05:14 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    Defensa
    URL corto
    141
    Síguenos en

    LE BOURGET, FRANCIA (Sputnik) — La entidad exportadora de armas de Rusia, Rosoboronexport, no prevé exportar en un futuro próximo los sistemas más modernos de armas rusas, incluyendo al tanque Armata, el sistema de misiles antiaéreos S-500 y el caza de quinta generación T-50, declaró a la prensa su director general, Alexandr Mijéev.

    "Sin lugar a dudas, el tanque de nueva generación Armata, el sistema de misiles antiaéreos S-500, el avión de quinta generación y otros modernos sistemas rusos de armas tienen un futuro en las exportaciones, pero por el momento no están entre los correspondientes planes de suministros de Rosobornexport", señaló.

    El funcionario explicó esto debido a que "esto podría tener lugar luego de que estas armas entren en los arsenales, se domine la producción en serie, se satisfagan las necesidades de las entidades militares rusas".

    Diseñado exclusivamente en Rusia, el T-14 Armata es el pionero de la tercera generación de carros de combate principales fabricados tras la Segunda Guerra Mundial.

    El desarrollo del modelo empezó en 2010, aunque la plataforma modular que le sirve de base se diseñó un año antes.

    Lea más: Casi la mitad de las exportaciones de armas rusas corresponde a la aviación

    El T-14 Armata dispone de un cañón de ánima lisa de 125 mm 2A82 (con la opción de instalar uno de 152 mm, 2А83) y una torreta no tripulada de control remoto.

    En junio de 2016, el primer lote de los T-14 se sometió a pruebas en el Ejército ruso.

    El S-500 cuenta con misiles superficie-aire con un alcance de hasta 600 kilómetros para interceptar y derribar misiles balísticos intercontinentales, así como misiles de crucero hipersónicos, aviones y helicópteros.

    El T-50 (PAK FA) es un avión táctico con características únicas que combina funciones de ataque y las propias de un caza, hasta ahora solo un país del mundo, EEUU con los F-22 y F-35 posee este tipo de tecnología.

    El nuevo caza, que utiliza tecnología furtiva (stealth), se desplazará a una velocidad de hasta 2.100 km/h, tiene una autonomía de vuelo de 5.500 kilómetros y deberá sustituir los MiG-29 y Su-27 en el arsenal de la Fuerza Aérea rusa.

    Además, Rosoboronexport expresó su disposición de suministrar armamento a los países de la OTAN.

    "Rosoboronexport, con la aprobación del presidente Vladímir Putin, entregaría con mucho gusto equipos militares a los países de la OTAN", dijo el director general de la compañía.

    El alto ejecutivo condicionó esa posibilidad a la renuncia de los Estados occidentales a la competencia desleal.

    "Por el momento, impide estas transacciones la competencia desleal por parte de los países occidentales que se manifiesta en la imposición de sanciones a Rusia y a Rosoboronexport", subrayó.

    Mijéev citó a Grecia como un ejemplo de la cooperación exitosa en materia militar con los Estados miembros de la OTAN y es que el país heleno cuenta en su arsenal con los sistemas antiaéreos rusos S-300.

    Remarcó también que las negociaciones que actualmente están en marcha con Turquía, otro país miembro del bloque militar euroatlántico.

    Según Mijéev, la entrega de sistemas antiaéreos no encierra riesgos, ya que las relaciones entre Moscú y Ankara se construyen sobre la base de la "confianza recíproca".

    El Gobierno turco negocia con Moscú la adquisición de las baterías antiaéreas S-400 capaces de abatir aviones furtivos, misiles balísticos y de crucero.

    El S-400 tiene un alcance de hasta 400 kilómetros y puede destruir objetivos a alturas de hasta 30 kilómetros, con lo cual es el doble de eficaz que sus antecesores.

    Además:

    La producción del carro de combate Armata empezará después de 2019
    El Armata ruso, inmune a todos los medios antitanque de la OTAN
    Etiquetas:
    Su-57, exportaciones, S-500, Armata, Rosoboronexport, Alexandr Mijéev, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook