04:58 GMT +318 Noviembre 2019
En directo
    Banderas de Daesh (archivo)

    Conoce a los Inghimasi, los nuevos soldados de Daesh que aterrorizan a Europa

    © AP Photo / File
    Defensa
    URL corto
    Atentado terrorista en Las Ramblas de Barcelona y en Cambrils (2017) (162)
    191
    Síguenos en

    Tras los atentados terroristas en Las Ramblas de Barcelona, Sputnik dialogó con el coronel retirado Omar Locatelli, quien realizó un perfil de este nuevo tipo de combatientes del terrorismo.

    Daesh (proscrito en Rusia y otros países) tiene tres tipos de reclutas: el combatiente común, el que se autoinmola y el Inghimasi o "los que están más allá de la muerte", comentó a Sputnik Omar Locatelli, coronel retirado, colaborador de la revista especializada en defensa DEF y conocedor de Medio Oriente por haber sido agregado militar de Argentina en Israel.

    Se trata de una nueva modalidad de combatientes que intenta reunir a la mayor cantidad de civiles en grupo para maximizar las cantidades de bajas producidas, afirmó Locatelli. "No son lobos solitarios, son como los kamikaze japoneses que intentan producir el mayor daño posible matando gente en grupo, con la diferencia de que estos yihadistas quieren evitar su propia muerte. Son combatientes francoparlantes, con formación en Libia, que llevaron su terror a Europa", explicó el militar retirado.

    El grupo se llama 'Kativat al Batar', que significa que llegan a la batalla con la espada de Mahoma. Los Inghimasi son los responsables de seis atentados con atropello en el Viejo Continente. Atacan en los lugares donde ven que la seguridad es más débil, ahora que están siendo desplazados de sus califatos en Siria y en Irak.

    "La seguridad en transportes como aviones se hizo demasiado rigurosa, es por eso que ahora [los terroristas] buscan esta metodología con vehículos particulares para producir atentados donde hay grandes concentraciones de gente", señaló el especialista en Medio Oriente.

    El primer atentado ocurrió en 2016, cuando 85 personas murieron al ser atropelladas por un camión en el paseo de los Ingleses de Niza durante los festejos del 14 de julio, el día de la fiesta nacional francesa.

    Luego llegó el turno a Berlín, donde un hombre mató a 12 personas con un camión, el 19 de diciembre pasado. A ese se le sumó el primer ataque de este estilo en Londres. El 22 de marzo un terrorista atropelló a numerosas personas en las inmediaciones del Parlamento del Reino Unido, en el puente de Westminster, con un saldo de cinco muertos.

    El 7 de abril el terror llegó a la capital de Suecia. Ese día en Estocolmo un camión atropelló a una multitud y murieron cuatro personas. La noche del 3 de junio, el episodio se repitió en Inglaterra: una furgoneta arrasó a un grupo de peatones junto al Puente de Londres. Los terroristas se cobraron ocho vidas aquel día. A su vez, el reciente ataque del 17 de agosto en Cataluña dejó al menos 15 muertos.

    Sin embargo hay que decir que otros dos atentados con atropello sucedieron en Europa y no tuvieron nada que ver con Daesh (proscrito en Rusia y otros países). El 19 de junio, un galés de 47 años embistió con su coche a un grupo de musulmanes que regresaban de la mezquita en Finsbury Park, al norte de Londres. Un hombre murió en el acto. Luego, el 9 de agosto en el municipio de Levallois-Perret, a seis kilómetros del centro de París, seis militares resultaron heridos cuando un vehículo los embistió. Ese día no se registraron víctimas fatales.

    Locatelli señala que este grupo terrorista tenía previsto atentados más mortíferos, en el Camp Nou, o en la Iglesia de la Sagrada Familia, pero estalló la casa con los explosivos y por eso realizaron este atentado. La explosión se registró en una casa de la localidad de Alcanar, provincia de Tarragona, un día antes, el 16 de agosto.

    "Con la caída de Mosul [Irak] y la inminente caída de Raqqa [Siria], están tratando de demostrar que siguen vigentes más allá de la pérdida de territorio. Ellos tratan de hacer atentados en los países que los están combatiendo. Tratan de ubicar la mayor concentración de ciudadanos de esos países para retrucar la muerte que ellos están produciendo en sus filas".

    A la incógnita de cómo proteger a la sociedad civil de estos ataques Locatelli aseguró que es una tarea "muy difícil" puesto que se trata de un "nuevo tipo de conflicto". "Estamos frente a lo que se conoce como guerra asimétrica, cuando un bando débil utiliza distintos métodos para atacar a otro más poderoso. La mejor forma de ganar esta batalla es lograr un mayor control de las fronteras externas y del movimiento interno", concluyó.

    Tema:
    Atentado terrorista en Las Ramblas de Barcelona y en Cambrils (2017) (162)

    Además:

    España decreta tres días de luto a nivel nacional
    Putin expresa condolencias al rey de España por el atentado en Barcelona
    La prensa define a Cataluña como el mayor foco islamista de España
    Etiquetas:
    atentado suicida, guerra, terrorismo, Oriente Medio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik