En directo
    El dron de reconocimiento ruso Orion

    Se cumple la predicción del Pentágono: la Defensa rusa supera la 'grieta' de los drones (fotos)

    © Foto: Kronstadt
    Defensa
    URL corto
    5860

    Los drones aéreos, vistos durante años como una rama deficiente del Ejército ruso, retornan con fuerza. El viceministro de Defensa del país reveló el estatus actual de tres ambiciosos proyectos, destinados a superar el atraso tecnológico en este ámbito respecto a otras grandes potencias.

    Si bien los robots teledirigidos terrestres rusos —técnicamente son drones también— suelen evocar preocupaciones o envidia en sus competidores, las aeronaves no tripuladas del país hace años que se consideran considerablemente inferiores a sus competidores extranjeros.

    La industria nacional va contrarrestando este desafío con proyectos cada vez más sofisticados, y parece que en 2018 muchos de estos esfuerzos por fin van a dar sus frutos.

    Los analistas militares de EEUU han advertido en reiteradas ocasiones de que sus 'rivales probables', sobre todo China, pero también Rusia, van avanzando en sus proyectos de aeronaves no tripuladas, y que pronto la supremacía total del Pentágono en este ámbito sería desafiada.

    Más sobre el desafío: El bumerán de las sanciones: el éxito de los drones chinos

    Las recientes declaraciones del viceministro de Defensa ruso, Yuri Borísov, publicadas en la página web del organismo, confirman esta teoría.

    Según el alto cargo militar, la Defensa de Rusia está en las fases finales de los ensayos de tres proyectos: Korsar, Orion y Altius.

    El pequeño Korsar: todo listo

    El dron de reconocimiento y de ataque a tierra Korsar ha sido estrenado en el Desfile de la Victoria de este año, lo que en sí mismo señala la disponibilidad del aparato para la fabricación en serie y su uso real.

    El Korsar, una aeronave relativamente pequeña, de seis metros y 200 kilos, tiene una autonomía de vuelo de 10 horas y un radio de alcance de 160 kilómetros.

    En el futuro, la empresa fabricante prevé extender la distancia máxima de acción.

    "El Korsar desempeña todas las tareas operativas asociadas con los drones. Es un aparato muy 'fresco', acaba de finalizar las pruebas, y la Defensa va a adquirirlo en serie", comentó el viceministro ruso.

    El dron ruso Korsar presentado en el Desfile de la Victoria en Moscú
    © Sputnik / Evgueni Biyatov
    El dron ruso Korsar presentado en el Desfile de la Victoria en Moscú

    El dron se usará para las misiones de reconocimiento o para apuntar las unidades de artillería y armas de alta precisión, pero también es capaz de portar modernos misiles antitanque para eventuales misiones de combate.

    El mediano Orion: pasadas las pruebas

    El dron de reconocimiento y de combate ruso Orion fue desarrollado como análogo del MQ-9 Reaper estadounidense, y hasta se inspiró en su diseño aerodinámico.

    En muchos aspectos, la creación de este aparato ha sido crucial para la industria aeronáutica rusa.

    La empresa fabricante afirma que muchas de las tecnologías necesarias para el proyecto simplemente no existían en Rusia, y fueron elaboradas de una manera autónoma, ya que importarlas tampoco era una opción disponible.

    "Este año terminamos las pruebas [del dron] y planteamos nuestras peticiones al fabricante. Ya es un aparato muy serio para las misiones operativas, y será capaz de portar 450 kilos de carga útil y permanecer en el aire hasta 30 horas", informó Borísov.

    El nombre 'Orion' se ligó al proyecto tras la presentación de su versión para la exportación, con características reducidas. Dentro de la industria rusa, el aparato está designado como 'Inojodets', literalmente 'Caballo andador'.

    El Altius pesado: ensayo de prototipos

    La designación de trabajo del dron pesado de clase estratégica ruso es Altius, pero es más conocido por el nombre de Altair, usado ampliamente en los medios rusos.

    El prototipo del dron pesado ruso Altaír durante las pruebas de vuelo
    El prototipo del dron pesado ruso Altaír durante las pruebas de vuelo

     

    El aparato, primero de su tipo para Rusia y también con considerables diferencias en su diseño de los proyectos extranjeros, mide 12 metros de largo y pesa cinco toneladas.

    Con la capacidad de volar a alturas de 12.000 metros y a distancias de hasta 10.000 kilómetros durante 48 horas, el Altair proporcionará al Ejército ruso capacidades inéditas de reconocimiento y misiones de combate, hasta la fecha al alcance quizá exclusivamente de Estados Unidos.

    "Creo que a lo largo de este año finalizaremos las pruebas del dron pesado Altius, capaz de portar hasta dos toneladas de carga útil", comunicó el viceministro de Defensa.

    Muchos otros proyectos están en marcha

    Un dron ruso
    © Sputnik / Aleksei Danichev
    Borísov comentó solo los proyectos directamente solicitados y vigilados por la Defensa. Además, varias empresas rusas están trabajando en proyectos de drones para el uso civil o militar por su propia cuenta.

    Por ejemplo, las empresas Kronstadt, Kalashnikov y Helicópteros de Rusia tienen proyectos en marcha en este ámbito.

    Así, se puede constatar que la brecha tecnológica de Rusia en comparación con EEUU, Israel y China en el tema de los drones aéreos va camino de cerrarse.

    Tema relacionado: VRT300, el dron ruso que 'acercará' Europa a Asia

    Además:

    Juego de Drones: la 'lucha secreta' de EEUU y Rusia
    Rusia se embarca en la creación de un convertiplano eléctrico (foto)
    Rusia crea primeras bombas especiales para drones
    Etiquetas:
    drones, Orión (dron), EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik