En directo
    Defensa
    URL corto
    2410
    Síguenos en

    La industria militar rusa está lista para iniciar la fabricación de los complejos de misiles ferroviarios (BZhRK) Barguzin, declaró el vice primer ministro de Rusia, Dmitri Rogozin. Pero, ¿cuáles son sus características clave y su historia?

    Se espera que este complejo, equipado con un proyectil balístico pesado de 100 toneladas, sustituirá en un futuro próximo a los sistemas de misiles transportados en ferrocarriles soviéticos RT-23 Molodets, que se pusieron en funcionamiento en el año 1987 y fueron dados de baja en 2005. 

    El primer ensayo del novedoso complejo se llevó a cabo el pasado noviembre en el cosmódromo de Plesetsk. Se prevé que los trabajos de diseño del sistema Barguzin terminarán el año que viene, mientras que el primer ensayo estatal se realizará en 2019.

    Según explicó en su artículo para la revista Svobodnaya Pressa el experto militar Vladímir Tuchkov, gracias a la adopción de los sistemas Barguzin, las Fuerzas de Misiles Estratégicos de Rusia volverán al nivel de potencia equiparable con el existente en la década de los 90.

    De acuerdo con el experto, los sistemas rusos —diseñados por el Instituto de Tecnología Termal de Moscú— superarán a su predecesor soviético en cuanto al alcance, la precisión, así como a características importantes, como la habilidad de evitar cualquier sistema de defensa antimisiles. 

    Tuchkov recordó que fue el Pentágono quien intentó diseñar un sistema de misiles de este tipo, pero no tuvo éxito. Así, en la década de los 60, EEUU trató de fabricar 30 complejos de misiles transportados en ferrocarriles, con 150 misiles en total. Sin embargo, debido al costo del proyecto, fue clausurado dos meses más tarde. 

    Tras los informes de inteligencia estadounidense acerca de la supuesta creación por la URSS de un complejo similar en las décadas de los 70 y 80, EEUU volvió al desarrollo de los sistemas de proyectiles ferroviarios, tras lo cual fabricó varios complejos de misiles Peacekeeper Rail Garrison, disfrazados de vagones de carga y equipados con los misiles MGM-118 Peacekeepers. Sin embargo, el Pentágono nunca realizó el ensayo del complejo, lo que coincidió con la disolución de la URSS.

    Peacekeeper Rail Garrison
    © CC0
    Peacekeeper Rail Garrison

    En cuanto a los sistemas soviéticos RT-21 Molodets, constaba de 17 vagones y tres locomotoras poderosas. Según indicó Tuchkov, en aquel entonces, "no tenía parangón ni en la URSS, ni en el mundo". Para el año 1991, Rusia ya tenía 12 complejos de este tipo. Los sistemas Molodets tenían una autonomía de 28 días e incluso eran capaces de sobrevivir al impacto de una explosión nuclear, subrayó Tuchkov.

    "En 1991, en Plesetsk se llevó a cabo un experimento de simulación de una explosión nuclear, utilizando minas antitanques alemanas con un poder explosivo de 1.000 toneladas de TNT. Inmediatamente tras la explosión, el complejo Molodets funcionó de manera normal", explicó.

    Los Molodets también contaban con un lanzador de misiles avanzado que no dañaba ni el propio tren ni las vías del ferrocarril. Además de esto, los sistemas de control de vuelos diseñados en los años 80 permitían realizar lanzamientos desde cualquier punto de la ruta del RT-23 en tan solo tres minutos después de recibir una orden por parte del Estado Mayor.

    Lea más: Graban una prueba de los más nuevos misiles interceptores rusos (vídeo)

    Sin embargo, en 1991, EEUU llevó a cabo una campaña para activar el desarme del arsenal nuclear estratégico de Rusia, y, en particular, obstaculizar el funcionamiento de los sistemas Barguzin. Como resultado, tras la firma del tratado START II en 1993, Rusia fue obligada a destruir todos los misiles RT-23UTTKh. Diez trenes Molodets sin ojivas se expusieron en la Planta de Reparación de Briansk. 

    De acuerdo con el experto ruso, los sistemas Barguzin podrían estar equipados con los misiles Yars, de 50 toneladas y con un alcance de hasta 12.000 kilómetros, en comparación con los 10.000 kilómetros del RT-23. Al mismo tiempo, solo cuentan con 6 ojivas, en comparación con las 10 que tenían los RT-23. No obstante, los novedosos misiles son capaces de superar cualquier sistema de defensa antiaérea gracias al uso de los sistemas de lucha electrónica y otras herramientas.

    Además de esto, debido al hecho de que los Yars solo tienen un peso de 50 toneladas, lo que es la mitad del peso de los RT-21, los sistemas ferroviarios serán capaces de portar seis misiles en vez de tres, así como ya no necesitarán tres locomotoras, como era el caso de los Molodets, concluyó el experto militar.

    Además:

    Los misiles rusos Sniper, la pesadilla de los vehículos blindados de EEUU
    Así ataca el misil supersónico ruso Onix (vídeo)
    Los misiles de crucero rusos, más protegidos
    Etiquetas:
    misiles, Sistema Militar de Misiles Ferroviario Barguzin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik