En directo
    Defensa
    URL corto
    180
    Síguenos en

    Expertos surcoreanos están cada vez más convencidos de que el despliegue del sistema de defensa antimisil estadounidense THAAD en Corea del Sur pone en evidencia la falta de voluntad para resolver el problema nuclear en la región en cooperación con China.

    Además, al darse cuenta de que Pyongyang no va a abandonar su programa nuclear, Washington ha realizado un 'giro estratégico', de la desnuclearización de la península coreana a la colocación del THAAD. De esta manera, EEUU arrastra a Corea del Sur hacia un profundo abismo, tratando de salir ganando de la competencia con China.

    Los expertos surcoreanos comentaron a Sputnik la viabilidad del despliegue del THAAD desde el punto de vista de la defensa y los intereses estratégicos del país.

    Yun Hojung, jefe del comité de política del partido demócrata Minjoo dentro del Parlamento del país, destacó que ni Pekín, ni EEUU tienen en cuenta  "la posición de Seúl respecto al asunto".

    Sim Jaegwon, quien es miembro del comité de política exterior, admitió que Corea del Sur dispone de su propio sistema de defensa antimisil —KAMD—, pero todavía queda "estudiar su eficacia" además de entender si "será capaz de reemplazar" al THAAD como medio de lucha contra Corea del Norte.

    Asimismo, aunque es imposible negar la existencia de la amenaza nuclear que emana de Pyongyang, su relación con el despliegue del THAAD es escasa, subrayaron los diputados.

    Lea más: "Corea del Sur se arrepentirá del despliegue del THAAD"

    Según Kim Dongyeop, profesor del Instituto de Estudios del Lejano Oriente la Universidad de Kyungnam, el THAAD es un "clavo hincado en Corea del Sur por la alianza estadounidense-japonesa".

    "Al cooperar con Japón, EEUU intenta obstaculizar que China avance en el océano. Y para que Corea del Sur no asuma un postura poco beneficiosa, despliega el THAAD en nuestro territorio", apuntó.

    No obstante, según el experto, Washington reconoce que los sistemas THAAD no son eficaces con los misiles de alcance de menos de 1.000 kilómetros. A pesar de que la empresa Lockheed Martin ya ha llevado a cabo 13 pruebas del THAAD, no corresponden a las condiciones reales, profundizó.

    Seo Yeonggyo, miembro del comité de defensa, recordó que el misil Pukguksong-1 había tardado tan solo cinco minutos en cubrir la distancia de 1.000 kilómetros. Sin embargo, para confirmar que el misil era de la clase Scud-ER se necesitaron dos minutos.

    "Es imposible interceptar un misil en tres minutos. De esta manera, utilizar THAAD para la protección contra misiles norcoreanos no tiene sentido", expresó.

    Otro experto —el diputado Lee Inyeong— comentó que el despliegue del THAAD en la región genera "conflictos sociales" y "provoca que Rusia y Japón emprendan medidas recíprocas".

    Vea también: China llama a EEUU y Corea del Sur a desechar el emplazamiento de THAAD

    Así, la presencia de los sistemas de defensa antimisil estadounidenses en la península es una desventaja desde cualquier punto de vista: económico, humanitario, democrático, diplomático y ecológico.

    "Tenemos que congelar el proceso de despliegue e iniciar un nuevo diálogo estratégico con EEUU", concluyó.

    Además:

    Diplomático ruso: Moscú y Pekín responderán juntos al escudo antimisiles de EEUU
    Pese al rechazo de China y Rusia, EEUU intenta acelerar el despliegue del THAAD
    Lucha 'en el barro': así son las desavenencias entre China y Corea del Sur
    Etiquetas:
    cooperación, conflicto de intereses, misiles, THAAD (sistemas antimisiles), EEUU, China, Corea del Sur, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik