20:55 GMT +321 Noviembre 2019
En directo
    F-22 Raptor

    El secreto de los cazas estadounidenses F-22 y F-35

    © Foto : US Air Force
    Defensa
    URL corto
    111843
    Síguenos en

    No todo se sabe aún sobre los cazas de quinta generación F-22 y F-35. Se reveló que el secreto de estos aviones está en manos del personal de tierra y no de los pilotos.

    De acuerdo con National Interest, sin el mantenimiento adecuado de la superficie de los cazas, el camuflaje característico de estos aviones se degradaría con el tiempo y los dejaría vulnerables a los radares enemigos.

    "Si el piloto es detectado por el radar [enemigo], puede ser derribado. Si no lo es, entonces, puede cumplir su misión, ir detrás de las líneas enemigas y ni siquiera sabrán que estuvo allí hasta que sea demasiado tarde", afirmó Joshua Moon, mecánico responsable de asegurar de que los cazas permanezcan furtivos después de cada reparación.

    Según la publicación, la Fuerza Aérea estadounidense está siempre muy atenta al revestimiento de los cazas F-22 y su desempeño. Basado en estas informaciones, se determina adónde exactamente las aeronaves pueden ser enviadas, informó el medio.

    Según la Fuerza Aérea, el Red Flag —ejercicio avanzado de entrenamiento de combate aéreo— que se llevará a cabo en breve, es la oportunidad perfecta para poner a prueba a los cazas F-22 y sus tripulaciones, tanto en el aire como en tierra, en algunas de las condiciones más difíciles posibles.

    Además:

    El nuevo motor del caza ruso T-50 supera a sus competidores estadounidenses
    El vídeo del nuevo caza ruso siembra el temor entre los medios británicos
    El F-22 Raptor pierde su 'invisibilidad' en Siria
    “EEUU busca alcanzar a Rusia y China al resucitar el F-22”
    El 'problemático' F-35 domina los cielos… en simulaciones virtuales
    Pentágono carga su propia cruz: el F-35 no estará listo hasta 2019
    Etiquetas:
    camuflaje, avión furtivo, avión de caza, F-35, F-22, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik