En directo
    El caza de frente MiG-15BSP

    Cómo disecciona EEUU las armas rusas y soviéticas para crear contramedidas

    © Sputnik /
    Defensa
    URL corto
    4240

    No solo la URSS y Rusia aprovecharon y estudiaron muestras de armas occidentales, sino que EEUU y sus aliados investigan regularmente el armamento soviético y ruso, escribe The National Interest.

    Por ejemplo, en 1951, un equipo británico-estadounidense logró recuperar un caza MiG-15 estrellado.

    En 1976, un teniente de la Fuerza Aérea soviética, Víktor Belenko, desertó con su MiG-25 Foxbat a Japón. El avión fue examinado por especialistas estadounidenses antes de ser devuelto.

    Un piloto del MiG-29 soviético también desertó a Turquía en 1989, pero el país otomano devolvió rápidamente el avión.

    Israel ha sido impecable en la entrega de armas rusas capturadas, destaca la publicación. Occidente echó su primera mirada al caza MiG-21 cuando el Mossad —servicio de inteligencia israelí— convenció a un piloto iraquí de llevar su avión a Israel.

    Más: Los 'regalos' de la OTAN: así contribuyen los trofeos de guerra a la industria militar rusa

    En la Guerra de los Seis Días de 1967 —un conflicto bélico que enfrentó a Israel con una coalición árabe formada por Egipto, Jordania, Irak y Siria—, cuando los aviones estadounidenses eran derribados por misiles tierra-aire SA-2, Israel capturó los sistemas SA-2 —completos con los radares Fan Song—para que los expertos estadounidenses examinaran y luego construyeran mejores bloqueadores.

    Otros artefactos capturados durante las guerras árabe-israelíes incluyeron tanques T-62 y T-72, vehículos de combate de infantería BMP y misiles antitanque Sagger.

    Irán dio a los soviéticos la oportunidad de inspeccionar aviones de combate F-14 entregados a su Fuerza Aérea, mientras que Estados Unidos pudo ver las armas soviéticas en los arsenales de Europa del Este después de 1989.

    "La regla básica de la guerra es la siguiente: si usas tus armas en combate, estarán al alcance de tus enemigos tarde o temprano. O, al menos, tendrán la oportunidad de observarlas lo suficientemente bien como para idear contramedidas. Y es por eso que las armas secretas no permanecen en secreto por mucho tiempo", concluye The National Interest.

    Cabe recordar que en abril, Damasco entregó a Moscú unos fragmentos de dos proyectiles de crucero Tomahawk que quedaron sin explotar. El Ejército ruso prometió estudiar los misiles y usar los resultados del trabajo para mejorar los modelos de armas rusos.

    Además:

    El vuelo del avión 'fantasma' ruso sobre la OTAN
    Cómo los Tomahawk socavaron la reputación bélica de EEUU
    Un MiG sobre Tel Aviv: cómo la URSS impidió una tercera guerra mundial
    Etiquetas:
    cazas MiG, armas, espionaje, The National Interest, URSS, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik