En directo
    Defensa
    URL corto
    2326
    Síguenos en

    La Armada estadounidense incrementa su presencia en el estratégico punto marítimo del estrecho de Bab el Mandeb, debido al aumento de las hostilidades en las aguas yemeníes, informa Defense News.

    A raíz del ataque suicida del 30 de enero, en el que los rebeldes hutíes atacaron una fragata de Arabia Saudí en el puerto de Al Hudaydah, Washington decidió realizar un mayor despliegue para controlar las aguas yemeníes en el mar Rojo, un punto de suma importancia que enlaza el mar Mediterráneo con el océano Índico.

    Desde el 3 de febrero empezó a patrullar el área el destructor estadounidense USS Cole, contra el cual hace 17 años fue perpetrado un ataque suicida mientras se encontraba anclado en el puerto yemení de Adén. Actualmente, está previsto que al USS Cole se le una otros dos destructores, posiblemente el USS Laboon y el USS Truxtun del grupo de ataque del portaviones George H.W. Bush, los cuales podrían ser desplegados al lado opuesto del mar.

    "La Armada estadounidense mantiene una fuerza lista para el combate en el golfo Pérsico, el golfo de Omán, el mar Arábigo, el golfo de Adén y el mar Rojo con el fin de proteger el libre comercio, tranquilizar a nuestros aliados y socios y disuadir actos de agresión contra nuestras fuerzas y las de nuestros socios", aseguró Christopher Sherwood, el portavoz del Departamento de Defensa.

    Anteriormente, a principios de octubre de 2016, los hutíes llevaron a cabo un ataque con misiles contra buques de la Armada de Estados Unidos. Uno de los misiles fue interceptado por el destructor USS Mason, mientras que el otro no dio en el blanco.

    Además:

    Un destructor de EEUU abandona el mar Negro antes de lo previsto
    Destructor de EEUU sufre tercer ataque en una semana desde el territorio de Yemen
    El destructor de $4.000 millones de EEUU, obligado a regresar a su base por… una gotera
    Etiquetas:
    destructor, mar Rojo, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook