Widgets Magazine
En directo
    USS Gerald R. Ford

    Cómo el impaciente Pentágono malgasta miles de millones en armas con defectos

    CC0 / U.S. Navy / USS Gerald R. Ford
    Defensa
    URL corto
    262

    El Pentágono pone en funcionamiento nuevas armas con largos retrasos y grandes sobrecostes del dinero de los contribuyentes. No obstante, los nuevos equipos resultan poco aptos para el combate, escribe el medio estadounidense Fiscal Times.

    El portaviones estadounidense USS Gerald R. Ford entrará en servicio el 22 de julio. No obstante, no estará listo para el combate.

    De esta manera, la Marina de EEUU podría acelerar su despliegue al renunciar a las pruebas de choque, durante las cuales unas bombas estallan cerca de un buque con el fin de probar su resistencia estructural.

    Sin pasar por estos ensayos, la Marina será capaz de tenerlo operativo y desplegado entre 2019 y 2020. Sin embargo, esta prisa implicará nuevas grandes facturas para los contribuyentes ya que las deficiencias del portaviones tendrán que arreglarse cuando ya esté desplegado.

    Lea más: Proyectos armamentísticos millonarios que acabaron en nada

    Portaviones

    Según un informe de la Oficina General de Cuentas de EEUU (GAO), los 2.400 millones de dólares en los excesos se debieron a estimaciones insuficientes de costos.

    Asimismo, se informó que es muy probable que la construcción del próximo portaviones —USS John F. Kennedy— también supere el presupuesto establecido.

    La Oficina General de Cuentas ha criticado en numerosas ocasiones a los militares por actuar de forma descuidada y desplegar el armamento hasta que esté listo para el despliegue.

    "Cuando esté finalmente operativo, el Gerald R. Ford superará el presupuesto en al menos 2.400 millones de dólares, lo que lo convierte en el buque más caro jamás construido", escribe el medio.

    Fragatas

    Además, la GAO también recomendó retrasar la financiación de las 12 fragatas de un total de 9.000 millones de dólares. Estos buques deben reemplazar a los buques de combate litoral. La Marina solicitó dinero del Congreso para construir una serie de naves que difieren solo muy ligeramente del programa anterior plagado de problemas.

    F-35

    El caza de quinta generación F-35 es otro "error de un billón de dólares", cometido por el Pentágono, a pesar de que la empresa Lockheed —el fabricante de la costosa aeronave — sigue introduciendo cambios en su diseño para arreglar sus deficiencias.

    De esta manera, los costos del F-35 aumentaron en un 38% desde las primeras estimaciones de 2001.

    Lea más: El nuevo helicóptero de los Marines de EEUU será más costoso que el exorbitante F-35

    Además:

    La propia incompetencia de la OTAN provoca pérdidas
    Fin de los malos tiempos: ¿Estaría el F-35 listo para el combate?
    ¿Podrían ser hackeadas las armas nucleares de EEUU?
    Vídeo: el nuevo portaviones de EEUU catapulta... ¿camiones al océano?
    Etiquetas:
    USS John F. Kennedy, USS Gerald R. Ford (CVN-78), F-35, Departamento de Defensa de EEUU, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik