En directo
    Un submarino nuclear (imagen referencial)

    Brasil espera tener listo su primer submarino nuclear en 2029

    © Sputnik / Vitaly Ankov
    Defensa
    URL corto
    301

    RÍO DE JANEIRO, BRASIL (Sputnik) — Brasil espera poder contar con su primer navío sumergible nuclear en 2029, la estrella del Programa de Desarrollo de Submarinos (Prosub) que impulsa el Gobierno de Michel Temer, según informaron a Sputnik fuentes de la Marina.

    "Las próximas fases son los detalles del proyecto, seguida de la fase de construcción, con previsión de que esté terminado a finales de 2029, dependiendo de los desafíos tecnológicos que tengamos que enfrentar y de los recursos presupuestarios disponibles", explicó el director del Centro de Comunicación Social de la Marina de Brasil, Luiz Roberto Cavalcanti Valicente.

    La Marina brasileña trabaja en la idea de contar con un submarino nuclear desde 1979, pero el proyecto no echó a andar hasta 2008, cuando el Gobierno del entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) firmó un acuerdo de transferencia de tecnología entre Brasil y Francia.

    El acuerdo contemplaba la construcción de cuatro submarinos convencionales y un quinto nuclear; el primero de los convencionales, llamado "Riachuelo", está casi terminado y será lanzado al mar a finales de este año.

    Los otros tres, "Humaitá", "Tonelero" y "Angostura" (todos los nombres hacen alusión a batallas del siglo XIX), se prevé que estén terminados en 2020, 2021 y 2022, respectivamente.

    Más: Gobierno de Brasil remarca su apuesta "ambiciosa" por la construcción de submarinos

    La construcción de estos sumergibles se enmarca en el Prosub, que tendrá un coste total de 30.000 millones de reales (más de 8.000 millones de dólares) y se espera que genere 20.000 empleos directos y 40.000 indirectos, según datos de la Marina.

    ​El submarino nuclear (SN-BR) se llamará "Álvaro Alberto" en homenaje al almirante que fue pionero en la creación del programa nuclear brasileño, y se espera que aporte "una nueva dimensión al poder naval de Brasil", remarca Valicente.

    "La posesión de este medio naval garantizará a Brasil innegables capacidades de disuasión y de negación del uso en el mar; por su gran movilidad y autonomía, el submarino con propulsión nuclear es el medio capaz de monitorear las áreas marítimas distantes, condición que se adecúa a los intereses brasileños de proteger su enorme plataforma continental y disuadir intenciones hostiles", añadió el portavoz de la Marina.

    Te puede interesar: Meses bajo el agua: así es la vida en un submarino de la Armada rusa

    La mayor ventaja del submarino nuclear frente a los convencionales es su capacidad de ocultación, dado que el enorme aumento de autonomía le permite permanecer inmerso durante meses, mientras que los submarinos convencionales necesitan salir a la superficie a recargar sus baterías.

    La superioridad también se percibe en la velocidad: mientras los submarinos convencionales se desplazan a un promedio de seis nudos (aproximadamente 11 km/hora), los de propulsión nuclear llegan a los 35 nudos (casi 65 km/hora).

    La Marina brasileña remarcó que la construcción de los submarinos, a pesar del enorme coste económico, tiene un importante retorno social, y que momentos de crisis como los que vive el país en la actualidad son "exactamente los momentos en que hay que innovar y buscar soluciones".

    Tema relacionado: México y Brasil, a la espera de los drones rusos VRT300

    En este sentido, Valicente recordó que cuando se terminen todos los submarinos Brasil contará con "uno de los polos de industria naval más modernos del continente": el Complejo Naval de Itaguaí (en el estado de Río de Janeiro, sureste).

    Este estará compuesto por el astillero ICN (Itaguaí Construcciones Navales) y por la empresa estatal NUCLEAP (Nuclebrás Equipamientos Pesados), y estará totalmente capacitado para reparar y construir submarinos, barcos de guerra, mercantes y otros productos industriales.

    Más allá de los impactos en la Defensa y en la industria naval, Valicente remarcó que la inversión en tecnología nuclear beneficiará incluso al sistema público de salud, por ejemplo.

    "La tecnología nuclear desarrollada se aplica, por ejemplo, al Reactor Multipropósito Brasileño, una plataforma que produce radioisótopos para la fabricación de radiofármacos usados en la prevención y tratamiento de cáncer, entre otras enfermedades; Brasil se volverá autosuficiente en la producción de radioisótopos y podrá suministrar radiofármacos a la sanidad pública", explicó.

    El acuerdo que se firmó con Francia en 2008 incluye la transferencia de tecnología para proyectar y construir el submarino de propulsión nuclear, pero la tecnología nuclear es "cien por cien brasileña", resaltan desde la Marina.

    Además: "Letal y difícil de detectar": así ven en EEUU al novedoso submarino ruso Husky

    Brasil es uno de los referentes mundiales en este campo: junto con Estados Unidos (EE.UU) y Rusia es uno de los tres países del mundo que dominan el ciclo de enriquecimiento de uranio y que disponen de reservas de este mineral en gran cantidad. 

    Además:

    El Mi-171A2 allana su camino hacia América Latina
    El mayor submarino nuclear ruso impresiona a europeos (vídeo)
    'Emerge' el submarino secreto ruso BS-64 (fotos)
    Etiquetas:
    tecnología, submarinos nucleares, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik