10:50 GMT +325 Noviembre 2017
En directo
    Lockheed U-2 (archivo)

    F-16 y Lockheed U-2 'se sacuden el polvo' para combatir contra Corea del Norte

    CC0 / U.S. Air Force
    Defensa
    URL corto
    0 6991319

    A medida que Pyongyang se jacta de los avances de su programa nuclear y amenaza con probar misiles cerca del territorio estadounidense de Guam, Washington evalúa el peligro real con su aviación de reconocimiento, escribe CNN.

    Los vuelos matutinos desde la base aérea de Osan —la más cercana a Corea del Norte— se realizan por el Lockheed U-2, apodado Dragon Lady. Se trata de un avión de reconocimiento a gran altitud que es capaz de volar a una altura de 21.300 metros sobre la superficie. 

    Lea más: La guerra entre Corea del Norte y EEUU sería un verdadero infierno

    El primer vuelo despega de la base aérea de Osan justo después del amanecer, ascendiendo por encima de la península coreana para recolectar y enviar datos críticos a la sede militar de EEUU.

    "Todo lo que recolecta este avión se envía casi instantáneamente a las personas que lo pueden procesar, valorar y difundir en cuestión de minutos a nuestros jefes", compartió con CNN el coronel James Bartran, quien encabeza el quinto Escuadrón de Reconocimiento en la base.

    Avión espía a gran altitud

    El Dragon Lady que emprendió su primer vuelo en los años 50 durante la Guerra Fría fue desarrollado para volar tan alto que no lo detectara la aviación soviética.

    Los modelos más recientes —por el precio de 250 millones de dólares cada uno— fueron actualizados con nuevos sensores y cámaras. Además, están equipados con varios sistemas para manejar una variedad de tareas de recopilación de información que los drones no pueden hacer solos.

    De esta manera, el Lockheed U-2 es el activo crítico en la detección de lo que Corea del Norte realmente planea, apunta el medio.

    "Disponemos de lo que se llama 'multi-in' [inteligencia múltiple]. Somos el único 'multi-in' verdadero en el teatro. Podemos ver y oír cosas al mismo tiempo", explicó Bartran.

    El militar también precisó que la presencia del Dragon Lady en península de Corea tiene como objetivo asegurar que EEUU tenga la información que necesita para actuar o responder. Así, los datos que envía el avión a Washington determinan la diferencia entre la paz y la guerra.

    El secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, declaró el 17 de agosto que en el caso de que Pyongyang envíe un misil hacia el territorio del país norteamericano o de cualquiera de sus aliados, habrá "fuertes consecuencias militares".

    Vea también: EEUU derribará cualquier misil que lance Corea del Norte

    Algunas de estas "consecuencias" podrían provenir de la base aérea de Osan, señala CNN. Además de albergar los aviones Dragon Lady, esta instalación militar es también la base para dos escuadrones de aviones de combate F-16 que tienen el lema: "Listos para el combate esta noche".

    'Ferrari' de los aviones

    El tercer escuadrón de los F-16 está estacionado en Kunsan, la otra base aérea de EEUU en Corea del Sur.

    "Es Ferrari, es la mejor manera de describirlo", comentó el piloto Daniel Trueblood las capacidades del avión supersónico F-16.

    La nave aérea es capaz de volar a una velocidad de hasta 25 kilómetros por minuto. Esto implica que si EEUU decide lanzar un ataque contra Corea del Norte, los F-16, capaces de portar misiles de largo y corto alcance y bombas, tardarán teóricamente tan solo tres minutos en alcanzar Corea del Norte desde la base de Osan.

    Igual que los pilotos de aviones espía, los escuadrones del F-16 se entrenan diariamente sobre la península coreana, simulando batallas de día y de noche.

    "No sabes cuándo va a suceder algo o qué nos ordenarán hacer (…) Nos preparamos todos los días como si esta fuera la gran noche", compartió Trueblood.

    Además, agregó que los aviones portan los misiles HARM (High Speed Anti-Radiatrion Missile) —proyectiles tácticos que operan contra transmisiones electrónicas de radar—, además de los misiles aire-aire y aire-superficie.

    Le puede interesar: Así EEUU empuja a Corea del Norte a desarrollar su potencial nuclear

    Según explicó, la principal tarea de los pilotos estadounidense es conseguir que "el enemigo los haga el objetivo" de sus misiles aire-aire y superficie-aire, para poder "proteger a todos los demás".

    "La misión siempre ha sido muy clara y me ha dictado que estamos listos para el combate", concluyó Trueblood.

    Además:

    ¡No abran la Caja de Pandora! Seis sólidas razones para no bombardear Corea del Norte
    ¿Se troca la ira en clemencia? Por qué EEUU puede cambiar su retórica sobre Corea del Norte
    "EEUU tendrá que admitir su derrota en la solución del problema de Corea del Norte"
    Etiquetas:
    base militar, avión espía, reconocimiento, aviación, F-16, U-2 (avión), Corea del Sur, Corea del Norte, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik