Widgets Magazine
19:54 GMT +315 Octubre 2019
En directo
    El misil Kh-555

    Lo mejor de lo mejor en misiles balísticos y de crucero de Rusia

    © Sputnik / Ministerio de Defensa de Rusia
    Defensa
    URL corto
    2340
    Síguenos en

    Cada 23 de diciembre se celebra en Rusia el Día de la Aviación de Largo Alcance de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia. Por este motivo, el periodista ruso Andréi Kots examinó en su artículo para Sputnik los misiles balísticos y los de crucero más conocidos que hay en el arsenal de esta aviación.

    El Kh-15

    El misil balístico Kh-15 de clase aire-tierra entró en servicio en 1980. De esta manera la URSS respondió a la creación del misil estadounidense AGM-69 SRAW.

    Aunque inicialmente el Kh-15 tenía una ojiva nuclear con una potencia de casi 300 kilotones, los constructores rusos desarrollaron posteriormente varios modelos que portaban una ojiva común. 

    La principal peculiaridad de este proyectil reside en su trayecto de vuelo. El avión lanza el Kh-15 cuando se encuentra a una distancia de 50 hasta 280 kilómetros del objetivo. Tras ser lanzado el misil no baja sino sube en el aire. Al ascender a una altitud de 44.000 metros, el proyectil cambia bruscamente su trayecto y se precipita a una velocidad vertiginosa de casi 6.000 kilómetros por hora. 

    Lea más: El Kh-35, el misil ruso que atemoriza y atrae al Pentágono

    Ahora, Rusia cuenta con dos modelos de misiles que fueron construidos sobre la base del Kh-15. Estos modelos son el Kh-15P y el Kh-15S. El primer proyectil con una ojiva de fragmentación estaba destinado a luchar contra los radares del enemigo y era capaz de corregir su trayectoria. El segundo misil era antibuque con una ojiva de explosión alta. Su alcance varía entre los 60 y 150 kilómetros. 

    El Kh-32

    El misil de crucero antibuque hipersónico Kh-32 es la versión más modernizada del Kh-22. Inicialmente el Kh-22 fue construido para luchar contra los portaviones y los grupos de portaviones a distancias de hasta 600 kilómetros. Los aviones Tu-16K, Tu-22K, Tu-22M2/3 y Tu-95K portaban esta arma.

    Su desventaja más importante radicaba en su baja resistencia a las interferencias puestas por distintos radares. Para eliminar este problema la URSS empezó a modernizarla, pero todos los trabajos pararon en los años 90 a causa de la difícil situación económica. Los ensayos del nuevo modelo fueron reiniciados solo en 2013. La variante modernizada fue nombrada como el Kh-32.

    El nuevo misil es capaz de impactar en el blanco a una distancia de hasta 1.000 kilómetros. Su ojiva puede ser nuclear como de explosión alta. Los aviones modernizados Tu-22M3M serán los principales portadores de estos cohetes.

    El Kh-555 

    La producción de misiles de crucero Kh-555 arrancó en 1999 para sustituir los proyectiles anticuados soviéticos Kh-55 y Kh-55SM que fueron creados ya en los años 80 del siglo pasado.

    Los misiles modificados Kh-555 son un arma más flexible que sus antecesores. Aparte del sistema de navegación inercial este misil cuenta con un sistema de corrección óptico-electrónica y un sistema de navegación por satélite. Las tecnologías aplicadas en el diseño de este misil permitieron incrementar cinco veces su precisión. Cabe destacar que los aviones Tu-160 y Tu-95MS emplearon precisamente estos proyectiles para bombardear las posiciones de los terroristas en Siria. El Kh-555 puede impactar en blancos situados a una distancia de hasta 2.500 kilómetros. 

    Le podría interesar: Tríada infernal: el escudo nuclear de Rusia, en acción

    El Kh-101

    El misil de crucero Kh-101 es el más moderno y más mortal de la Aviación de Largo Alcance de Rusia.  Con el tiempo estos proyectiles sustituirán a los misiles Kh-555 y se convertirán en las principales armas de los Tu-160M/M2 y los Tu-95MS/MSM. La mayor parte de la información sobre estos misiles está clasificada. 

    Lo que se sabe actualmente es que el Kh-101 tiene el sistema de guiado combinado que incluye el sistema de navegación inercial, la corrección óptico-electrónica y otras novedades.

    El proyectil es capaz de recibir información compleja sobre la ruta y las coordenadas del blanco. Además, los operadores del misil podrán redirigirlo directamente en el aire contra otro objetivo. 

    Según los cálculos de varios expertos occidentales, el alcance de esta arma llega a los 5.000 kilómetros. Los constructores rusos emplearon en su diseño tecnologías que hacen al misil poco visible, por lo que es casi imposible interceptarlo. Estos proyectiles, junto con los Kh-555, fueron empleados por las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia en Siria.

    Vea más: Ataque con misiles de crucero Kh-101, visto desde la cabina del piloto (vídeo)

    Además:

    El nuevo MiG-41 será capaz de 'cazar' misiles hipersónicos
    La Armada rusa recibirá una 'superlanzadera' universal
    Pánico en el Pentágono: Rusia dispondrá antes de lo previsto de sus armas hipersónicas
    Etiquetas:
    misiles, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik