Widgets Magazine
12:33 GMT +316 Octubre 2019
En directo
    Un avión se prepara para despegar del portaviones Almirante Kuznetsov durante una tormenta (archivo)

    Se avecina 'Tormenta': todos los detalles del nuevo portaviones ruso

    © Foto : Northern Fleet of the Russian Navy
    Defensa
    URL corto
    Por
    17726
    Síguenos en

    El Ministerio de Defensa de Rusia anunció que el país planea construir un nuevo portaviones de propulsión nuclear para su Marina de Guerra antes del año 2025.

    Portaviones Almirante Kuznetsov
    © Foto : Northern Fleet of the Russian Navy
    El Proyecto 23000 para la construcción del portaviones polivalente Shtorm (Tormenta, en ruso) fue presentado por primera vez a los más altos cargos militares de Rusia en el 2013. Dos años más tarde, el público tuvo acceso a la maqueta de la embarcación del Proyecto 23000 en el Foro internacional de material bélico Army 2015.

    El medio ruso Zvezda ha analizado los aspectos positivos y negativos del proyecto naval y también ha recopilado detalles de las posibles características del buque militar.

    Los pros y los contras

    Las armas más letales de la Armada rusa
    © Foto : Ministry of Defence of the Russian Federation
    Quienes defienden que no existe necesidad real de un nuevo portaviones en la Armada de Rusia destacan el hecho de que, en el caso de una guerra a escala mundial, estas embarcaciones pueden ser fácilmente hundidas con ataques de misiles nucleares estratégicos. Sin embargo, en un guerra de proporciones mundiales, la única diferencia entre los perdedores y los ganadores es que los últimos morirán un poco más tarde, destacó el medio ruso. No obstante, en el contexto actual de conflictos aislados y diseminados por todo el globo, los portaviones pueden ser justamente lo necesario para la victoria.

    Los principales puntos contra la construcción de nuevos portaviones son su elevado coste y la necesidad de embarcaciones de escolta —varias fragatas o corbetas y, al menos, un submarino—. Por el lado positivo, los portaviones son móviles y autosuficientes y permiten llevar a cabo ataques contra los enemigos de manera rápida y efectiva.

    Un verdadero aeródromo flotante

    El nuevo portaviones tendrá las capacidades de una base aérea similar al aeródromo de Hmeymim, utilizado por las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia en Siria, si bien funcionará sobre las olas del mar.

    El Shtorm superará significativamente al portaviones Almirante Kuznetsov —actual buque insignia de la Armada de Rusia— tanto en tamaño como en capacidad de combate, subrayó Zvezda.

    Un modelo a escala del portaviones Shtorm
    © Sputnik / Ilya Bogachev
    Un modelo a escala del portaviones Shtorm

    La principal diferencia entre las dos embarcaciones es que el Shtorm será propulsado por energía nuclear, lo que conferirá al portaviones una autonomía prácticamente ilimitada en los mares y océanos. Además, en vez de las 52 aeronaves del actual portaviones, el Shtorm podrá albergar entre 80 y 90 aparatos aéreos de última generación.

    Según Zvezda, el ala —unidad de aviación militar— del Shtorm contará con las más modernas aeronaves rusas, tales como los cazas polivalentes T-50 y MiG-29K (versiones monoplaza y biplaza), helicópteros de ataque Ka-52K y helicópteros multipropósito Ка-27.

    La unidad de aviación militar de la nueva embarcación podrá llevar a cabo operaciones estratégicas incluso en situaciones de conflicto de alta intensidad. Los aviones podrán despegar inmediatamente uno después del otro, dado que la embarcación contará con cuatro mecanismos de despegue: dos en forma de trampolín y dos en forma de catapulta.

    El Shtorm podrá cargar hasta 6.000 toneladas de combustible y una munición de unos 3.000 misiles de crucero y bombas aéreas.

    Mecanismos de defensa

    En principio, el futuro portaviones ruso no contará con sistemas antimisil y de defensa antiaérea capaces de proteger a todo su convoy militar marítimo de un ataque enemigo. Sin embargo, la embarcación podrá ejercer la autodefensa de manera excepcional. El buque será equipado con cuatro sistemas de misiles antiaéreos S-500, capaces de destruir blancos aéreos y balísticos de una velocidad de hasta 7.000 metros por segundo y ubicados a distancias de hasta 800 kilómetros.

    Además, el Shtorm contará con un novedoso sistema antitorpedos, un radar de barrido electrónico activo (AESA, por sus siglas en inglés) y sistemas de comunicación y de guerra electrónica de última generación, informó Zvezda.

    ¿Cuándo empezará la 'tormenta'?

    Según Yuri Borísov, viceministro de Defensa de Rusia, la construcción del nuevo portaviones de la Armada de Rusia se iniciará antes del año 2025, pero se estima que la botadura del Shtorm tendrá lugar solamente en el 2030. En el futuro, la Armada de Rusia podría contar con al menos dos portaviones del Proyecto 23000. La producción en serie costaría menos al presupuesto del país eslavo y proporcionaría un aumento significativo en las capacidades de combate de las FFAA nacionales.

    Por el momento, la Marina de Guerra cuenta solamente con un portaviones —Almirante Kuznetsov—, construido en 1991. Este gigante naval se someterá a una modernización a gran escala a partir del 2018, después de la cual podrá servir a la Armada durante otros 20 años más.

    Le puede interesar: Qué tareas plantea Putin a la Armada rusa

    Además:

    ¿Nuevo portaviones japonés a la vista? Tokio aspira a resucitar su poderío naval
    Nunca antes visto: China muestra detalles de su portaviones (vídeo)
    El sueño de un 'portaviones turco', ¿viable o apresurado?
    ¿Podrían los misiles hipersónicos chinos hundir los portaviones de EEUU?
    El futuro de la flota de portaviones de EEUU, un callejón sin salida
    Etiquetas:
    portaaviones, Shtorm, Armada de Rusia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik