00:20 GMT +319 Septiembre 2018
En directo
    El portaviones USS Gerald R. Ford (CVN-78)

    El portaviones más caro de la historia no se atreve con las pruebas finales

    © AP Photo / Ridge Leoni
    Defensa
    URL corto
    263212

    Hace menos de un año que el novedoso portaviones de propulsión nuclear USS Gerald R. Ford salía de los astilleros para ser entregado a la Armada de EEUU en una ceremonia presidida por el presidente Donald Trump. No obstante, recientes informes predicen un futuro incierto para este tipo de 'gigantes marinos'.

    La Marina le pidió al secretario de Defensa, James Mattis, que aplazara las pruebas de choque del USS Gerald R. Ford (CVN-78) durante al menos 6 años, hasta la entrega del segundo buque de la misma clase, el USS John F. Kennedy (CVN-79). De esta manera, se espera acelerar la entrega de este último buque, que está prevista para 2024.

    Las pruebas de choque básicamente consisten en colocar minas de profundidad bajo el agua cerca de la nave y hacerlas estallar para ver si todos sus complejos sistemas podrán seguir operando sin contratiempos después de la sacudida. Los resultados se usan para evaluar las vulnerabilidades de la nave y diseñar los cambios que puedan ser necesarios en futuros modelos —como el USS John F. Kennedy—.

    La decisión de cancelar o no las pruebas pendientes está en manos de James Mattis. El dilema del Pentágono está entre poner en servicio un buque que no pasó las pruebas requeridas o cruzar los dedos y esperar a que la nave más cara de la historia no sufra ningún contratiempo que hubiera podido ser detectado durante los ensayos.

    Lea más: Los grupos de ataque de portaviones: el arma y el músculo geopolítico de EEUU

    En el período de septiembre de 2015 a julio de 2017 un grupo de especialistas de pruebas de explotación realizó una evaluación de las capacidades del portaviones USS Gerald R. Ford. Sus resultados fueron recogidos en el informe anual del director de pruebas operacionales del Departamento de Defensa, Robert Behler, y los resultados son similares a los de años anteriores.

    "El nivel de fiabilidad bajo o difícil de valorar que muestran las catapultas del nuevo diseño, el equipo de frenado, los ascensores de armas y el radar —que son fundamentales para las operaciones de vuelo— podría afectar a la capacidad del CVN-78 a la hora de operar con la intensidad requerida, haciendo que la nave sea más vulnerable ante ataques o creando limitaciones durante las operaciones rutinarias", dice el documento.

    Precisamente el novedoso equipo de pista debería ser una de las ventajas del portaviones de clase Gerald R. Ford ante sus análogos anteriores. Según los desarrolladores de la embarcación, sus cuatro catapultas magnéticas y el nuevo equipo de frenado con un sistema de control automatizado deberían permitirle recibir a bordo todas las aeronaves embarcadas. Sin embargo, según el informe, resulta que son precisamente esas novedades las que lo hacen vulnerable.

    En mayo de 2017, fue el propio Donald Trump quien en una entrevista con la revista Time criticaba el nuevo sistema de catapulteo de las naves, alegando que "hay que ser Albert Einstein para entender eso (…) Ustedes se quedarán con el maldito sistema de vapor, el digital cuesta cientos de millones de dólares más y no es bueno".

    Lea también: China imita el 'orgullo electromagnético' de los portaviones de EEUU

    Y estos no son en absoluto los únicos 'inconvenientes' del USS Gerald R. Ford. En otro informe de la división de pruebas operacionales se apunta que en la nave no alcanzan los dormitorios para toda la tripulación. Para las 4.758 personas a bordo que requiere el portaviones para funcionar al cien por cien, se proyectaron solo 4.660 espacios de dormitorios. Y ese pequeño problema no se puede resolver ni con la digitalización, ni con el supernovedoso equipo de frenado que incorpora la nave.    

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Un portaviones de EEUU llega a Vietnam por primera vez en 40 años
    Salen a la luz más detalles sobre el nuevo portaviones ruso
    ¿Se prepara Corea del Norte para destruir los portaviones de EEUU?
    "Una verdadera vergüenza": el nuevo portaviones del Reino Unido vuelve a ser noticia
    Rusia prepara su industria para construir portaviones
    Etiquetas:
    portaaviones, USS Gerald R. Ford (CVN-78), Marina de Estados Unidos, Robert Behler, Donald Trump, EEUU