Widgets Magazine
En directo
    Eric Kordus, un militar de la OTAN (archivo)

    Cómo los cazas de la OTAN examinan la defensa aérea de Rusia

    © REUTERS / Wolfgang Rattay
    Defensa
    URL corto
    OTAN incrementa su presencia en Europa (574)
    4218

    Las maniobras a gran escala de la Fuerza Aérea de la OTAN se iniciaron en Estonia el 27 de marzo. Los pilotos alemanes de los cazas Eurofighter Typhoon realizarán vuelos de entrenamiento cerca de la frontera con Rusia.

    Los aviadores practicarán vuelos a la par a altitudes extremadamente bajas —entre 100 y 150 metros—. Según expertos militares, este tipo de ejercicios permitirá a militares de la Alianza "sondear" los sistemas de defensa aérea de Rusia.

    Reconocimiento mutuo

    De acuerdo con Vladímir Popov, piloto militar emérito de Rusia, en las guerras y conflictos armados de hoy los vuelos rasantes se utilizan con el fin de romper las defensas aéreas enemigas.

    "A altas velocidades y a bajas altitudes se puede pasar desapercibido por los medios de defensa aérea que suelen utilizarse por las unidades de las fuerzas terrestres", explicó a Sputnik el experto.

    Según agregó, la aeronave se expone menos tiempo a las estaciones de radar debido a que puede 'esconderse' en los bosques y las colinas cercanas. De esta manera, el piloto tiene más posibilidades de sobrevivir y completar su misión.

    Lea más: Se cumplen profecías aterradoras para Occidente

    También explicó que este tipo de vuelos forma parte del programa de formación obligatoria de los pilotos de aviones de combate en la mayoría de los países del mundo. De esta manera, interpretar los nuevos ejercicios de la OTAN como una medida agresiva dirigida contra Rusia sería una exageración. No obstante, los pilotos de la Alianza serán capaces de recolectar datos sobre los sistemas de defensa aérea rusos además de someter a pruebas sus nuevos vehículos aéreos en condiciones inusuales.

    A juicio de Popov, el caza Eurofighter Typhoon es una máquina de clase alta, pero que no ha revelado todavía todo su potencial.

    "El territorio de los países Bálticos son un polígono escasamente explorado para los pilotos occidentales, es un nuevo posible teatro de guerra", prosiguió el experto.

    Sin embargo, además de estudiar estas tierras, los aviadores de la OTAN recolectan información sobre los sistemas de defensa aérea, que "se encienden" cada vez que estos se acercan a la frontera. Los pilotos rusos, por parte, también estudian las características de los vuelos, el uso de los sistemas de contramedidas electrónicas, los sistemas de navegación y las frecuencias en las que se realiza la comunicación por radio.

    En los últimos años más de 130 sistemas de misiles modernos —desde los sistemas antiaéreos autopropulsados Pántsir-S1 hasta los sistemas de misiles antiaéreos de largo alcance S-400 Triumf— han entrado al servicio de las Fuerzas Armadas de Rusia. Gran parte de ellos está desplegada en el Distrito Militar Occidental. De esta manera, no es ninguna sorpresa el interés de los militares de la OTAN acerca de las capacidades de la defensa aérea rusa renovada.

    No habrá explicaciones

    Las actividades de la Alianza en los países Bálticos han aumentado considerablemente desde el comienzo de 2017. Los aviones de reconocimiento han intensificado sus vuelos a finales de marzo. Así, un E-3F Sentry —avión de alerta temprana y control aerotransportado— de la Fuerza Aérea de Francia realizó un vuelo de reconocimiento a lo largo de la frontera con la óblast —región— de Kaliningrado. Otra aeronave —el RC-135 británico— siguió la misma ruta el 23 de marzo.

    Vea también: Experto propone a la OTAN cinco pasos para 'contener' a Rusia

    Tanta actividad de la OTAN se debe a que el Ministerio de Defensa de Rusia confirmó oficialmente a principios de octubre el despliegue de los sistemas de misiles balísticos transportables Iskánder-M en el territorio de la región. Posteriormente el ministro de Exteriores del país, Serguéi Lavorv, destacó en la entrevista con el rotativo italiano Corriere de la Sera que estas medidas son "la reacción a las acciones destructivas de la Alianza".

    Sin embargo, el titular agregó que el despliegue de tales sistemas se lleva a cabo en todo el territorio de Rusia, "en contraste con EEUU y otros países que participan en actos de provocación" en las fronteras del país.

    Las noticias causaron mucho revuelo en los medios 'mainstream' y los círculos políticos en Occidente. Recientemente la revista germana Spiegel informó que en el marco de la próxima reunión del Consejo Rusia-OTAN la Alianza tiene planeado pedir explicaciones acerca del redespliegue de los sistemas Iskánder.

    "No habrá ningún informe al respecto", dijo Andréi Kelin, jefe del Departamento de Cooperación Europea de la Cancillería de Rusia.

    Kelin subrayó que durante la reunión se abordarán los temas más agudos para ambos lados. A las autoridades rusas, por su parte, les preocupan los despliegues de los batallones rotatorios en Polonia y los países Bálticos.

    Hospitalidad estonia

    La decisión de desplegar los batallones multinacionales rotatorios en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia fue tomada en 2016 en la cumbre de la OTAN en Varsovia, a petición de estos países. Así, el convoy militar británico-estadounidense, formado por 550 soldados y 125 piezas de equipo, comenzó a desplazarse a través de la frontera entre Alemania y la República Checa rumbo a Polonia el 15 de marzo.

    Le puede interesar: 5 razones por las que la OTAN no puede vencer a Rusia

    Las unidades de las tropas británicas llegaron a Estonia a mediados de marzo. Se planea que el despliegue finalice en abril. Londres envió al país Báltico los tanques Challenger 2, los vehículos blindados de rodaje sobre orugas Warrios y aviones no tripulados de reconocimiento.

    Francia proporciona los tanques Leclerc, los transportes blindados de personal VAB y los vehículos blindados de combate de infantería VBCI.

    Una curiosa situación ocurrió con el último despliegue de las tropas francesas y británicas en Estonia. Resultó que el pequeño país no disponía de espacio suficiente para acomodar a los 'huéspedes'. De esta manera, el mando de las Fuerzas Armadas del país tomó la decisión de 'desalojar' a sus 600 militares de los cuarteles a un campamento de tiendas de campaña.

    Las autoridades estonias ya han calculado que la construcción de unos cuarteles adicionales les costará 38 millones de euros. Para un país con el presupuesto militar de 477 millones es una cifra muy elevada.

    Tema:
    OTAN incrementa su presencia en Europa (574)

    Además:

    El sistema Pántsir, capaz de trabajar a temperaturas extremas
    Cómo un 'matamoscas' invisible ruso puede destruir a 'enjambres de drones' estadounidenses
    ¿Una agonía sin límites? Embajador ruso revela las intenciones de la OTAN
    Etiquetas:
    vuelos, defensa aérea, reconocimiento, aviación, maniobras, OTAN, Países bálticos, Polonia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik