En directo
    Defensa
    URL corto
    5100
    Síguenos en

    La globalización de la tecnología ha desencadenado una carrera armamentista completamente nueva para la cual el Departamento de Defensa de EEUU no está preparado, señala Sandra Erwin, columnista del diario estadounidense The National Interest.

    Los generales y almirantes del Pentágono están preocupados por el ambicioso plan de modernización militar de China, asegura la autora.

    "Una potencial o futura guerra en el Pacífico Occidental podría implicar el uso de misiles y submarinos chinos capaces de superar al Ejército de EEUU".

    Según Erwin, China ha mostrado un voraz apetito por las tecnologías de Silicon Valley —la realidad virtual, los robots, la inteligencia artificial y los sofisticados algoritmos predictivos—, que se convirtieron en elementos esenciales de la nueva oleada de sistemas militares.

    Mientras tanto, el Pentágono sigue buscando métodos tradicionales de innovación, trabajando con un grupo limitado de empresas de la industria de defensa cuyo modelo de negocio hunde sus raíces en la contratación pública.

    En respuesta al desarrollo de China y al resurgimiento de Rusia como potencias militares, el Gobierno de Obama buscó revolucionar la burocracia del Departamento de Defensa. El Pentágono abrió centros de alcance tecnológico en Silicon Valley, Boston y Austin en 2015 y 2016. Buscaban atraer a empresas emergentes y otras compañías "no tradicionales" del mundo comercial.

    Vídeo: Defensa rusa incorpora la realidad virtual

    La Administración Trump —con muchos puestos de trabajo aún vacantes en el Pentágono— ha insinuado que seguirá impulsando estos esfuerzos, pero la industria de la tecnología se ha desarrollado hasta ahora de manera menos entusiasta que la venta de los productos de vanguardia para el Gobierno.

    Mientras tanto, "China está comprando la tecnología a un ritmo rápido", señala Tim Greeff, empresario tecnológico que ahora es CEO del National Security Technology Accelerator, consorcio sin ánimo de lucro que conecta las agencias gubernamentales con el sector privado.

    Es sorprendente que en áreas como la robótica y la inteligencia artificial, las corporaciones multinacionales como Google y Facebook y los compradores gubernamentales de países como China "lleguen allí antes que el Gobierno de Estados Unidos", observa. Aun sin saber específicamente qué es lo que el gigante asiático busca, "es seguro que si obtienen primeros la tecnología, serán primeros en obtener la ventaja".

    Más: Comienza una 'batalla 3D' en Rusia

    No es difícil imaginar cómo China podría aplicar la tecnología del mercado civil con fines militares. Con los sistemas de realidad virtual, el entrenamiento de las fuerzas militares podría ser más preciso y rápido. Utilizando la tecnología avanzada de propulsión del sector espacial, sería posible fabricar misiles, capaces de llegar a cualquier parte del mundo en una o dos horas. Y con máquinas inteligentes y robots se podría construir submarinos que patrullen los océanos de manera autónoma.

    Los líderes del Departamento de Defensa estadounidense saben qué necesitan los militares para modernizarse y mantenerse por delante de otras potencias, opina la autora. Sin embargo, el sistema de compra del Pentágono es un importante obstáculo, aclara.

    Made in Russia: Lentes de realidad virtual "a lo MiG"

    Las tecnológicas que no están establecidas como contratistas federales tienen poca o ninguna motivación para vender productos al Departamento de Defensa, explica Meagan Metzger, fundadora de DCode42, compañía que ayuda a las empresas a comercializar sus productos.

    "¿Cuántos inversores o accionistas van a querer esperar años para un contrato del Pentágono cuando puedan vender a China esta semana?", se pregunta.

    Otro obstáculo para las 'startups' es que el Pentágono tiende a querer trabajar con contratistas establecidos que hablan 'el idioma del Gobierno' y saben cómo seguir las reglas de contratación del Pentágono. La mayoría de los contratistas federales no está motivada para traer tecnología de vanguardia. "Ganan mucho dinero haciendo lo que hacen", explica.

    Una buena noticia para el Pentágono es que no todas las tecnológicas están evitando al Gobierno. Algunos están cansados de desarrollar aplicaciones para móviles y están buscando un desafío más significativo, señala Metzger.

    Lea también: Así son los robots de combate que recibirá el Ejército ruso en los próximos años

    La autora del artículo subraya que la explotación de los productos de alta tecnología a favor de EEUU podría ayudar al país norteamericano a competir con potencias como Rusia y China.

    Además:

    La 'fórmula del éxito' de la Defensa rusa: innovación y tradiciones soviéticas
    Drones rusos e inteligencia artificial, una combinación destinada al éxito
    Vídeo: el 'robotanque' Uran-9 muestra sus extraordinarias capacidades bélicas
    Etiquetas:
    potencia, alta tecnología, robots, realidad virtual, defensa, China, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook