07:26 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    Kim Jong-un inspecciona el misile balístico estratégico Hwasong-12 (archivo)

    ¿Por qué EEUU sigue sin poder identificar los tipos de misiles norcoreanos?

    © REUTERS / KCNA
    Defensa
    URL corto
    15280
    Síguenos en

    Corea del Norte avanza con su programa de armamento, lanzando a un ritmo acelerado nuevos misiles, difíciles de identificar, escribe el experto en defensa Ryan Pickrell.

    En su artículo para The National Interest, el autor recuerda que Pyongyang probó el misil balístico Hwasong-12 el 14 de mayo. Según los analistas, su alcance podría ser de aproximadamente 4.500 kilómetros, lo cual implica que la base estadounidense en Guam se encuentra a la distancia de ataque.

    Sin embargo, las autoridades de defensa occidentales lo identificaron como el KN-17, una nueva variante del misil balístico táctico soviético Scud. Es un arma de corto a medio alcance, cargada de combustible líquido, que fue probada por primera vez en abril de 2017, según Fox News.

    Lea más: ¿Quiénes serían los más afectados por una guerra entre EEUU y Corea del Norte?

    La confusión llevó a algunos expertos a suponer que el Hwasong-12 y el KN-17 son el mismo misil. Se cree que el KN-17 tiene capacidades antibuque. A juicio de varios observadores, el nuevo misil norcoreano también incluye los llamados MarV (Maneuvering Re-entry Vehicles, por sus siglas en inglés), o vehículos de reentrada maniobrables. Son capaces de evadir los sistemas de defensa antimisiles con el fin de lanzar ataques contra buques de combate, así como centros de logística y de mando.

    Pickrell indica que el arma que probó Corea del Norte el 14 de mayo es un misil superficie-superficie. Asimismo, según los datos e imágenes proporcionados por el propio Pyongyang, el arma no dispone de las aletas de rejilla que comprobarían que el misil tiene cualquier tipo de MarV instalado.

    Corea del Norte ya ha probado tres nuevos misiles en 2017. Este ritmo complica en gran medida la identificación de las armas por parte de los servicios de defensa e inteligencia occidentales.

    "Además, Corea del Norte ha comenzado a probar misiles en diferentes lugares, lo que aumenta la confusión aún más", profundiza el autor.

    En el caso de que "las pruebas fallen, será mucho más difícil identificar el tipo de los misiles lanzados", sobre todo, considerando la falta de informes oficiales sobre las pruebas que salen mal, detalla el columnista.

    No es el primer caso de identificación errónea de los sistemas de armas norcoreanos. Así, en abril de 2017 Pyongyang llevó a cabo una prueba sin éxito antes de que el presidente de EEUU, Donald Trump, se reuniera con el líder chino, Xi Jinping.

    Vea también: Pyongyang puede hacer realidad la peor pesadilla de EEUU

    En aquel momento, el Comando del Pacífico de EEUU identificó el misil balístico como un KN-15 (Pukguksong-2), de tres etapas, cargado de combustible sólido y basado en la tecnología de misiles balísticos lanzados desde submarinos.

    "Si el misil hubiera sido un KN-15, el motor principal habría tenido que fallar durante el encendido del motor de la segunda etapa", explica Pickrell.

    Posteriormente el Comando del Pacífico cambió su evaluación, indicando que el misil era un Scud más antiguo, con combustible líquido, o incluso un Scud de alcance extendido.

    "Estos son momentos muy preocupantes para mí porque cada vez que lanzan algo, no estamos seguros de que sea un misil peligroso o no", comentó el general estadounidense John Hyten, citado por el autor.

    Además:

    El THAAD no salvará a Asia ni a EEUU de Corea del Norte
    Corea del Sur condena el nuevo lanzamiento de misil por el Norte
    Corea del Norte asegura que su reciente ensayo de misil fue exitoso
    Etiquetas:
    prueba nuclear, misiles balísticos, Hwasong-12, Corea del Norte, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik