En directo
    Los pilotos rusos del caza MiG-31

    Doble fuerza: para qué necesitan los aviones de combate al segundo piloto

    © Sputnik / Vitaly Ankov
    Defensa
    URL corto
    6720

    Los constructores aeronáuticos de todo el mundo tienden a colocar un segundo asiento en la cabina de cazas y bombarderos. Descubre las causas por las que Rusia aplica tales cambios en el diseño de sus 'pájaros de acero' más modernos.

    Lecciones de la historia

    Las raíces de la primera causa arraigan en la experiencia que la industria aeronáutica rusa acumuló en la época de la Gran Guerra Patria (1941-1945), según escribe el analista Andréi Kots en su artículo para Sputnik.

    MiG-31 durante el ensayo del sistema de misiles Kinzhal
    © Sputnik / Ministerio de Defensa de Rusia
    En aquella época los bombarderos, los aviones de transporte y los de entrenamiento eran manejados por dos pilotos. El segundo piloto era usualmente un instructor que corregía los errores cometidos por quien estaba a cargo del avión. 

    Paralelamente, la mayor parte de los cazas soviéticos, salvo contadas excepciones, eran monoplazas. La situación cambió radicalmente con la llegada de la época de la aviación reactiva y la aparición de aviones híbridos, los así llamados cazabombarderos polivalentes. 

    Los constructores aeronáuticos decidieron separar los sistemas de navegación y puntería y los de pilotaje con el objetivo de que estos fueran controlados por dos personas. 

    Vea más: Rápidos y letales: los aviones militares más veloces de Rusia

    "Tras ponerlo en práctica, obtenemos una experiencia positiva: es difícil que un piloto controle todos los sistemas de un avión de combate moderno. Por el contrario, dos son capaces de explotar al máximo las capacidades del aparato. Así apareció el segundo miembro de la tripulación", explicó el piloto emérito ruso Vladímir Popov, citado por Kots. 

    Su-30SM vs Su-35S

    El avión biplaza Su-30SM y el monoplaza Su-35S son los cazas más modernos que forman parte de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia. La ausencia del equipamiento pesado necesario para el segundo piloto en la cabina del Su-35S repercute positivamente en sus características de vuelo. 

    Paralelamente, gracias a los aparatos adicionales instalados a bordo del Su-30SM para el segundo piloto, esta aeronave puede coordinar las maniobras de un grupo de aviones, llevar a cabo labores de inteligencia y de lucha radioelectrónica, designar objetivos y atacar blancos terrestres.

    Lea más: Rusia recibe con los brazos abiertos al Su-30SM

    "Durante el vuelo, esta aeronave puede ser atacada desde tierra y aire. Además, sus tripulantes pueden sufrir interferencias. A pesar de todo eso, sus pilotos tienen que engañar al sistema de defensa antiaérea y atacar el blanco. Es esencial que toda la atención se concentre en el pilotaje. Mientras tanto, el segundo piloto puede detectar tranquilamente y atacar objetivos, arrojando sobre ellos las bombas", aseveró Popov. 

    Pilotaje en grupo

    De acuerdo con Andréi Kots, los vuelos realizados por un grupo de aeronaves son aún más difíciles. Es necesario prestar atención a que nadie se pierda entre las nubes. 

    "Es muy difícil, incluso en condiciones de buena visibilidad, 'chupar el ala' del avión delantero, es decir, seguirlo a una distancia mínima y repetir sus maniobras. Aquí el segundo piloto es extremadamente útil", recalca Kots en su artículo, citando a Popov. 

    Vea también: El famoso grupo de acrobacia aérea sobrevuela San Petersburgo

    De acuerdo con el periodista, el segundo tripulante mira en el radar dónde está cada uno de sus colegas, busca al enemigo o la amenaza potencial y vigila a los aviones que vuelan cerca, formando una fila. 

    Popov agregó que en la mayor parte de los cazas modernos hay un piloto virtual —el sistema electrónico que controla el funcionamiento de distintos equipos y garantiza la seguridad de vuelo—. No obstante, incluso esta aeronave es incapaz de quitarle de encima al piloto la parte de responsabilidades como lo hace el segundo tripulante.

    No es una casualidad, según Kots, que el Ministerio de Defensa de Rusia eligiera al caza MiG-31 como portador de los nuevos misiles hipersónicos Kinzhal. 

    "En primer lugar, es capaz de volar a velocidades hipersónicas. En segunda instancia, el MiG-31 lanza misiles a una amplia gama de altitudes y, en tercer lugar, es biplaza. Es más fácil repartir responsabilidades entre los pilotos mientras que ellos manejan armas tremendamente complejas", resume Kots.

    Le podría interesar: Rusia ensaya su nuevo misil hipersónico de alta precisión Kinzhal (vídeo)

    Además:

    Vídeo: el 'cisne blanco' ruso, repostando en pleno vuelo
    'El ojo que todo lo ve': la nueva poderosa arma del Su-57 contra el F-22 y el F-35
    Etiquetas:
    aviones, pilotos, Su-35, Su-30, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik