En directo
    Defensa
    URL corto
    18180
    Síguenos en

    El servicio de los F-35B del Cuerpo de Marines de EEUU en Japón revela, entre otros inconvenientes y deficiencias tecnológicas, la necesidad de proteger los cazas de quinta generación de las fuerzas de la naturaleza, escribe el medio The Drive.

    La experiencia hasta el momento llevó a los militares a comprar unos pararrayos, considerados necesarios para asegurar la disponibilidad de las aeronaves tras una tormenta, escribe Joseph Trevithick en su artículo.

    Dos Lockheed Martin Corp F-35 stealth fighter
    © REUTERS / Australian Defence Force
    El problema radica en que actualmente el diseño de los F-35 no está adaptado para contrarrestar los rayos.

    Según el autor, el sistema central del avión, conocido como ALIS, resultó vulnerable contra los choques de electricidad y sin ella la nave es básicamente inoperable.

    Además, el sistema de combustible del F-35B no está lo suficiente protegido contra las chispas debido a la complejidad de su motor que le permite hacer su 'maniobra estrella' de despegue vertical.

    Te puede interesar: El Cuerpo de Marines de EEUU pierde su primer F-35

    El Cuerpo de Marines considera que los F-35 carecen de protección antirrayos, así que la adquisición de los pararrayos es una necesidad para proteger la aeronave en caso de una tormenta.

    Una de las ventajas de un avión de despegue vertical es su capacidad de usar aeródromos muy básicos para operar. La vulnerabilidad del F-35B ante los rayos aumenta la lista de las exigencias para las bases que quieran albergarlo, ya bastante larga debido a las tecnologías 'stealth' y los problemas con las piezas de recambio, opina el autor.

    Más: "Demasiado grande para fallar": ¿por qué EEUU sacrifica la calidad del caza F-35?

    El argumento principal de la nota se centra en los problemas con el aparcamiento de los aviones en las zonas donde las tormentas ocurren regularmente, pero también debería aplicarse para los vuelos.

    Trevithick recuerda que en dos casos, como mínimo, en Australia y en el Reino Unido, los pilotos optaron por aplazar los vuelos de los F-35 durante las tormentas.

    Aunque, en esencia, es una precaución común y rutinaria, apenas sería posible en caso de un conflicto bélico real.

    También: ¿Cómo podría haber sido la 'competencia' del F-35?

    Además:

    Vídeo: un F-35 se luce armado hasta los dientes
    Israel quiere arrebatar a Turquía el mantenimiento de los motores del F-35
    Publican el vídeo de un 'combate aéreo' entre cazas F-22 y F-35
    F-35 contra Su-57, dos rivales que compiten por un lugar en el cielo
    Etiquetas:
    F-35, Japón, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik