01:43 GMT +319 Noviembre 2019
En directo
    Cazas estadounidenses F-15 en Siria

    Duelo de altura: el caza estadounidense F-15 pierde su corona

    © REUTERS / U.S. Air Force
    Defensa
    URL corto
    Por
    12565
    Síguenos en

    A pesar de estar en servicio desde 1976, el cazabombardero F-15E Strike Eagle sigue siendo el componente principal de la Fuerza Aérea de EEUU. No obstante, el nuevo programa de renovación de armamento de Rusia hará de los Su-30 el caza principal de las Fuerzas Aeroespaciales del país, destronando a los F-15.

    Aunque las cifras exactas del programa de renovación ruso para los años 2018-2027 no son públicas, se sabe que para 2022 la Defensa rusa ya contará con unas 100 naves y próximamente se espera un encargo adicional de otras 50, informa el periódico Izvestia. De esta manera, la cantidad de aeronaves militares operativas en Rusia llegará a las 700 unidades, casi la mitad de las cuales serán diferentes modificaciones del Su-30.

    Los Su-30 desplazarán, por lo tanto, a los F-15 del puesto de las principales naves de combate en los cielos del mundo. Sputnik ha recopilado el historial de la rivalidad entre estas máquinas de superioridad aérea, tan semejantes y tan distintas a la vez.

    El 'águila' de los cielos

    La historia de la creación de los F-15 Eagle estadounidenses se remonta a los tiempos de las campañas de Corea (1950-1953) y Vietnam (1955-1975). A pesar de estar en superioridad numérica, los principales cazas estadounidenses de aquella época —el F-86 y el F-4— tenían poco que hacer frente a los MiG-15 y los MiG-21 soviéticos, menos numerosos pero más ágiles y maniobrables. Fue entonces cuando la cúpula del Pentágono se percató de que necesitaban una nueva nave de combate especializada en alcanzar la supremacía aérea.

    En 1966 la Fuerza Aérea de EEUU presentó los requisitos tácticos y técnicos para la nueva máquina y ya para 1969 se le encargó la fabricación de 107 cazas a la corporación McDonnell Douglas (que entró en el consorcio Boeing en 1997).

    Lea también: ¿Cuáles serán las cinco Fuerzas Aéreas más poderosas para el año 2030?

    El nuevo F-15 resultó ser una nave formidable para su época. Sus dos turbinas de propulsión Pratt & Whitney F100-PW-100 con postcombustión le permitieron por primera vez en la historia superar la velocidad del sonido en un vuelo vertical, alcanzando los casi 20.000 metros de altura en poco más de dos minutos, aunque no llevaba armamento acoplado a sus alas.

    Su novedoso radar AN/APG-63 instalado en el morro de la nave procesaba de forma digital todos los datos y esto le permitía localizar objetivos aéreos situados hasta unos 322 km de distancia.

    Inicialmente, los F-15 venían equipados con cuatro misiles aire-aire AIM-7 Sparrow guiados por radar y otros cuatro AIM-9 Sidewinder guiados por infrarrojos. Durante la Guerra de Vietnam, los F-4 no llevaban cañones automáticos, lo que tuvo un efecto negativo para ellos en los combates aéreos. Ese defecto fue corregido en los F-15 a los que se les instalaron cañones rotativos tipo Gatling de calibre 20 mm con una elevada cadencia de tiro.

    Incluso las primeras unidades del F-15 mostraron una distancia de vuelo récord para la época. Sus tres tanques de combustible les permitían superar los 4.800 km y cruzar el Atlántico y desplazarse de EEUU a Europa sin necesidad de repostar en el aire o hacer escalas.

    Lea más: Su-35 vs. F-35: ¿cuál es el caza más potente?

    La fabricación en serie de los F-15 comenzó en 1973 y desde entonces el aparato ha estado en servicio de las Fuerzas Aéreas de países como EEUU, Japón, Arabia Saudí o Israel, entre otros.

    Fue precisamente durante las guerras del país hebreo contra los vecinos árabes cuando el F-15 mostro su superioridad ante los MiG soviéticos al servicio de Siria y Egipto, los mismos que tanto daño hicieron a los cazas estadounidenses en Corea y Vietnam. La historia se repitió durante la Guerra del Golfo de 1991, cuando los F-15 estadounidenses y saudíes dominaron los cielos de Irak.

    Al día de hoy la Fuerza Aérea de EEUU dispone de 177 unidades de F-15C/D y cerca de 224 de F-15E. Se planea que estas naves estén en servicio al menos hasta principios de la década de 2030 y la empresa Boeing aún ofrece las últimas versiones de estos aviones a potenciales compradores.

    La respuesta rusa

    Durante la década de 1970 la industria militar soviética no tenía nada que contraponer a las nuevas aeronaves estadounidenses. No fue hasta principios de la década de 1980 cuando entró en servicio el Su-27 de 4 generación y la URSS logró igualar a los estadounidenses en el aire.

    El F-15 y el Su-27 nunca llegaron a enfrentarse en combate, pero los elevados parámetros con los que se diseñaron los nuevos cazas soviéticos suponen una superioridad del 10% en todas sus características frente a sus contrincantes norteamericanos de la época, esencialmente gracias al diseño integral de su fuselaje.

    La desintegración de la Unión Soviética en 1991 frenó el desarrollo de los Su-27, lo que permitió a los cazas F-15 dar un paso adelante con sus nuevos modelos C/D. No obstante, los avances del Su-27 fueron empleados en los posteriores Su-30 y Su-35 rusos, que en los parámetros clave son plenamente superiores a los F-15C/D/E.

    Como consecuencia, hoy en día las últimas modificaciones de los Su-30 se venden en el mercado internacional mucho mejor que las de los F-15. A pesar de que en los cielos están penetrando poco a poco los cazas polivalentes de 5 generación, los expertos indican que los F-15 y los Su-30 seguirán dominando en las Fuerzas Aéreas de diferentes países y no podemos excluir que en algún momento se encuentren cara a cara en combate.    

    Además:

    Made in Indonesia: Yakarta sueña con producir partes de los Su-35
    El destructor supersónico: el bombardero de largo alcance Tu-22M3, en 60 segundos (vídeo)
    Etiquetas:
    cazabombarderos, aviación, F-15, Su-30, URSS, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik