05:33 GMT +323 Septiembre 2018
En directo
    Aplicación de napalm (imágen referencial)

    Más atroz que la muerte: las cinco armas prohibidas más terribles

    CC0 / Dranac CP / Napalm
    Defensa
    URL corto
    2163

    La segunda Conferencia de la Haya de 1907 que se celebró hace 110 años en gran medida predeterminó las reglas de las guerras para todo el siglo XX. El columnista de Sputnik Andréi Kots te presenta los cinco tipos de armas más mortíferas (aunque no son de destrucción masiva), oficialmente prohibidas por las convenciones internacionales.

    Algunos de los acuerdos alcanzados en las Conferencias de la Haya (la primera se organizó en 1899) siguen en vigor hasta hoy en día e imponen una serie de restricciones de armas y métodos de guerra que pueden ser utilizados por los bandos opuestos: balas expansivas, bombardeos desde globos aerostáticos y proyectiles con gas venenoso.

    A lo largo del siglo XX se estipularon otras restricciones también, relacionadas con uno u otro tipo de armas. Sin embargo, estos acuerdos no siempre se respetaban y respetan, señala Andréi Kots.

    Las balas expansivas

    Estos proyectiles están oficialmente prohibidos en la esfera militar, sin embargo, se utilizan ampliamente por los cazadores de animales grandes por su alta capacidad paralizadora. Esta arma, cuando alcanza el tejido blando aumenta drásticamente su diámetro, causando un fuerte daño a los órganos internos. La primera bala de este tipo apareció en la década de 1890 y se conocía como dum-dum — por el nombre de una región en las afueras de Calcuta — que albergaba una fábrica de armas del Reino Unido. Eran balas de acero suave. Cuando alcanzaba el blanco, el proyectil se abría como una flor. En la mayoría de los casos, las heridas causadas por el artefacto eran mortales o garantizaban una incapacidad permanente para la víctima.

    El napalm

    Se trata de un arma terrible que se convirtió en un símbolo de la Guerra de Vietnam. El napalm es, de hecho, una gasolina viscosa y sencilla de fabricar. Al combustible se le añade un espesante que se extrae de una mezcla de sales de aluminio de ácidos orgánicos, es decir, nafténicos, palmíticos, y otros. Esta sustancia es altamente inflamable, quema durante un período largo y se pega a todas las superficies, verticales incluidas. Y es realmente muy difícil extenderla.

    Los norteamericanos en Vietnam quemaron con napalm aldeas enteras y bosques extensos, privando al enemigo de cualquier refugio. La mezcla se utilizaba en las bombas aéreas además de en cartuchos incendiarios. En contacto con el cuerpo el napalm causaba quemaduras graves hasta que los heridos morían a causa del dolor.

    WikiLeaks publica un informe sobre la CIA
    © REUTERS / Petar Kujundzic. Archives
    Además, el efecto de estas armas era imposible de predecir, en Vietnam a menudo quedaban atrapados también los civiles y las fuerzas amigas. El napalm se prohibió solo en 1980 cuando se aprobó la Convención en las Naciones Unidas sobre las prohibiciones o restricciones del empleo de ciertas armas convencionales y su Protocolo asociado sobre prohibiciones o restricciones del empleo de armas incendiarias.

    Las municiones en racimo

    Este tipo de arma se prohibió recientemente. En diciembre de 2008, en Dublín, 93 Estados firmaron la Convención sobre las Municiones en Racimo, que excluye por completo su utilización en las hostilidades.

    Lo que se aplica más a menudo en los conflictos son las bombas de racimo aéreas. Son bombas con paredes delgadas, llenas de pequeñas submuniciones que pesan hasta 10 kilogramos. En un casete puede haber hasta 100 pequeñas 'bombitas más' de tipo antipersonal, antitanque, incendiarias y otras. Después de que los proyectiles caen desde los aviones, el cuerpo del arma se desintegra a una cierta altura y decenas de bombas cubren con una lluvia mortal un área enorme.

    "Estas municiones son muy eficaces contra objetivos dispersos", detalló el periodista.

    El fósforo blanco

    Las municiones dotadas de fósforo blanco, están prohibidas oficialmente desde que se aprobaron los protocolos adicionales de 1977 a la Convención de Ginebra relativos a la protección de las víctimas de los conflictos armados internacionales. Esta arma fue utilizada incluso durante la Primera Guerra Mundial por las tropas británicas y alemanas. El fósforo blanco se utilizó activamente por la Luftwaffe durante la Segunda Guerra Mundial, por EEUU en Corea, por Israel en el Líbano y en muchas otras guerras y conflictos armados. Según informan algunos medios, las Fuerzas Armadas de Ucrania han utilizado municiones de fósforo blanco en la región de Donbás, y las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos y sus aliados lo hicieron en Siria.

    Las minas antipersona

    Las minas antipersona están presentes en los arsenales de todos los países que tienen sus propias Fuerzas Armadas. Las numerosas variedades de estas armas se utilizaron en grandes cantidades desde el comienzo del siglo XX en todas las guerras y los conflictos armados para incapacitar al personal enemigo. Las minas antipersona, en particular las minas de presión, a menudo matan y hieren gravemente a los soldados. Además, no siempre es posible hallar todos los campos de minas y desactivarlos después de que la guerra se termine. Se desconoce cuántos artefactos mortales más permanecen en el suelo, pero, desde la opinión de muchos expertos, su número en toda la Tierra puede constituir unos cuantos millones.

    No se lo pierda: Al descubierto: el arma nuclear más mortífera de Rusia

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    T-14, el tanque ruso que cambió el mundo de las armas (infografía interactiva)
    Menos armas, pero de mayor calidad: sale a luz el nuevo informe sobre los arsenales nucleares
    El 'problema de las armas químicas sirias' es una manera de ocultar la derrota de EEUU
    Etiquetas:
    minas antipersonal, armas, La Haya, Vietnam, EEUU