro lado están los blindados rusos.

    Según Charlie Gao, columnista del medio The National Interest, el modo de llevar las municiones y disparar es lo que diferencia a estas máquinas de combate.

    Así, en los carros de combate estadounidenses y alemanes la recarga es realizada manualmente por un cuarto miembro de la tripulación y las municiones se guardan en un compartimento separado en la parte trasera de la torre.

    Por otro lado, en los clásicos carros de combate rusos se emplea un mecanismo de carga automático, razón por la cual no hay necesidad de que haya un cuarto miembro de la tripulación.

    En esta configuración las municiones están esparcidas por la torre del tanque y su casco, y la tripulación las añade a medida que se acaban los proyectiles en el mecanismo de carga automática.

    Cada uno de estos conceptos tiene sus pros y contras. La ventaja del sistema ruso es que permite reducir la tripulación a tan solo tres tanquistas, lo cual hace posible reforzar el blindaje gracias a que se necesita un menor volumen de espacio interior.  

    Tema relacionado: El incomparable T-90: por qué el tanque ruso es superior a sus rivales

    No obstante, el problema con el mecanismo de carga automática circular es que hay un mayor riesgo de que las municiones sean detonadas en caso de que un proyectil enemigo penetre el casco.

    Por su parte, el sistema de carga manual tiene objetivos adicionales en los carros de combate estadounidenses y alemanes. Aparte de recargar el cañón, se considera que el cuarto tanquista también facilita las tareas de reparación cada máquina.

    Además, el columnista afirma que los cargadores manuales suelen ser igual de rápidos que los automáticos. Aunque se debe considerar que en caso de usar proyectiles de mayor calibre, tales como 140 o 152 milímetros, el cargador 'humano' no podrá mantener este ritmo.

    También existe otro sistema de carga que tenía el propósito de combinar las ventajas de ambos mundos. Ejemplo de estos sistemas se pueden observar en el tanque francés Leclerc, así como el surcoreano K-2 Black Panther y los chinos Tipo 90 y Tipo 10.

    Más: EEUU, en busca de un reemplazo para el obsoleto tanque Abrams

    En ellos se emplea un sistema de carga automática aislado del compartimiento principal. En este sistema se combina la seguridad de los blindados estadounidenses con la velocidad de tiro de los tanques rusos.

    No obstante, también tiene sus desventajas. Así, el compartimento donde se almacenan todos los proyectiles se convierten en un punto vulnerable, lo cual limita los ángulos seguros bajo los cuales se puede rotar la torre.

    De hecho, los constructores soviéticos también experimentaron con este sistema, pero debido a esta desventaja lo rechazaron.

    Mientras tanto, en el tanque ruso T-14 Armata se inventó una nueva aproximación donde se usa el mecanismo de carga automática circular, pero este está completamente aislado de la tripulación que se encuentra en una cápsula blindada.

    De tal modo se consigue proporcionar una mayor seguridad a los tanquistas y tener una torre relativamente pequeña sin el vulnerable compartimento de proyectiles, concluye el columnista.   

    También: M1 Abrams vs. T-90: ¿Cuál es más vulnerable? (vídeos)

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    vehículo blindado, carro de combate, tanques, Abrams (tanques norteamericanos), M1A2 Abrams, M1 Abrams tanque, Armata, EEUU, Rusia