Widgets Magazine
05:57 GMT +321 Septiembre 2019
En directo
    Militar ruso al lado del sistema S-400

    Las claves de la frustración de EEUU por la alta demanda de los S-400 rusos

    © Sputnik / Ramil Sitdikov
    Defensa
    URL corto
    11791
    Síguenos en

    La intención de EEUU de frenar la compra de los sistemas antiaéreos rusos S-400 ha sido ampliamente documentada en los últimos años, especialmente desde que se hicieron públicos los primeros contratos con China y la India y más tarde con Turquía y Arabia Saudí. Tres aspectos podrían ser clave para entender la frustración de Washington.

    El 24 de agosto, la postura de EEUU, expresada en la mayoría por congresistas y militares, fue reiterada desde el más alto nivel, concretamente por la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert:

    "Estamos en contra de que algunos de nuestros socios y aliados en el mundo se planteen comprar los S-400", afirmó la representante, quien agregó que EEUU "ya dejó claro que podría implementar sanciones contra otros países e instituciones".

    Sin embargo, las amenazas de EEUU van más allá de privar al sector armamentista ruso de sus ingresos, sugiere el medio Military Watch, que analizó las razones por las que Washington aumentaría las presiones contra la compra de este equipamiento bélico de procedencia rusa.

    Las conclusiones expresadas en la nota se pueden resumir en tres puntos clave.

    Un 'insulto tecnológico'

    China y la India han ampliado su abanico de proveedores de armas desde hace tiempo y no compran exclusivamente maquinaria bélica estadounidense. Es por eso que su apuesta por el S-400 no debería haber causado tantas molestias en EEUU.

    Pero el hecho de que otros socios tradicionales de EEUU como Turquía y Arabia Saudí estén interesados en el sistema ruso en realidad pone de relieve que por el momento Washington no posee nada comparable a los S-400.

    "Un gran interés hacia el sistema es una humillación para los fabricantes de armamento estadounidenses, dado que suelen proclamar su superioridad sobre cualquier equipo ruso", sostiene el medio.

    Más cielos cerrados

    La propagación de sistemas antiaéreos potentes como los S-400 afecta directamente los intereses de los países occidentales, dependientes de su supremacía aérea para hacer valer su fuerza militar.

    En el caso concreto de Oriente Medio, jamás los aviones de EEUU y los países europeos se habían visto contrarrestados en esta región. Su superioridad aérea podría pasar a la historia si más países de la zona se armaran con defensas más modernas, opina el medio.

    Los S-400, en teoría, son capaces de detectar y derribar los aviones furtivos F-22 y B-2, durante mucho tiempo considerados inalcanzables, por no hablar de los F-35, que son una versión 'simplificada' de los F-22.

    Opinión: Para no hacer el ridículo: el porqué de la negativa de EEUU a vender los F-35 a Erdogan

    Esta es una hipótesis que EEUU probablemente no querría comprobar por el riesgo de que fuera cierta. En este escenario, la propagación de los sistemas rusos causaría un importante cambio en el equilibrio de poder en los cielos de diferentes partes del mundo.

    Impacto económico

    Los ingresos para el sector de la defensa rusa por la venta de los S-400 son una consecuencia que EEUU consideraría 'desagradable', aunque sería todavía más peligrosa la rápida fabricación en serie de estos sistemas al existir demanda.

    Cuantos más equipos le pidan a Rusia, más rentable será su producción y más barato resultará para la industria del país. Esta situación, llamada también economía de escala, llevaría a la disminución de los precios tanto para los socios extranjeros como para la propia Rusia, constata Military Watch.

    Con un precio cada vez más asequible, los S-400 podrían llegar a muchos ejércitos del mundo, y eso es algo que no está entre los intereses de EEUU. De aquí surge la determinación de Washington para frenar el avance de los S-400.

    En el caso de Turquía, EEUU está dispuesto a expulsar a su socio del programa de los cazas F-35, algo que podría, a su vez, incentivar a Ankara a colaborar con Rusia en el proyecto del caza Su-57. De dar este paso, los turcos demostrarían de nuevo que EEUU ya no tiene el monopolio en el ámbito de las armas modernas, concluye Military Watch.

    Más: Otros F-35: las opciones de Turquía de restaurar sus 'alas cortadas'

    Además:

    EEUU "en contra" de la compra de los S-400 rusos por parte de sus aliados
    Los S-400, una valiosa pieza en la partida de ajedrez entre Washington y Ankara
    ¿Promueve EEUU los Patriot en Turquía para competir con los S-400 y ni siquiera lo disimula?
    Los S-400 impostores: ¿cómo se esconden de los enemigos? (vídeo)
    La India comprará los S-400 rusos pese a las objeciones de EEUU
    Etiquetas:
    sistema de misiles, defensa, cooperación militar, S-400 Triumf, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik