En directo
    Caza de quinta generación F-35

    Ni un día sin problemas: el F-35 se enfrenta con nuevas dificultades

    CC BY 2.0 / Forsvarsdepartementet / Testflyging av første norske F-35
    Defensa
    URL corto
    122011

    Lockhead Martin, la empresa estadounidense encargada de fabricar los F-35, los cazas de quinta generación, no está cumpliendo con los plazos de la undécima tanda de aviones de combate. El director ejecutivo del programa, Mat Winter, había firmado un contrato por la entrega de 130 unidades de F-35 para octubre, publica DefenseNews.

    El objetivo está resultando ser inalcanzable dentro de los plazos que se establecieron en el contrato inicial. Sobre todo teniendo en cuenta que llevó más de un año entregar el anterior lote de cazas y ahora los planos son más exigentes. Motivo por el cual, publica DefenseNews, tanto Lockheed como la oficina del programa Joint Strike Fighter siguen negociando a estas alturas y "de buena fe", según Winter. Añade que se está avanzando en llegar a un nuevo acuerdo a pesar de "no estar contento con lo que considera falta de esfuerzo por parte de Lockheed", reveló.

    "Podrían cooperar con nosotros y colaborar mucho más. Sería una manera de cerrar el trato antes. De verdad que podríamos lograrlo. Pero han escogido no hacerlo y eso ya es una táctica de negociación", denuncia.

    Para Winter, existen motivos suficientes para imponer a Lockheed Martin un contrato unilateral por parte del Departamento de Defensa. El Gobierno tiene ese derecho, pero resulta "increíblemente extraño" que recurra a él, indica el portal. Lo que significaría que la empresa estaría obligada a cumplir con las condiciones del acuerdo que les dicten desde arriba.

    Sin embargo, Lockheed Martin ya estuvo al borde de un contrato unilateral para cumplir con los plazos del noveno lote de cazas. En aquel momento, Donald Trump comenzó a criticar el programa y se involucró por iniciativa propia en las negociaciones. Fue entonces cuando Lockheed Martin comenzó a reducir sus pérdidas y decidió no iniciar acciones legales contra el Departamento de Defensa por querer imponerles un contrato unilateral.

    Lea más: 'Bofetada' a los fabricantes de EEUU: un F-35 pierde parte del fuselaje en pleno vuelo

    "Se podría decir que la influencia de Trump ayudó a acelerar un acuerdo para el décimo lote de cazas, aunque para entonces la oficina del programa Joint Strike Fighter ya había dedicado más de un año de trabajo a negociar", señala DefenseNews, y añade que las dos razones por las que más se están retrasando las negociaciones sobre el F-35 son, primero, que nadie sabe cuánto debería costar cada unidad y, segundo, los honorarios que se deberían pagar a la empresa que los fabrica.

    Sin ir más lejos, los intentos del fabricante de mejorar el proceso de mantenimiento de los aviones y el servicio logístico para las piezas de recambio están "estancados", según afirmó la oficina de ensayos del Pentágono en un informe citado por Bloomberg a finales de enero.

    Para Winter, que Trump se tenga que volver a involucrar en las negociaciones para que estas tiren adelante no es necesario. Desde la oficina del programa aseguran que tienen a su mejor negociadora sentada a la mesa con los de Lockheed Martin. "Está haciendo un trabajo fantástico", ha asegurado Winter al portal. "Su nombre es Julie. Es fantástica y no se acobarda ante nadie. Y lo más importante: viene con los hechos por delante".

    Lea más: El F-35, por primera vez frente a los rusos

    Está previsto que el F-35 termine oficialmente su fase de desarrollo en 2018. A partir de septiembre, el proyecto entrará en una fase de pruebas de combate intensas que culminarán con la aprobación de la fabricación masiva.

    Además:

    ¿Palabrota? Prohíben mencionar el F-35 al jefe de la Fuerza Aérea de Alemania
    Los F-35 dispondrán de un sistema anticolisión
    'El ojo que todo lo ve': la nueva poderosa arma del Su-57 contra el F-22 y el F-35
    El F-35 calienta motores para su 'bautismo de fuego'
    Etiquetas:
    financiación, F-35, Lockheed Martin F-35, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik