19:41 GMT +316 Diciembre 2017
En directo
    El portaviones ruso Almirante Kuznetsov

    Las sorpresas que prepara la nueva doctrina marítima de Rusia para EEUU

    © Sputnik/ Sergey Eschenko
    Defensa
    URL corto
    10852

    El presidente ruso, Vladímir Putin, firmó un importante documento que rige la doctrina marítima de Rusia. ¿Qué novedades y sorpresas esconde este texto para la OTAN y EEUU?

    El presidente ruso, Vladímir Putin, firmó este julio "las Bases de la política estatal de la Federación de Rusia en materia de actividad marítima militar para el año 2030". Este documento sustituyó uno anterior aprobado el 29 de mayo de 2012. 

    Según un artículo para el Consejo de Asuntos Exteriores de Rusia del experto militar Prójor Tebin, el nuevo documento contiene muchas novedades. Particularmente, su texto eleva el papel de Rusia como potencia marítima.

    "La Federación de Rusia sigue conservando su estatus de gran potencia marítima, cuyo potencial le permite proteger sus intereses nacionales en cualquier región marítima del mundo y supone un importante factor para la estabilidad internacional y la disuasión nuclear. Además, le otorga el derecho de aplicar una política nacional independiente", afirma el documento.

    Por lo tanto, la doctrina determina las principales amenazas para la seguridad nacional de Rusia en el ámbito marítimo. 

    El primer lugar en la lista lo ocupa "el empeño de algunos países —ante todo EEUU y sus aliados— por dominar los océanos y el Ártico y por conseguir la supremacía de sus Armadas". 

    Las metas de la Armada rusa

    Dadas estas circunstancias, "las Bases de la política estatal de la Federación de Rusia en materia de actividad marítima militar para el 2030" destacan el mantenimiento del potencial marítimo de la Armada rusa, la conservación del orden internacional en los océanos y la tarea de garantizar unas condiciones favorables para la exploración de recursos naturales. 

    Además, hasta 2030, Rusia va a tratar de consolidar sus posiciones como segunda potencia mundial en cuanto a sus capacidades de combate. 

    Rusia cuenta con una flota atómica nuclear y tiene armas nucleares no estratégicas, algo que permite clasificar a la Armada rusa como la segunda del mundo en cuanto a sus capacidades de combate, destaca el experto.

    El documento también estipula que la habilidad de la Armada rusa a la hora de eliminar instalaciones terrestres enemigas con ayuda de armas de alta precisión y largo alcance es un requisito importante en la disuasión no nuclear.

    Presencia exterior

    El papel de la presencia exterior de la Armada rusa ha crecido considerablemente, lo que ha sido  condicionado por el aumento de la experiencia de la Armada rusa en el mar Mediterráneo y en la campaña siria.

    En un futuro, Rusia perseguirá los siguientes objetivos: alcanzar una presencia suficiente en las regiones estratégicas de los océanos, ampliar las entradas de sus buques en puertos de apoyo logístico, desarrollar una flota auxiliar y crear sus propios puntos de apoyo logístico fuera de las fronteras del país. 

    Aunque el documento no cita las regiones estratégicamente importantes para Moscú,  según el experto militar, además del mar Negro, estas zonas serían el mar Mediterráneo, el Ártico y el mar Caspio.  

    Prójor Tebin  destaca que Crimea actualmente es uno de los bastiones que protegen el territorio de Rusia y representa la plataforma que garantiza la presencia de la Armada rusa en el mar Mediterráneo.

    La construcción naval

    De acuerdo con el nuevo documento, Rusia, en los próximos años, tendrá que formar una flota equilibrada, asegurando el mantenimiento del potencial de sus fuerzas marítimas estratégicas y nucleares, y renovar sus armas nucleares no estratégicas. 

    La primera meta puede cumplirse implementado el programa que prevé construir ocho submarinos balísticos de nueva generación para el 2021. La segunda se alcanzará cuando Rusia construya siete cruceros atómicos. 

    No obstante, Tebin sostiene que conseguir todas estas metas será imposible sin construir un número suficiente de submarinos atómicos, fragatas y buques auxiliares.

    También el documento incluye una cláusula sobre la creación de "un complejo de portaviones". Por su parte, Tebin considera que la Flota rusa necesita como mínimo de tres a seis nuevos portaviones. 

    Otra cuestión no menos importante es el desarrollo de la infraestructura naval. La nueva doctrina marítima de Rusia menciona la construcción de puntos de apoyo logístico en el extranjero así como la creación de infraestructuras de doble uso en las regiones del Ártico y el Lejano Oriente. 

    El autor del artículo opina que las autoridades rusas decidieron aprobar la nueva doctrina marítima tras los cambios que se produjeron en el mundo entre 2013-2017. Particularmente, después de que las relaciones del país eslavo con EEUU y la OTAN se deterioraran. 

    Lea más: La CIA desclasifica datos sobre la Armada soviética

    Además:

    La fragata Almirante Makárov derriba 'misiles de crucero'
    Una potencia bajo el agua: los récords de la flota submarina de Rusia
    Más de 70 buques de la Flota del Báltico salen al mar por alarma (vídeos)
    Etiquetas:
    Doctrina Naval de Rusia, Armada de Rusia, Vladímir Putin, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik