Widgets Magazine
En directo
    El tanque soviético T-55 (archivo)

    Coloso militar: cinco armas soviéticas que hicieron temblar a EEUU (fotos)

    © Sputnik / Egor Eremov
    Defensa
    URL corto
    3462

    La URSS fue una de las potencias más poderosas que jamás han existido. Nacida durante la Guerra Civil de Rusia, la Unión Soviética se jactaba de poseer uno de los Ejércitos más sólidos de nuestro planeta, escribe el especialista en defensa Kyle Mizokami.

    En su artículo para The National Interest, el autor apunta que el país soviético mantenía un Ejército permanente para fines defensivos. En el apartado militar se atribuía gran importancia a la ciencia, la tecnología y la producción industrial.

    Lea más: El 'órgano de Stalin', la pesadilla de la Alemania nazi

    Como resultado, la URSS desarrolló algunas de las armas más avanzadas de su tiempo en enormes cantidades. Millones de ellas siguen funcionando a día de hoy, destaca Mizokami.

    AK-47 Kalashnikov

    El fusil de asalto Kalashnikov, creado en el año 1947, sigue siendo el rifle de asalto más conocido de la era posterior a la Segunda Guerra Mundial. La URSS produjo aproximadamente 75 millones de unidades del AK-47.

    Mijaíl Kaláshnikov con el AK-47
    © Sputnik / Vladimir Vyatkin
    Mijaíl Kaláshnikov con el AK-47

    El AK-47 adoptó algunos diseños de otros fusiles, en particular el del Sturmgewehr StG-44 alemán, el primer fusil de asalto del mundo. También tomó como modelo el fusil estadounidense M-1 Garand.

    El rifle soviético combinó el uso de una bala de 7,26mm con la operatividad automática. Asimismo, era muy ligero, fácil de desmontar y sencillo de disparar.

    Estos atributos convirtieron a esta arma en una fuerza excelente para las 'guerras de liberación nacional'. Además de armar al Ejército Rojo y a los países miembros del Pacto de Varsovia, el AK-47 fue distribuido libremente a los grupos ideológicamente alineados con la URSS.

    Millones de unidades del AK-47 siguen formando parte de los ejércitos y guerrilleros de hoy por todo el mundo.

    Submarino de misiles balísticos de la clase Akula

    Estos sumergibles continúan siendo los más grandes jamás construidos. En la época soviética fueron la punta de lanza de la disuasión nuclear del país en el mar.

    El submarino de la clase Akula
    © Sputnik / Alexey Kudenko
    El submarino de la clase Akula

    Vea también: Pelotón de Desembarco 2017: fenómenos del Ejército ruso ponen a prueba sus destrezas

    Tenían una longitud de 175 metros y un desplazamiento de 24.000 toneladas, lo que los hacía tres veces más grandes que los submarinos de ataque estadounidenses de la clase Los Ángeles.

    Los submarinos de la clase Akula tenían un diseño completamente innovador. Podían portar 20 misiles balísticos para submarinos R-39 delante de la vela  —la torreta instalada sobre la cubierta—, en lugar de detrás de ella. Cada proyectil R-39 estaba equipado con 10 ojivas.

    La URSS construyó un total de seis submarinos de la clase Akula. Uno de ellos permanece en servicio como nave de pruebas para el nuevo misil Bulava.

    El tanque de batalla T-55

    Introducido a finales de la Segunda Guerra Mundial, el tanque T-54 fue el primero de una línea enteramente nueva de carros de combate soviéticos. Disponía de un casco novedoso y un innovador sistema de suspensión, además de una estilizada torreta. También fue armado con una combinación excelente de potencia de fuego, protección y movilidad.

    El tanque soviético T-55
    © Sputnik / Maxim Blinov
    El tanque soviético T-55

    Más: Tanque soviético que sabe 'nadar': conozca por qué Vietnam se enamoró del PT-76

    Una serie de modificaciones —incluida la capacidad para operar en el campo de batalla nuclear— dieron como resultado la construcción del T-55. Los T-54 y T-55 fueron el pilar del Ejército soviético desde el final de la II Guerra Mundial hasta la implementación de su 'heredero', el T-62.

    De esta manera, los tanques T-64, T-72, T-80 y T-90 son 'herederos' directos del T-55.

    La URSS, los países del Pacto de Varsovia y China fabricaron conjuntamente entre 42.000 y 100.000 unidades del T-55. Asimismo, fue extensamente exportado a los Estados clientes de la Unión Soviética, incluidos Vietnam del Norte, Cuba, Siria, Egipto y Angola, entre otros.

    Le puede interesar: El nuevo Tu-160, "una de las máquinas de guerra más formidables del arsenal ruso"

    Aunque obsoleto, el T-55 es barato y fácil de mantener según los estándares de hoy, de manera que sigue en servicio en los Ejércitos de varios países africanos.

    Bombardero estratégico Tu-160

    Por su ala barrida, esquema de pintura blanca y morro en forma de pico, el Tu-160 fue apodado el 'cisne blanco'.  Asimismo, fue el último bombardero estratégico construido por la URSS.

    El bombardero soviético Tu-160
    © Sputnik / Alexey Fedoseev
    El bombardero soviético Tu-160

    El Tu-160 fue diseñado para ser un bombardero furtivo capaz de operar por la noche y en condiciones climáticas adversas. Además, disponía de capacidades de vuelo a baja altura para infiltrarse en el espacio aéreo del NORAD (Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial). Podía, asimismo, lanzar misiles de crucero nucleares.

    El Tu-160 realizó su primer vuelo el 18 de diciembre de 1981, tras un periodo largo de pruebas.

    El bombardero era capaz de transportar 22 toneladas de artillería, incluidos proyectiles de crucero nuclear Kh-55. Se trata de misiles subsónicos pequeños que portaban una ojiva nuclear de 200 kilotones.

    Mortero M1938 de 122mm

    Durante la Segunda Guerra Mundial, la URSS dependió fuertemente de la artillería. La artillería remolcada —sobre todo los morteros— era bastante barata, fácil de fabricar y tenía un efecto demoledor en el campo de batalla.

    El mortero soviético M1938 en un parque en la ciudad de Oremburgo
    © Sputnik / Maxim Bogodvid
    El mortero soviético M1938 en un parque en la ciudad de Oremburgo

    Según las estadísticas, la artillería era el factor más importante, y a la Unión Soviética le proporcionó los mejores resultados posibles. Así, 13.000 morteros M1938 fueron desplegados por Moscú en Stalingrado. Durante la batalla de Kursk, más de 25.000 armas, morteros y obuses se utilizaron para detener la ofensiva nazi.

    El mortero remolcado M1938, de 122mm de calibre, era la pieza de artillería más común desplegada por el Ejército Rojo. Disponía de un alcance de 11,8 kilómetros y podía lanzar un proyectil explosivo de 21 kilogramos a cinco o seis rondas por minuto.

    También: Poderío dormido: las armas más formidables jamás utilizadas en combate

    En la Segunda Guerra Mundial, a cada división de infantería soviética se le asignaron hasta 32 M1938, lo que significa que incluso una división humilde era capaz de lanzar 4.032 kilogramos de proyectiles por minuto.

    Al igual que todo el armamento soviético, el M1938 podía utilizarse como arma antitanque. Un total de 19.266 M1938 fueron fabricados por la URSS.

    Además:

    Koalitsia-SV 2S35, el cañón 'estremecedor' de Rusia
    Los 5 Héroes de la URSS que cambiaron el curso de la historia
    La tríada nuclear rusa, equipada con el armamento más avanzado
    Etiquetas:
    URSS, armamento, m1938, submarino estratégico del proyecto 941 Akula, T-55, Tu-160, Kalashnikov (fusil), Ejército Rojo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik