08:09 GMT +310 Diciembre 2019
En directo
    Logo de la OTAN

    Aliados de segunda: cómo la OTAN arma a los países bálticos con "chatarra"

    © AFP 2019 / Paul J. Richards
    Defensa
    URL corto
    7221
    Síguenos en

    Desde Occidente siguen con su retórica según la cual es necesario armar a los países del este de Europa para contrarrestar a Rusia pero ¿de qué forma están armando a esos países? Alexandr Jrolenko opina en su columna de Sputnik que la Alianza arma a los bálticos con el armamento que sobra de los países más importantes de Europa.

    "Podría parecer que una retórica de estas características tiene que garantizar que los países de la OTAN al este de Europa gocen de tecnología y armamento militares modernos (…) sin embargo, comparadas con la flota rusa del Báltico, las fuerzas navales de Letonia, Lituania y Estonia parecen más bien una bandada transparente de mosquitos", opina Jrolenko.

    El columnista asegura que la potencia militar nacional con la que cuentan estos países resulta "chatarra" y que esta está formada por las naves 'jubiladas' de aliados como Reino Unido, Holanda o Noruega.

    Jrolenko se basa en los datos del portal Global Fire Power, que destripa el poder militar de todos los países. Los resultados de Lituania y de Estonia dejan mucho que desear, según el columnista. En el caso del primero, "se trata de 18 embarcaciones de los años 80":

    "Detectores de minas clase Tripartite (un proyecto conjunto de Francia, Bélgica y Holanda), buques patrulleros clase Storm y clase KBV. En 2011 Lituania obtuvo el primer catamarán patrullero Skrunda y prácticamente desarmado", revela Jrolenko.

    Un patrullero lituano 'Skalvis' de la clase Storm
    Un patrullero lituano 'Skalvis' de la clase Storm

    Las fuerzas navales de Lituania cuentan también con un pequeño buque antisubmarinos del proyecto 1124M, cuatro patrulleros daneses de clase Flyvefisken, otro patrulleros Storm, dos detectores de minas de construcción inglesa M53 y M54, uno noruego, un buque hidrográfico y un remolcador. En total, 12 embarcaciones cuyo éxito en la batalla no depende de cuántos sean "sino de su calidad", apunta Jrolenko.

    Armados a duras penas

    Los detectores de minas ingleses Hunt se comenzaron a construir en 1980. Este 'vejestorio' está hecho de plástico reforzado con vidrio, tiene dos motores diésel de 3800 caballos y una velocidad máxima de 35 kilómetros por hora. Sus opciones de ataque son modestas.

    "Un cañón automático antiaéreo Bofors de 40 mm del tiempo de la Segunda Guerra Mundial y dos sistemas de artillería de 20 mm (…) Probablemente, la principal tarea de los bálticos sea la de limpiar manualmente el mar de las minas para los 'blancos' de la OTAN", cree Jrolenko.

    Lee más: Soldados españoles se despliegan en Letonia para disuadir a Rusia

    El autor ironiza con el resto del armamento:

    "No menos interesantes resultan los patrulleros Storm que construyó Noruega en los años 60. En concreto, el de Lituania se construyó en 1967, fue retirado [de la Armada Real de Noruega] en el año 2000 y vendido a sus aliado en el Báltico sin misiles".

    Hacia el año 2000, los 19 patrulleros Storm fueron retirados de Noruega y siete de ellos (tras haber desmontado de ellos sus misiles) pasaron a ser de Letonia (tres), Lituania (otros tres) y Estonia (uno).

    Dado que es por todos sabido en Occidente que 'Rusia se prepara para contrarrestar a la OTAN en la región del Báltico', prosigue el autor, el irrisorio gasto en armamento con el que están armando al este de Europa "deja clarísimo la relación que tiene Bruselas con sus aliados bálticos": unos países que se usan como carne de cañón.

     

    Además:

    ¡Países bálticos, relájense! El oso ruso no irá a ninguna parte
    Estonia agradece a España su aporte a la seguridad de los países bálticos
    Presidenta lituana: EEUU garantiza la seguridad de los países bálticos
    Los países bálticos apremian a EEUU a instalar misiles Patriot en la región
    Etiquetas:
    carrera armamentista, armamento, OTAN, Letonia, Lituania, Estonia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik