23:37 GMT +318 Noviembre 2018
En directo
    Ensayo de misil balístico intercontinental, EEUU (archivo)

    Cómo China se convierte en el blanco de los misiles de EEUU

    © REUTERS / Lucy Nicholson
    Defensa
    URL corto
    5174

    Una de las consecuencias de la retirada de EEUU del Tratado de Liquidación de Misiles de Corto y Mediano Alcance (Tratado INF, por sus siglas en inglés) puede ser la aproximación de los misiles estadounidenses a las fronteras de China, considera el politólogo ruso Ígor Korótchenko.

    El experto en materia militar considera que tras retirarse del Tratado INF Washington podrá desplegar misiles de corto y mediano alcance en Taiwán y en las bases estadounidenses situadas en Asia.

    "Desde allí pondrán a China en su punto de mira. Será el nuevo factor desestabilizador en una carrera armamentística iniciada por EEUU. Si antes [Washington] no podía desplegar estos misiles, ya que estaba prohibido, tras su retirada del Tratado INF no tendrá limitaciones para hacerlo", aseguró Korótchenko en una entrevista con Sputnik.

    Aunque este paso de Washington aumentará los riesgos para la seguridad de China, el politólogo considera que Pekín podrá responder adecuadamente a este peligro.

    "China no permitirá que EEUU consiga apuntar contra ella sus misiles. Sin duda Pekín aplicará medidas adecuadas, pero por ahora es difícil pronosticar qué tipo de medidas serán", destacó.

    Anteriormente, Donald Trump declaró, citado por la cadena Fox News, que EEUU tendrá que producir misiles de corto y medio alcance hasta que Rusia y China le digan: "vamos a ser más inteligentes y ninguno de nosotros va a desarrollar estas armas".

    Una simple excusa

    Aunque el Tratado INF es un tratado bilateral firmado por la URSS y EEUU, Trump citó a China como una de las causas por las que EEUU planea retirarse de este acuerdo con Rusia, informa el periódico China Daily.

    Según el medio chino, las relaciones entre China y EEUU deben ser consideradas de una manera independiente del Tratado INF. La mezcla de estos dos temas no conducirá a nada bueno, aumentará la desconfianza y provocará una nueva Guerra Fría. Los expertos entrevistados por Sputnik apoyan este punto de vista.

    También: Rusia, preocupada por eventual salida de EEUU del Tratado INF

    El director del Centro de Seguridad Regional de la Academia de Ciencias Sociales de China, Yang Danzhi, explicó por qué Washington implica a China en el problema del Tratado INF.

    "EEUU determinó a China y a Rusia como sus competidores estratégicos. Washington pone a Pekín como el culpable de muchos de sus problemas en el ámbito económico y de seguridad. Al usar el mensaje antichino EEUU busca quitarse de encima las limitaciones en la esfera de control de seguridad y la carrera armamentística", enfatizó.

    A su vez, un miembro de la Academia de Ciencias de Artillería y de Misiles de Rusia, Konstantín Sivkov, calificó de "estupidez absoluta" el intento de Trump de relacionar la retirada de EEUU del Tratado INF con la supuesta amenaza proveniente de China.

    "China no tiene nada que ver con el Tratado INF. Las deliberaciones acerca de que EEUU se retirará del acuerdo porque China está desplegando sus misiles de medio alcance es una estupidez absoluta. Es una descarada excusa", recalcó.

    Además, Sivkov recordó que China, la India, Pakistán e Israel siempre han tenido misiles de medio alcance porque no forman parte del Tratado INF. Por eso las conversaciones acerca de los misiles chinos son nada más que un simple pretexto.

    El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró el 20 de octubre que EEUU abandonaría el Tratado INF, alegando violaciones del acuerdo por parte de Rusia.

    Además, Trump anunció que su país necesita desarrollar las armas prohibidas por ese pacto.

    El Tratado de Liquidación de Misiles de Corto y Mediano Alcance, firmado entre Washington y Moscú en 1987, no tiene fecha de caducidad y prohíbe a las partes disponer de misiles balísticos terrestres o misiles de crucero con un radio de acción entre los 500 y los 5.500 kilómetros.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik