06:25 GMT +316 Noviembre 2018
En directo
    Defensa
    URL corto
    7751

    La destrucción de satélites es la condición esencial para la victoria en un hipotético conflicto militar, "por ejemplo, uno entre Rusia y EEUU", declaró el experto militar Konstantín Sivkov al periódico Vzglyad.

    Según recordó el también vicepresidente de la Academia Rusa de Ciencias de Misiles y Artillería, Moscú ha poseído misiles antisatélites desde la época de la URSS. Sivkov subrayó que el país está trabajando en la modernización de este tipo de proyectiles.

    "Es necesario derribar los satélites que realizan misiones de espionaje sobre nuestro territorio antes del inicio del combate, así como los que proporcionan datos de navegación a las tropas del enemigo en nuestro territorio y cerca de nuestras fronteras", explicó Sivkov.

    El experto militar subrayó que la destrucción de satélites reduce "varias veces" la capacidad militar del adversario.

    Sivkov destacó que EEUU y China también tienen proyectiles de este tipo, por ejemplo, los estadounidenses son capaces de destruir los satélites con los misiles antibalísticos SM-3.

    Pese a que "los misiles rusos pueden derribar satélites ubicados en las órbitas más altas", los estadounidenses "dominan el espacio", ya que tienen alrededor de 400 satélites militares, cuatro veces más que Rusia, explicó el experto.

    "De este modo, nos veríamos obligados a tomar medidas para neutralizar los satélites estadounidenses en caso de ser necesario", destacó.

    El especialista ruso también explicó que los satélites se pueden destruir tanto con un golpe cinético, como a través de una explosión.

    Más: Un caza ruso MiG-31 coquetea con un misil antisatélite (fotos)

    El 25 de octubre, la cadena estadounidense CNBC informó que Rusia lleva a cabo ensayos con un prototipo de un supuesto misil antisatélite, que podría entrar en el servicio del Ejército para 2022.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    conflicto militar, derribo, satélites, misiles, EEUU