En directo
    El sistema BM-27 Uragán, durante los ejercicios de las unidades de artillería del 5º Ejército de las Fuerzas Armadas rusas en la región de Primorie

    El aniversario de los dioses reactivos rusos de la guerra

    © Sputnik / Vitaliy Ankov
    Defensa
    URL corto
    1302

    Hace ocho décadas, el 8 de marzo de 1937, fueron diseñados los primeros lanzacohetes múltiples, posteriormente utilizados en el legendario carro de combate Katiusha, que participó en la Segunda Guerra Mundial. Esta maquinaria fue calificada como arma de la victoria y la artillería adquirió el sobrenombre de 'dios de la guerra'.

    Inicialmente, los misiles fueron instalados en aviones y dieron cuenta de su eficacia. Sin embargo, en 1939, con el lanzamiento de nuevos proyectiles reactivos M-13 de mayor potencia y alcance, se decidió instalarlos en vehículos terrestres. Así nació el primer carro de artillería reactiva soviética BM-13, conocido como Katiusha.

    Katiusha en acción durante un combate contra los nazis alemanes (Segunda Guerra Mundial)
    © Sputnik / Arcady Shayhet
    Katiusha en acción durante un combate contra los nazis alemanes (Segunda Guerra Mundial)

    El primer combate del Katiusha tuvo lugar el 14 de julio 1941, cuando disparó contra los escalones nazis en la ciudad de Orsha. La innovadora arma soviética desconcertó al enemigo con su potencia y eficacia.

    La artillería autopropulsada Katiusha llegó hasta Berlín. La operación aglutinó 1.500 lanzacohetes múltiples.

    El primer carro de artillería reactiva soviética BM-13, conocido como Katiusha, durante el desfile de la Victoria en la Plaza Roja de Moscú
    © Sputnik / Alexandr Vilf
    El primer carro de artillería reactiva soviética BM-13, conocido como Katiusha, durante el desfile de la Victoria en la Plaza Roja de Moscú

    Tras la II Guerra Mundial, el Katiusha también participó en la mayor operación de artillería china en la guerra de Corea, así como en otros combates. La última vez que el Katiusha demostró su poderío fue durante la guerra de Afganistán, pero, durante la segunda mitad de la contienda, fue sustituida por el nuevo BM-21 Grad (Granizo, en español).

    El sistema de lanzamiento múltiple Grad, durante los entrenamientos de disparo en la región de Leningrado (imagen referencial)
    © Sputnik / Igor Russak
    El sistema de lanzamiento múltiple Grad, durante los entrenamientos de disparo en la región de Leningrado.

    Tiempo de Granizo, Huracanes y Tornados

    Después de la II Guerra Mundial, continuaron los trabajos para mejorar los lanzacohetes múltiples. Hacía falta garantizar una colocación compacta de los misiles y una alta precisión. Entonces, el 28 de marzo de 1963, el Ejército soviético recibió el BM-21 Grad (Granizo, en español), que cumplía con todos estos requisitos y también tenía un mayor alcance que el Katiusha.

    Más: Las 10 mejores armas de las tropas de Misiles y Artillería de Rusia

    El 9K51M Tornado-G es la versión más moderna del BM-21 Grad. En comparación con el modelo anterior, este cuenta con un mayor alcance y maniobrabilidad. La principal diferencia radica, no obstante, en el nuevo sistema de navegación. El uso de la navegación por satélite y el cálculo computarizado de rendimiento balístico permite que el sistema se guíe hacia el blanco de forma automática.

    El sistema BM-27 Uragán
    © Sputnik / Konstantin Chalabov
    El sistema BM-27 Uragán

    En 1975, el Grad fue reemplazado por el lanzacohetes múltiple Uragán (Huracán, en español) con proyectiles del calibre 220 mm y alcance de 35 kilómetros. El Huracán está diseñado para destruir distintos tipos de blancos: desde la infantería hasta misiles tácticos y sistemas de defensa aérea.
    El Huracán participó en su primer combate en Afganistán, ayudó en varias ocasiones al Ejército soviético y al ruso, así como a sus aliados. Se empleó asimismo durante las campañas chechenas. La última vez tomó parte en la misión para liberar la localidad de Palmira en Siria.

    Más: Rusia incorpora nuevo lanzacohetes múltiple a su Ejército

    Lanzamisiles en acción
    © YouTube / Ministerio de Defensa de Rusia
    El primer Smerch (Tornado, en español) fue producido en 1987 y, desde entonces, está al servicio no solo de las Fuerzas Armadas de Rusia, sino también de varios otros países. El lanzacohetes múltiple demostró ser eficaz durante la segunda guerra de Chechenia. También ha sido empleado por el Ejército sirio en la misión para liberar Palmira de los yihadistas de Daesh —organización terrorista prohibida en Rusia y otros países—.

    El Smerch posee las mejores características de los lanzacohetes: su alcance oscila entre los 70 y los 90 km, el tiempo de preparación del lanzamiento es de tres minutos, el tiempo de recarga ronda los 13 minutos y la precisión es entre dos y tres veces mayor que la de sus análogos. Su eficacia lo equipara a los complejos de misiles tácticos y su precisión lo asemeja con la artillería.

    Lanzacohetes múltiple Smerch
    © Sputnik / Sergey Pyatakov
    Lanzacohetes múltiple Smerch

    El lanzacohetes múltiple Tornado-S es una modificación diseñada para maximizar la automatización del disparo. Es un desarrollo del Smerch. El Tornado-S entró en servicio del Ejército ruso a finales de diciembre de 2016.

    El ingeniero jefe de la empresa rusa Splav, Nikolái Makarovets, anunció en febrero planes para modernizar el sistema Smerch con el posible uso de nuevos tipos de combustible.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El Ejército de Rusia adquirirá 700 lanzamisiles múltiples para 2020
    Los 5 Héroes de la URSS que cambiaron el curso de la historia
    Diez acontecimientos principales en el Ejército de Rusia en 2016 (vídeos)
    Etiquetas:
    lanzacohetes, Tornado-S, Katiusha (lanzacohetes), BM-30 Smerch, Uragán, Grad, Rusia