En directo
    Defensa
    URL corto
    49994
    Síguenos en

    A pesar de un ilustre historial de funcionamiento en condiciones de Oriente Próximo, los tanques rusos, incluido el T-90, merecieron una peculiar crítica por parte de los militares sirios.

    Mientras los operadores no ponen en duda las capacidades de combate y la fiabilidad de los blindados de fabricación rusa en servicio del Ejército del país, destacan un notable inconveniente, que es… la ausencia de aire acondicionado.

    ​El medio ruso Vestnik-RM precisa que los tanques T-90, suministrados a Siria en 2015, pertenecían al Ejército ruso y habían sido fabricados en la década del 2000.

    En aquel entonces los blindados rusos carecían de esta útil opción por seguir aún la antigua filosofía del Ejército soviético y ruso que calificaba el confort personal de los soldados de cierta "demasía", según el medio.

    Lea más: El incomparable T-90: por qué el tanque ruso es superior a sus rivales

    No obstante, los militares sirios apenas se ven desafiados por este inconveniente ya que emplean hace años los tanques de generaciones anteriores T-55, T-62 y T-72, que tampoco disponen de aire acondicionado, reza la publicación.

    ​La nota recuerda que la industria rusa ya instala tales dispositivos en los nuevos T-90 —tal y como lo demuestra la versión del tanque para Argelia—, ni hablar del T-14 Armata y los blindados rusos Kurganets-25 y Bumerang, donde fueron parte del diseño desde el inicio.

    Además:

    Biatlón de tanques 2016: Los furiosos T-72 y T-90
    El T-90: el tanque más vendido en el mercado mundial
    El poderío del tanque T-90
    El T-90 apunta al éxito
    Etiquetas:
    armas, T-90, Siria, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook