05:26 GMT +313 Diciembre 2018
En directo
    Protestas contra la adhesión de Montenegro a la OTAN en Podgorica, 12 de diciembre de 2015.

    Ofensiva 'a toda máquina': cómo la OTAN ocupa a los Balcanes

    © AP Photo / Risto Bozovic
    Defensa
    URL corto
    OTAN incrementa su presencia en Europa (574)
    8146

    Estados Unidos y la Alianza Atlántica, al tratar de crear una zona de seguridad para contrarrestar la llamada 'política agresiva del Kremlin', buscan ampliar su dominio en los Balcanes.

    El columnista y analista del Instituto ruso de Estudios Estratégicos, Ígor Psheníchnikov, en su artículo para Sputnik reflexionó sobre los posibles planes del bloque militar en los Balcanes.

    El analista recordó que la representante de EEUU ante la OTAN, Kay Bailey Hutchison, declaró recientemente que la Alianza seguirá con su política de puertas abiertas a nuevos miembros, en referencia, sobre todo, a Macedonia.

    Según aclaró, los países que aspiran ingresar al bloque "deben cumplir con los estándares de democracia y ciertas normas militares". Hutchison prometió apoyar a Macedonia, que pronto "puede convertirse en el país que 'pasó el examen'".

    El candidato anterior

    El columnista recordó los países que ya han pasado dicho examen. En particular, mencionó a Montenegro, que ingresó en la OTAN en mayo pasado.

    "Este pequeño pedazo de tierra de la antigua República Federal de Yugoslavia fue separado de Serbia a raíz de un 'referéndum popular' en 2006. Esta fue la primera prueba de lealtad a Occidente de Milo Dukanovic, quien a lo largo de los últimos años ha estado rotando entre los cargos de primer ministro y presidente de Montenegro", señaló el experto.

    "En los años 1990, cuando el territorio de Yugoslavia estaba sumergido en numerosas guerras, Dukanovic organizó una red de contrabando de cigarrillos a Italia. Él fue investigado por [las autoridades italianas] en Nápoles, pero el procedimiento no fue llevado a término", recordó Psheníchnikov.

    "Resulta que es mucho más conveniente tener a Dukanovic atado como un títere dócil. Como consecuencia, Dukanovic apartó a Montenegro de Serbia y comenzó a arrastrar al país hacia la OTAN como si él fuera una locomotora", agregó el autor de la nota.

    Lea también: ¿Qué planes tiene la OTAN para Montenegro?

    Psheníchnikov recordó que el 'segundo acto de esta obra' tuvo lugar en octubre de 2016, durante el día de las elecciones parlamentarias. Entonces Dukanovic acusó a Rusia de haber orquestado un 'golpe de Estado' para impedir el ingreso de Montenegro a la OTAN.

    "Si alguien tenía alguna duda acerca de que el 'golpe de Estado' había sido fingido por Occidente, entonces las declaraciones del fiscal asignado al caso de la 'intentona golpista' deberían haber dejado clara la situación", subrayó el autor.

    "Él, sin ninguna vergüenza, agradeció de manera pública a los servicios especiales británicos y estadounidenses por su ayuda en la 'investigación'. En pocas palabras, las autoridades montenegrinas pasaron el examen de rusofobia, a pesar de los vínculos entre los rusos, serbios y montenegrinos que han existido desde hace siglos", profundizó.

    Próxima estación: Macedonia

    "Ahora le toca a Macedonia pasar este examen. Es de esperar que el país aspirante comience una política interior de rusofobia y participe en las campañas de propaganda y desinformación, orquestadas desde Washington y la sede de la OTAN en Bruselas. Además, debería esperar que el país cumpla de manera incondicional su papel en las provocaciones a Rusia. Por lo visto, Montenegro servirá como modelo", afirmó Psheníchnikov.

    El columnista apuntó que este proceso ya inició. El Centro para la Investigación de Corrupción y Crimen Organizado (OCCRP, por sus siglas en inglés), financiado por el Departamento de Estado norteamericano, publicó el junio pasado un artículo en el que afirma que los agentes de los servicios especiales, diplomáticos y representantes de otras organizaciones de Rusia trataron de inmiscuirse en los asuntos internos de Macedonia.

    Blog: ¿Cómo respondería Rusia a la expansión de la OTAN?

    El OCCRP aclara que se trata de "difusión de la información y desinformación" para beneficiar a los intereses rusos. El organismo presentó un documento escrito en macedonio como prueba. El papel no fue firmado, ni tenía destinatario, ni el nombre.

    Según Psheníchnikov, "los patrocinadores de esta iniciativa creen que los demás son idiotas", porque los datos referentes a la supuesta injerencia rusa en Macedonia parecen ser un clon de los documentos sobre la influencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, que resultaron en la victoria de Donald Trump.

    Ataque contra el presidente

    La publicación del OCCRP apareció un poco después del viaje del presidente macedonio a Rusia en mayo pasado. Gjorge Ivanov visitó Rusia para reunirse con su homólogo ruso, Vladímir Putin. A raíz de su encuentro, las partes señalaron la positiva evolución de las relaciones bilaterales entre los dos países.

    A juicio del analista, Ivanov fue uno de los blancos de las especulaciones occidentales. Antes, el político también había sido presionado por parte de todas las estructuras euroatlánticas, que "influyeron en la crisis política interna de Macedonia de manera flagrante".

    De acuerdo con Psheníchnikov, estos exigieron que Ivanov permitiera a la oposición crear un Gobierno de 'plataforma albanesa', es decir un Gobierno de la coalición compuesta de la minoría opositora macedonia y varios partidos albaneses. El experto sostuvo que tal paso perseguía debilitar las posiciones del presidente y de la mayoría nacional macedonia.

    Según lo ha apuntado en varias ocasiones el mismo presidente Ivanov, los partidos albaneses en Macedonia son financiados y dirigidos directamente desde Albania. El objetivo del vecino es descuartizar a Macedonia e incluir todos los territorios poblados por los albaneses como parte de Albania, un miembro de la OTAN.

    Lea también: La hipotética disolución de la OTAN, explicada paso por paso

    "La oposición albanesa es usada por Occidente como una herramienta para presionar a Gjorge Ivanov. En realidad, él es objeto de un chantaje organizado por Washington y Bruselas. El presidente se siente obligado a elegir entre el peligro de la desintegración de Macedonia, que sirve como una palanca que EEUU puede usar en cualquier momento, y el cumplimiento dócil de las órdenes que vienen desde el país norteamericano", enfatizó.

    El nuevo Gobierno macedonio, opuesto al presidente, no tardó mucho en hacer declaraciones antirrusas. La ministra de Defensa, Radmila Sekerinska, dijo que las autoridades del país hacen todo lo posible para que Macedonia ingrese en la OTAN para poder "proteger al país de la injerencia rusa en sus asuntos internos".

    Psheníchnikov recordó que Occidente ya se había aprovechado de un juego político parecido durante el conflicto entre el Gobierno central de Serbia y los albaneses de Kosovo. En aquel entonces, Belgrado trató de aplacar la rebelión kosovar —que tuvo como meta separarse de Serbia—, pero al fin y al cabo "responsabilizaron a Belgrado de todos los pecados".

    El columnista recordó que "Kosovo, que históricamente ha pertenecido a Serbia, proclamó su independencia sin celebrar un plebiscito, y esto no detuvo a Occidente a la hora de reconocerlo".

    ¿Quién es el siguiente?

    "No hay duda de que Kosovo a largo plazo también será devorado por la OTAN, pese a las posibles protestas de Belgrado. Sin embargo, el próximo candidato posible a la membresía en el bloque es Bosnia y Herzegovina. Así lo informó Heritage Foundation, considerado el 'think tank' del presidente Trump", enfatizó el autor.

    No obstante, el columnista indicó que el ingreso de Bosnia y Herzegovina a la Alianza Atlántica es un proceso muy complicado ya que este país está dividido desde su creación en el año 1995.

    Bosnia está compuesto de la República Srpska —poblada por serbios, que profesan cristianismo ortodoxo— y la Federación de Bosnia y Herzegovina —una de dos partes federadas del Estado homónimo, que está poblada por croatas, que profesan el catolicismo y bosnios musulmanes—.

    Psheníchnikov puso de relieve que la federación croata-musulmana tiene muchas ganas de formar parte de la OTAN, mientras que la República Srpska está orientada a Belgrado y Moscú.

    El presidente de la República Srpska, Milorad Dodik, y la población serbiobosnia que lo apoya contrarrestan al Gobierno central en Sarajevo. La razón es que Sarajevo trata de suprimir su autonomía e insiste en que la República Srprska reconozca que toda la población del país habla en bosnio y no en serbio —pese a que ambos son dialectos del mismo idioma, de acuerdo con el columnista—.

    Conozca más: Todo lo que tienes que saber sobre la República Srpska

    El analista destacó que muchos especialistas están seguros de que la simpatía de los serbios hacia Rusia puede hacer que el proceso de ingreso de Bosnia y Herzegovina en la OTAN acabe en un intento de la República Srpska de separarse del resto del país.

    "Ni Occidente, que ve a Bosnia y Herzegovina como un posible miembro de la OTAN, ni las autoridades centrales en Sarajevo, pueden permitir que esto suceda. Sin embargo y al mismo tiempo, los serbobosnios no pueden formar parte de una Bosnia y Herzegovina donde todas las decisiones van en contra de su voluntad. Este conflicto entre dos las partes estalla periódicamente", apuntó el columnista.

    "La retórica usada por ambas partes es agresiva e intransigente, y esto se refleja perfectamente en la prensa local. ¿Cómo es posible conciliar las partes del conflicto si ellas han estado peleando entre sí desde hace muchos siglos?", se preguntó Psheníchnikov.

    El autor señaló que la tarea de reconciliación es particularmente difícil en la situación actual, cuando dicha enemistad ha empeorado por los rencores mutuos, que en esencia son resultado de la Segunda Guerra Mundial y las últimas guerras en Yugoslavia, que tuvieron lugar en los años 1990.

    "Bastaría una sola chispa para agravar el conflicto al máximo. La activación del proceso de ingreso de Bosnia a la OTAN, en realidad, no es una chispa, sino una verdadera antorcha. Existe la amenaza de que la situación se desarrolle en el peor de los escenarios. Pero los problemas no acaben con esto, hay algo más", reflexionó.

    ¿Y qué pasa con Serbia?

    "El destino final de los planes de la OTAN de ocupar los Balcanes es Serbia. Esta es la lógica detrás de la desintegración de Yugoslavia realizada en los años 1990: descuartizar al país, subordinar a las partes escindidas a Occidente, debilitar a los serbios, que son prorrusos, y sacarlos de la influencia de Rusia", manifestó Psheníchnikov.

    Asimismo, señaló que hoy en día Belgrado tiene varios acuerdos con la OTAN, que hacen a Serbia un miembro de facto de la Alianza, porque el país ha asumido todas las responsabilidades de un miembro del bloque. Mientras que en realidad todavía no lo es, ni siquiera tiene los derechos de un país miembro.

    El analista destacó que por ahora nadie habla del ingreso de Serbia a la OTAN. A su juicio, anunciar el inicio de este proceso en la Serbia de hoy es equivalente a un "suicidio político".

    "La clase élite de Occidente está esperando. Necesitan más tiempo. El tiempo que desaparezca la generación actual de serbios que están listos para morir con tal de no convertirse en un aliado de los [países] que consideran que Rusia es su enemigo. Si Bruselas empieza a acelerar el proceso de ingreso de Serbia en la OTAN, entonces se puede suponer que la Alianza conoce la fórmula para calmar a los serbios o, por lo menos, convencerlos de que Rusia 'de verdad amenaza' a Serbia", indicó.

    "De todas maneras Occidente, es decir la OTAN y la UE, ha ampliado paulatinamente su dominio en los Balcanes. A unos países, por ejemplo, Serbia, promete el paraíso, a otros, como Montenegro o Macedonia, promete la protección de Rusia", agregó.

    Lea también: Serbia demandará a la OTAN por agresión contra Yugoslavia

    Psheníchnikov hizo hincapié en que Occidente hace caso omiso a los deseos de la población local, igual que esto sucedió en Montenegro, donde se celebraron manifestaciones de protesta exigiendo un referéndum acerca del ingreso del país a la Alianza Atlántica. El experto enfatizó que el plebiscito no tuvo lugar, pero que el país ya es miembro del bloque militar.

    "Cabe indicar que en los últimos años los planes de EEUU de alterar el mapa geopolítico han fracasado muchas veces, de ahí que ciertas regiones se hayan hundido en el caos, en particular Oriente Medio. Teniendo en cuenta la historia de los Balcanes, no se puede excluir que este escenario se repita aquí", concluyó.    

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    OTAN incrementa su presencia en Europa (574)

    Además:

    Oposición de Montenegro acusa a OTAN de no prestar ayuda ante incendios
    UE confía en un salto cualitativo de consultas entre Serbia y Kosovo
    El líder de Kosovo: la Comisión Europea menosprecia los Balcanes occidentales
    La UE y la OTАN reforzarán defensa de Moldavia, Bosnia y Túnez
    La presidenta de Croacia presenta a Putin la 'Iniciativa de los Tres Mares'
    Etiquetas:
    OTAN, Ígor Psheníchnikov, Macedonia, Kosovo, Serbia, Montenegro