Widgets Magazine
En directo
    Un dron (imagen referencial)

    Opciones antidrones: cómo combatir la nueva arma estrella de los extremistas

    CC BY 2.0 / Byrion Smith / Drone
    Defensa
    URL corto
    8210

    La llegada de los drones de combate caseros a los campos de batalla de nuevo acentúa la importancia de una eficaz lucha antidrones. Mientras los sistemas de guerra radioelectrónica y antiaéreos ofrecen una protección sólida, fuera de las posiciones fortificadas, los militares todavía podrían ser vulnerables.

    El uso de drones por los radicales en Siria e Irak no es un fenómeno nuevo. Los aparatos no tripulados de clase comercial, disponibles libremente en cualquier tienda en línea, han sido empleados para tareas de reconocimiento o como portadores de proyectiles explosivos.

    Pero el reciente ataque de un 'enjambre' de drones de fabricación casera contra las bases militares rusas de Hmeymim y Tartus, marca un avance considerable en este ámbito de guerra.

    Resulta que ahora un grupo armado puede hacerse con las tecnologías y los componentes necesarios no solo para realizar ataques aislados, sino también para armar todo un asalto aéreo masivo contra su blanco.

    En el caso de las bases rusas, ha sido un ataque contra instalaciones militares, dotadas con defensas sofisticadas, así que no alcanzó sus objetivos. Pero, ¿qué hacer en caso de un ataque parecido contra objetivos civiles o patrullas aisladas?

    Vea también: Ataque terrorista masivo con drones en Siria, nueva página del terrorismo internacional

    Fuera de la cúpula protectora ofrecida por los sistemas de lucha radioelectrónica, los militares o agentes de policía tienen pocas opciones para repeler un tal ataque.

    Una de las variantes es utilizar los sistemas portátiles antidrones, que causan interferencias deliberadas en los módulos de navegación y mando de los aparatos no tripulados.

    Varios países del mundo, entre ellos Rusia, ya van experimentando con dispositivos de este tipo.

    Otra opción, quizás menos 'tecnológica', pero también eficaz, son las armas de fuego convencionales. Un dron casero o comercial suele volar a una determinada velocidad en una dirección estable, lo que representa un blanco idóneo para un rifle de francotirador.

    Con un poco de teoría y mucha práctica, los militares dotados con potentes rifles podrán derribar eficazmente a los aparatos no tripulados.

    Le puede interesar: El Pentágono pide ampliar el presupuesto para luchar contra los 'drones yihadistas'

    El Ejército ruso empezó a capacitar a las primeras unidades de francotiradores para combatir drones ya en 2016. Llegado el 2018 y tras el ataque contra Hmeymim, la Defensa del país decidió intensificar los ejercicios.

    Así, en el próximo simulacro, los francotiradores del Distrito Militar Oeste practicarán el derribo de drones.

    "Los soldados se enfrentarán con los blancos aéreos en movimiento en las alturas de entre 100 y 400 metros, que aparecerán desde direcciones inesperadas y de una manera caótica para dificultar su derribo", comentó el Mando del Distrito Militar.

    Los francotiradores practicarán el uso de radares portátiles para detectar drones, así como el trabajo tanto a solas como en parejas. En el ejercicio participará un centenar de militares, precisaron desde el Mando.

    Más aquí: El Ejército ruso incorpora unidades especiales antidrones

    Además:

    Arrestan a un militar de EEUU que intentó entregar un dron y documentos secretos a Daesh
    La anatomía de los 'yihadmóviles': las armas más mortíferas de los terroristas en Siria
    Israel compra drones equipados con ametralladoras para combates urbanos
    Exoesqueleto y microdrones: el Ministerio de Defensa ruso desvela sus planes para el traje de combate Rátnik-3'
    Etiquetas:
    protección, lucha radioelectrónica, drones, francotiradores, terrorismo, Daesh, Siria, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik