20:54 GMT +315 Diciembre 2019
En directo
    Operadores del sistema de lanzamiento de misiles nucleares

    ¿Quiénes se comprometen a lanzar misiles nucleares de EEUU? Testimonios de un oficial

    © Flickr / Commander, U.S. Naval Forces Europe-Africa
    Defensa
    URL corto
    21450
    Síguenos en

    En el estado de Wyoming, bajo tierra, se halla un búnker. Dentro del refugio hay dos especialistas. Preparados. En espera. Listos.

    "Cuando estoy de servicio, respondo por unos 10-15 misiles balísticos intercontinentales", declaró Victoria Fort en su entrevista a la publicación Scout Warrior.

    Fort es una joven que a sus 26 años ya ha alcanzado el rango de capitán y cuenta ahora con la autorización de emplear armas capaces de convertir una ciudad entera en polvo radioactivo. Si el presidente de su país da la orden, ella es quien tendrá que lanzar el proyectil. Es su deber.

    "Si tengo que elegir entre un enemigo que nos ataca y la orden de lanzar los misiles, haré todo lo necesario para proteger a nuestro país lo mejor que pueda".

    Todos los meses, los mandos militares realizan ejercicios de práctica. Mediante simulaciones, trabajan una y otra vez para, cuando llegue el momento, realizar los pasos necesarios de manera automática. Si no logran hacerlo a tiempo, no pasarán la certificación.

    Reconstrucción del búnker con el panel de control para el lanzamiento de misiles intercontinentales
    © Flickr / Sam Howzit
    Reconstrucción del búnker con el panel de control para el lanzamiento de misiles intercontinentales

    El búnker donde trabaja Fort es el epicentro de lo que hoy día llaman 'estrategia de contención'. Aunque su principio no parezca muy complejo —atemorizar al enemigo con su aniquilación para que no se le pase por la cabeza atacarte—, su realización, en la práctica, se basa en sistemas de una altísima complejidad técnica.

    Desde los tiempos de la Guerra Fría, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos fueron dotadas con la tríada nuclear, que consiste en sistemas de lanzamiento desde tierra, mar y aire. La Fuerza Aérea cuenta con un número misiles balísticos intercontinentales LGM-30 Minuteman, desplegados en tres diferentes emplazamientos militares: la base Francis Warren, en Cheyenne, donde trabaja Victoria Fort; Minot, en Dakota del Norte; y Malmstrom, en Montana. Cada base posee unos 15 silos de misiles, operados por dos oficiales desde un búnker en cada una.

    A Fort le gusta su servicio como oficial.

    "El tiempo aquí pasa de una manera extraña, porque no se puede saber si es de día o de noche".

    Sus habilidades sorprendieron a sus superiores de tal manera que la jefa de las Fuerza Aérea de EEUU, Deborah Lee James, la condecoró en 2014 con la medalla del Servicio Operacional de Contención Nuclear "por su valor en el desempeño de tareas de contención nuclear".

    Silo nuclear desde el interior
    © Flickr / Steve Jurvetson
    Silo nuclear desde el interior

    Cada año el comando de la Fuerza Aérea de EEUU realiza prácticas de competición entre los operadores de sus sistemas nucleares para determinar cuál es el mejor. Fort y su colega ganaron el concurso este año y fueron nombrados como mejor pareja.

    En todo el complejo sistema de lanzamientos, la base Francis Warren de la Fuerza Aérea realiza una tarea bastante sencilla: estar preparada para actuar a tiempo y cuando sea.

    Y Victoria Fort no es una excepción.

    "Somos el gran palo del país, como dijo [el presidente] Theodore Roosevelt. En realidad no estamos en el frente de batalla, pero los otros países no se meten con nosotros porque tenemos estas armas. En otras palabras, se trata de contención. Y nosotros los contenemos".

    Además:

    Las armas más letales de la Armada rusa
    Irán amenaza con medidas recíprocas si EEUU aprueba leyes contra su programa nuclear
    Excomandante de la OTAN considera a Corea del Norte el país más peligroso del mundo
    Etiquetas:
    misiles balísticos, armas nucleares, Victoria Fort, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik