En directo
    Un dron ruso

    La industria resurgente de drones rusos, lista para despegar

    © Sputnik / Aleksei Danichev
    Defensa
    URL corto
    0 200

    En la actualidad, Rusia cuenta con una decena de tipos de vehículos no tripulados pequeños que han tenido un desempeño excelente tanto en la vida pacífica como en el campo de batalla.

    Lo que no tiene y necesita tener de manera urgente, sin embargo, son grandes drones capaces de realizar ataques terrestres y misiones de reconocimiento de largo alcance, escribe el periodista militar Alexandr Kots para Sputnik.

    La crisis de los 90

    La crisis de los 90 afectó seriamente al programa soviético de aviones no tripulados militares. En la URSS desarrollaban unas máquinas que en la actualidad no se verían peores en comparación con los aviones no tripulados modernos occidentales.

    Por ejemplo, el Tu-300 que hizo un vuelo de prueba en 1991 podría convertirse en el primer vehículo no tripulado de ataque de nivel táctico. Pero el ambicioso programa se cerró debido a la falta de fondos y el sesgo de algunos mandos militares, destaca Kots.

    "Es culpa directa del Ministerio de Defensa que en aquel momento simplemente no entendía la importancia de los drones y su papel en los conflictos militares modernos", le dijo a Sputnik el editor jefe de la revista Defensa Nacional, Ígor Korótchenko.

    Un dron de largo alcance (imagen referencial)
    © Sputnik / Ministerio de Defensa de Rusia

    Las cosas comenzaron a cambiar solo después de la operación de paz en Osetia del Sur en agosto de 2008. Afortunadamente, el liderazgo militar de Rusia sacó las conclusiones correctas y en abril de 2009 compró dos drones tácticos israelíes Searcher-II.

    "En aquel momento, los aviones no tripulados que nos vendió Israel no eran muy modernos. Sin embargo, tuvimos la oportunidad de estudiarlos bien. Fue en 2013 cuando la Escuela Nacional de Vehículos Aéreos no Tripulados recibió un verdadero impulso, cuando el ministro de Defensa Serguéi Shoigú visitó una gran exposición de aviones no tripulados en Alábino. Entonces dio la orden a la industria de defensa de desarrollar toda una familia de aviones no tripulados rusos con fines militares", expone Korótchenko.

    Nivel táctico

    La fabricación de nuevos drones para fines militares se arregló bastante pronto. Ya en 2013, se puso en marcha la producción en serie de Orlan-10 capaz de funcionar 16 horas a una distancia de 120 kilómetros del operador. Los drones de este tipo se usan mucho en Siria para el reconocimiento y grabación de resultados de los ataques.

    "En el campo de los vehículos no tripulados tácticos y operativos, nuestra situación no está mal. Sin embargo, nos estamos quedando muy por detrás de los demás países en otros campos. No tenemos drones de ataque y reconocimiento como tiene no solo la OTAN, sino también, por ejemplo, los Emiratos árabes Unidos", destaca Korótchenko, añadiendo que Rusia no debería comprar estas máquinas a los EAU ni a cualquier otro país sino desarrollar sus propias tecnologías.

    Tal vez un poco de luz sobre el futuro de la aviación no tripulada rusa de ataque proyecte el programa estatal de armamento para los años 2018-2025, el cual, el Ministerio de Defensa presentará al presidente ruso a principios de julio. Una fuente de la junta directiva de la Comisión Militar informó a la prensa de  que el objetivo del nuevo programa sería comprar "sistemas inteligentes de armas": medios de transmisión, robótica, armas de precisión y, por supuesto, aviones no tripulados más contemporáneos.

    Además:

    "Vamos a imprimir drones": Rusia crea su propia industria de polímeros ultrarresistentes
    Los militares rusos 'enloquecen' a los drones
    El dron ruso Orlán acapara interés en la feria aeroespacial Aero India 2017
    Rusia ensaya en Serbia un mini dron de reconocimiento para combate en espacio cerrado
    Etiquetas:
    drones, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik