01:59 GMT +321 Noviembre 2019
En directo
    Un avión de combate F-35 de producción de EEUU

    Las entregas de los F-35 estadounidenses a Turquía están bajo amenaza

    © AFP 2019 / Jack Guez
    Defensa
    URL corto
    350
    Síguenos en

    La Cámara de Representantes del Congreso de EEUU aprobó un proyecto de ley sobre el presupuesto del Pentágono para el año 2019, que no le permite al secretario de Defensa que apruebe el suministro de las armas estadounidenses a Turquía sin presentar un informe especial sobre la compra de los sistemas de defensa rusos S-400 por Ankara.

    En este contexto, las perspectivas del uso de los aviones de combate de quinta generación F-35 junto con Turquía están bajo amenaza. Sputnik conversó con varios expertos turcos para evaluar la legitimidad de estos pasos y las relaciones entre Turquía y EEUU.

    Faruk Loğoğlu, exviceministro de Asuntos Exteriores de Turquía y exembajador del país otomano en EEUU, comentó a la agencia que Turquía es uno de los principales participantes del programa de desarrollo del F-35. Por lo tanto, el experto considera poco probable que Estados Unidos dé un paso para restringir el uso de estos aviones por parte de Turquía.

    "Por supuesto, puede intentar hacerlo: el ejemplo del acuerdo nuclear con Irán nos demostró que EEUU es capaz de retirarse de cualquier acuerdo. Tenemos que estar listos para cualquier cosa. Pero creo que otros países miembros de la OTAN, que participan en el programa de desarrollo F-35, se opondrían a esa iniciativa estadounidense".

    Otro experto, Abdullah Ağar, exempleado de las Fuerzas Especiales de Turquía, experto en seguridad y lucha contra el terrorismo, observó que EEUU espera que Turquía, como miembro de la OTAN, demuestre con sus acciones su compromiso con los objetivos y los valores de la Alianza. Pero Turquía tiene el mismo derecho a esperar de EEUU y Europa que actúen como aliados sobre cuestiones importantes para el país, añadió.

    Asunto relacionado: EEUU se esfuerza por impedir la compra de sistemas rusos S-400 por Turquía

    "Pero aquí Ankara se enfrenta a una situación completamente opuesta, y con razón se pregunta por qué los aliados la privaron de sistemas de defensa aérea de largo y mediano alcance, por qué sus aliados cooperan con las tropas kurdas YPG (Partido de los Trabajadores del Kurdistán, calificado como grupo terrorista en Turquía) y cubren a los gülenistas que participaron en la intentona golpista en el país. Estamos ante una violación consciente y sistemática de los derechos de Turquía por parte de sus aliados de la OTAN", analizó el experto.

    A su vez, Erdoğan Karakuş, excomandante de una base militar aérea turca, así como la agencia turca de aviación y el mando de la logística aérea, subrayó que en estas circunstancias, la intención de Turquía de crear su propio sistema de defensa antiaérea nacional, independiente de los sistemas de defensa de unos aliados poco fiables a los ojos de Turquía, es muy natural y comprensible.

    Más: De lo que protegerá a Turquía el S-400 (si no lo cambia por el Patriot de EEUU)

    Turquía tiene derecho a tomar las medidas necesarias para protegerse de los impredecibles pasos de la política exterior de las autoridades actuales estadounidenses, añadió.

    "Como saben, se planeaba una reunión entre Donald Trump y el líder norcoreano Kim Jong-un. Sin embargo, inesperadamente Trump regresó a una retórica dura y amenazó a Kim con una repetición del destino de Gadafi. Desafortunadamente, el actual líder estadounidense prefiere usar métodos de fuerza bruta para resolver problemas de política exterior. Este es el panorama de hoy, donde se puede esperar cualquier cosa de EEUU", resumió Karakush.

    A principios de mayo, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, dijo que Ankara respondería si Washington se negaba a venderle aviones de combate F-35 en represalia por la adquisición de sistemas de misiles S-400 a Moscú.

    El secretario de Estado adjunto de EEUU para Asuntos Europeos y Euroasiáticos, Wess Mitchell, advirtió en abril pasado que la transacción de los S-400 podría conllevar para Ankara el sufrimiento de las medidas estipuladas en la Ley para Contrarrestar a los Adversarios a través de Sanciones (Caatsa), además de tener repercusiones negativas sobre su participación en el programa conjunto del avión de combate F-35.

    También el diplomático turco Volkan Bozkir, jefe de la comisión parlamentaria de Asuntos Internacionales, reconoció a finales del marzo pasado, tras una visita a Washington, que el Congreso de EEUU podría vetar el suministro de aviones de combate F-35 a Turquía como represalia por la compra de los S-400.

    Conforme a un acuerdo suscrito a finales de 2017, Turquía se comprometió a comprarle a Rusia dos sistemas S-400 —cuatro baterías en total— por valor de 2.500 millones de dólares, con la primera entrega prevista para marzo de 2020.

    Tema relacionado: Rusia comienza la fabricación de los sistemas antiaéreos S-400 para Turquía

    Además:

    Acusan al Pentágono de propagar falsas noticias sobre el sistema ruso S-400
    Stoltenberg espera que Ankara compre sistemas antiaéreos en países aliados
    Turquía no acepta el lenguaje de sanciones en lo referente a los suministros de los S-400 rusos
    "Turquía determina ella misma su destino": Erdogan comenta la adquisición de los S-400 rusos
    No hay marcha atrás: Turquía reitera su compromiso con los S-400 rusos
    Etiquetas:
    defensa antiaérea, F-35, S-400 Triumf, OTAN, Turquía, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik