19:19 GMT +323 Septiembre 2017
En directo
    Sistema antiaéreo ruso S-300 (imagen referencial)

    El eslabón débil: Rusia y China 'vencen' a EEUU con sus armas a precios asequibles

    © Sputnik/ Valeri Melnikov
    Defensa
    URL corto
    52518170

    Mientras EEUU sigue apostando por las armas caras, Rusia invierte en el desarrollo de tecnologías militares más baratas y mucho más efectivas.

    La competencia de las armas rusas y chinas amenaza ahora la dependencia occidental de un número reducido de plataformas sofisticadas y de elevado precio, señala un reciente estudio realizado por el 'think tank' británico RUSI.

    El documento no cita las armas específicas que se están volviendo obsoletas. Sin embargo, es posible que los portaviones, buques insignia de la Armada estadounidense, puedan estar al principio de la lista, asevera el columnista Michael Peck en su artículo para The National Interest.

    Peck señala que las tecnologías militares de precio asequible, tales como los misiles antibuque o los ciberataques, ponen en peligro la dependencia de los Ejércitos occidentales de las armas de gran tamaño y de alto precio, por ejemplo los portaviones.

    Los Gobiernos de los países occidentales se percataron de los problemas del desequilibrio financiero en los conflictos armados. Cabe analizar un caso concreto: es un sinsentido usar armas por un precio de 70.000 de dólares lanzadas desde una aeronave, cuya hora de vuelo cuesta unos 30.000 de dólares, solo para destruir una 'camioneta Toyota', cuyo precio máximo se cifra en 10.000 dólares, explica el autor del artículo, citando la investigación británica de RUSI.

    Más aquí: S-400 y S-500 vs F-22 y F-35: ¿quién ganará?

    "Los misiles que cuesten mucho menos de medio millón de libras esterlinas —642.000 de dólares— por equipo estarían aptos para deshabilitar a un portaviones británico que tiene un valor superior a los 3.000 millones de libras —3.900 millones de dólares—. En realidad, 10 misiles de este tipo pueden costar menos de cinco millones de dólares", pone de relieve el estudio de RUSI.

    La capacidad de un proyectil o de un virus de ordenador para destruir las armas de la época de la Guerra Fría, como portaviones, carros de combate o hasta satélites y redes informáticas —que aseguran su funcionamiento—, hizo que los militares estadounidenses trataran de concebir una manera para que sus armas obsoletas fueran menos vulnerables, señala el columnista.

    Lea también: Así se propone EEUU hacer la guerra contra Rusia y China

    El portaviones USS Carl Vinson (archivo)
    © REUTERS/ Z.A. Landers/Courtesy U.S. Navy
    El estudio de RUSI enfatiza que la situación actual no debe tomar desprevenido a nadie. Peck enfatiza que sería ingenuo esperar que el avance tecnológico militar de Rusia y China vaya a quedarse en el mismo nivel que el de los países de la OTAN de hace tres décadas.

    Una de las características principales de cualquier arma es su capacidad de acabar con el blanco enemigo, ya sea para destruirlo por completo o simplemente dañarlo.

    En este sentido, el hecho de que los países occidentales apuesten por las armas clásicas, que cuestan mucho, da ventaja a los países que invierten en armamento menos sofisticado, que se vende por un precio asequible y que, al fin y al cabo, puede ser más adecuado para el uso en combate en la época contemporánea.

    No se lo pierda: EEUU inquieta al dragón en la frontera con Rusia

    Etiquetas:
    portaaviones, armas, EEUU, China, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik